martes 22/9/20

La Comunidad de Madrid. Desplazamientos por causas laborales y lesiones de tráfico

NUEVATRIBUNA.ES - 27.4.2010Madrid se ha convertido en una de las regiones más densamente pobladas de Europa y la primera de España. Con un 1,6% de la superficie nacional tiene cerca del 13,65% de la población española. Es la tercera aglomeración urbana de la UE y la primera de España. En cuanto a potencia económica, genera cerca del 18% del PIB nacional y el sector servicios supera el 75% de su PIB total.
NUEVATRIBUNA.ES - 27.4.2010

Madrid se ha convertido en una de las regiones más densamente pobladas de Europa y la primera de España. Con un 1,6% de la superficie nacional tiene cerca del 13,65% de la población española. Es la tercera aglomeración urbana de la UE y la primera de España. En cuanto a potencia económica, genera cerca del 18% del PIB nacional y el sector servicios supera el 75% de su PIB total. Todo ha sucedido en un plazo muy corto de tiempo, a golpe de inmigraciones, interiores y exteriores. Se ha pensado más en el crecimiento del PIB regional que en su distribución socialmente equitativa, y que en un desarrollo equilibrado y sostenible. Sin pensar en la calidad de vida que precisa la mayoría de su población: los trabajadores y los sectores sociales más débiles. Y las ciudades son lo que son sus gentes.

En las grandes áreas metropolitanas se generan las desigualdades sociales más radicales. Desde la distribución de la renta y el patrimonio hasta las desigualdades en el uso de los servicios y espacios públicos, especialmente los relacionados con la salud y el bienestar, y del aprovechamiento de las economías externas por parte de las distintas clases sociales. Se aprovechan más sus ventajas y oportunidades por parte de los que más tienen. Las desigualdades relativas son mayores y se incrementan, y por eso se perciben más lacerantes y llamativas. Así sucede también en las condiciones laborales y salariales. La elevada renta salarial media de la región esconde las escandalosas diferencias en las escalas salariales entre los gerentes y el staff, - los mejor remunerados y más numerosos del país- , y condiciones próximas al esclavismo, relacionadas con la economía sumergida y el trabajo precario.

Rapidez, intensidad e imprevisión, han dado lugar a un desenvolvimiento caótico con medidas siempre a posteriori. Los problemas de movilidad cotidianos y los de especulación inmobiliaria, ambos variables causales significativas del tema que tratamos y que se retroalimentan, son un buen ejemplo de esta situación. Es evidente también la correlación entre la distribución del poder y del espacio, y las desigualdades en la movilidad para el acceso al centro de trabajo y a los servicios de mayor calidad.

Según datos del Consorcio Regional de Transportes, en la Comunidad de Madrid se producen diariamente más de 10 millones de desplazamientos diarios, la mayoría (35%) por motivos de trabajo; y el tiempo que los madrileños dedicamos a desplazarnos a trabajar se ha incrementado significativamente en los últimos años. Han aumentado tanto las distancias recorridas como el número de desplazamientos. Todo ello ha aumentado la probabilidad de accidentes en desplazamiento con origen en el trabajo y, como los datos nos muestran, la probabilidad se ha convertido en realidad.




La ordenación del territorio, su dinámica, la distribución de los espacios residenciales y sus precios; la distribución de los espacios de actividad industrial, económica, comercial, de ocio, administrativos y los flujos de movilidad entre ellos; la configuración radial, policéntrica, o en red, etc. ; la configuración de la actividad empresarial: centralizada, descentralizada, y sus transformaciones; la expansión metropolitana y su desbordamiento más allá de sus límites administrativos, conforman la base sobre la que se levantan las diferencias también en condiciones de vida y en salud.

Madrid sigue siendo el espacio político administrativo más importante de España, lo que conlleva el más numeroso sector de funcionarios y trabajadores relacionados, directa o indirectamente, con el sector público. Igualmente el efecto sede, tanto de grandes empresas españolas como de multinacionales, supone una característica diferenciadora a la hora de analizar las condiciones laborales desiguales.
Madrid me mata deja de ser metáfora para determinados sectores y se acerca literalmente a la realidad.

Parece que la mera hipertrofia de la ciudad y su complejidad y la falta de políticas de ordenación racional de espacios, infraestructuras y transportes, configuran un panorama muy heterogéneo en las condiciones de sus ciudadanos que produce desigualdades relevantes.

Eso unido a las características específicas de la movilidad in itinere y durante la jornada en nuestra Comunidad, mantiene la resistencia a la bajada del índice de accidentalidad en desplazamientos, en comparación con la reducción del índice de accidentalidad total en un período de recesión como el actual, con descenso significativo de la población activa. Los cuadros que se acompañan pueden interpretarse así.

Gregorio Benito Batres - Analista de salud laboral.

Nota:
La fuente de datos de los cuadros procede de los Informes sobre la Situación de la Seguridad y la Salud en el Trabajo en la Comunidad de Madrid y Estadística de Accidentes de Trabajo en la Comunidad de Madrid 1995-2008, elaborado y publicado por el Consejo Económico y Social de la Comunidad de Madrid. Para ello los servicios técnicos del CES han utilizado, fundamentalmente, la base de datos oficial del Registro de Accidentes de Trabajo del Ministerio de Trabajo e Inmigración.




La Comunidad de Madrid. Desplazamientos por causas laborales y lesiones de tráfico
Comentarios