<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 04.02.2023

Junqueras votará por delegación. Y otros asuntos que se refieren a Coscubiela

HEMICICLE
1.-- Escribe el Juez Llanera: «Cualquier limitación derivada de la limitación de la libertad en la que se encuentran los investigados no puede suponer la modificación de la aritmética parlamentaria configurada por la voluntad de las urnas». Cuestión diferente, añadirá más adelante, es que «esa modificación la provoquen los diputados electos que se han marchado y permanecen en Bruselas». (La Vanguardia). Con esta dogmática jurídica el magistrado permite que Junqueras, Forn y Sànchez deleguen su voto en la sesión de investidura en el Parlament de Catalunya.
 
El Magistrado del Supremo, a mi entender, no acierta. Porque el Parlamento no es solamente un lugar donde se vota: se habla durante más tiempo que el que se dedica al hecho mecánico de la votación. Parlamentar no es sólo votar sino debatir, negociar y, por supuesto como conclusión, votar. Llanera, por consiguiente, tiene un concepto reduccionista del hecho de parlamentar. Y no somos pocos los que tenemos interés en que Junqueras, Forn y Jordi Sànchez hablen. Esto es, que expliquen qué les ha llevado a la gran rectificación: nada de declaraciones unilaterales de independencia, todo dentro de la Constitución Española. Una aclaración indispensable en el discurso de respuesta al orador que presenta la investidura. No lo podrán hacer porque seguirán en prisión. Así las cosas, queda tiznada la parte central de la argumentación de Llanera: «Cualquier limitación derivada de la limitación de la libertad en la que se encuentran los investigados…».
 
Llanera justifica su decisión de no permitir la presencia de los diputados electos encarcelados por temor, afirma, de que se provoquen desórdenes y alborotos. Un razonamiento peregrino. No hace falta ser excesivamente lince para intuir que eso no es lo que conviene a los detenidos ni a sus formaciones políticas. Claro, la presencia de ellos acudiendo al Parlament provocaría una nueva exhibición de músculo movilizador, pero me atrevo a decir que los gritos no llegarían al río.
 
2.--  En menos de dos meses ha caído la clave de bóveda de la estrategia independentista. Personalidades importantes se han desdicho ante el Tribunal Supremo del método empleado por el procés, del que fueron principalísimos protagonistas. Todos ellos, además, son –o hasta ahora han sido--  dirigentes del PDeCAT y de ERC. Han enviado al baúl de los recuerdos la declaración unilateral de independencia y el dribiling de la Constitución…
 
Cada cual intenta gestionar su biografía a su propia conveniencia. La auto rectificación que todos ellos han hecho ante el Tribunal Supremo tiene una enorme importancia porque se trata, como hemos dicho más arriba, de personas principalísimas en la vida política catalana; y porque el conflicto mayúsculo que han protagonizado ha puesto en vilo a toda la sociedad catalana y española. De ahí que la auto rectificación se trate de un asunto público, político. O sea, va más allá de la gestión personal de la propia biografía de todos aquellos que se han retractado. Por ello les es exigible dar públicas explicaciones. No sólo a sus parciales, sino a toda la ciudadanía. Pues las consecuencias de los actos de tales dirigentes han afectado gravemente a todos. Es una situación que tardará décadas en remontarse.
 
Es lógico, pues, que nos preguntemos si esta gran rectificación es la consecuencia de un razonamiento intelectual o de qué. Mi arriesgada respuesta es que no obedece a una lógica intelectual, sino a una consideración de auto defensa para salir de la cárcel. Ciertamente, es legítimo pero la ética de quienes lo han hecho ha quedado a la altura del betún. En todo caso, gente habrá –y no serán pocos--  que se felicitará de la astucia de los que organizaron una intemerata que todavía dura.
 
3.--  El discurso del procés no sólo ha perdido fuerza. De hecho, ha quedado malparado tras la rectificación –«il grande rifiuto», diría Dante Alighieri— de una serie de voces del independentismo. El «todo dentro de la Constitución» lo redimensiona todo. Para seguir cacareando ese gallo necesita otro plumaje. Pero eso no se lo podremos oír a Junqueras y a Sànchez en el Parlament. La miopía de Llanera lo ha impedido hasta ahora.

Nota final.--  Que ciertos sectores del independentismo están hechos polvo lo demuestra el twitter de ese Jordi Turull, avinagrado ex portavoz del Gobierno de Puigdemont. Comoquiera que el hombre está tiritando de desorientación sólo se le ocurre arremeter contra Joan Coscubiela: «@jcoscu Sort i encerts en la teva nova etapa ara que deixes de ser diputat. Segur que a la FAES valoraran la teva expertesa i l’IBEX35 la teva lleialtat». Turull: «de te fabula narratur». O, lo que es parecido: por la boca del twitter muere el pez.

Junqueras votará por delegación. Y otros asuntos que se refieren a Coscubiela