#TEMP
martes. 05.07.2022

Huida de verano

NUEVATRIBUNA.ES - 9.8.2009...en una loca carrera, tratando de alejarse del acoso a que le está sometiendo, con tenacidad y eficacia, su propia realidad. Y lo está haciendo con tanta intensidad, que esa realidad, como casi siempre, supera a cualquier ficción imaginable y la huida empieza a ser un espectáculo a medias entre la cinta homónima del mítico Sam Peckinpah y una película de los Hermanos Marx.
NUEVATRIBUNA.ES - 9.8.2009

...en una loca carrera, tratando de alejarse del acoso a que le está sometiendo, con tenacidad y eficacia, su propia realidad. Y lo está haciendo con tanta intensidad, que esa realidad, como casi siempre, supera a cualquier ficción imaginable y la huida empieza a ser un espectáculo a medias entre la cinta homónima del mítico Sam Peckinpah y una película de los Hermanos Marx. Aunque quizás en los duermevelas de Rajoy, más bien lo que le está ocurriendo a su partido se le aparezca como una pesadilla a lo Lovekraft en el que la masa hedionda de la corrupción se desliza y expande, penetrando por todos los rincones de las administraciones que gobierna o ha gobernado el PP.

La trama Gürtel ni tan siquiera troceada se desvanece, antes bien, cada porción parece cobrar vida propia y crecer más y más. La sección madrileña no cesa de engordar y además de alcaldes, diputados regionales y consejeros de Aguirre, ya se ha tragado al tesorero Bárcenas, a Galeote y a Merino. Incluso la parte valenciana, apenas recobrado el aliento tras el maratón de Trillo para frenar a cualquier precio el juicio a Camps y los suyos, amenaza con volver a arrancar a partir de los recursos anunciados ante el Supremo. Por otra parte, el montaje de auto – espionaje en Madrid va dejando al descubierto las pugnas internas de poder entre Sol y Cibeles complicándose más y más, conforme los implicados van “cantando” ante el juez. Pero además es que lo de Baleares ha experimentado una eclosión modelo gripe H1N1, multiplicándose exponencialmente el número de altos cargos del anterior Gobierno de Matas, investigados, imputados, detenidos y procesados por orden judicial.

La huida descontrolada, haciendo mucho ruido y mucho humo para que el enemigo se despiste, como Steve Mac Queen y Ali Mac Graw en el filme de los setenta, es lo que están haciendo la Cospedal y Montoro: otra vez la pirotecnia de la crispación para ocultar sus vergüenzas. Ahora ya no se trata de culpar al Gobierno de connivencia con ETA (aunque algún amago ha hecho Cospedal), desactivada la AVT hasta el momento que sea preciso, ni de ocultar la “verdá” del 11-M, la estrategia de la tensión da un salto cualitativo: la conspiración universal contra el PP. Sus teles, periódicos y radios rezuman tertulianos perspicaces que captan a la primera la consigna y desmenuzan ante el público la inmensa trama dirigida a destruir a la oposición con cientos de infiltrados, durmientes y traidores, dispuestos a minar el incorruptible cuerpo popular, mientras el pérfido Rubalcaba envía a sus hordas de espías, policías y guardias civiles a hacer la tarea sucia, que luego una banda de jueces a sueldo, con el Gran Garzón a la cabeza van a explotar convenientemente.

A sus fieles les encanta, los peones negros o azules se ponen en movimiento en pueblos y ciudades, inundan los “chats”, hablan aquí y allá, aplauden a la salida de los tribunales, jalean a los presuntos. ¡Señoritos en los calabozos, hasta ahí podíamos llegar! Y Pedrojota, como siempre, marca la pauta y el objetivo: dar la vuelta a la tortilla, que la corrupción propia se convierta en martirio y las peleas internas en acoso, la víctima siempre induce a compasión y el culpable de todo es Zapatero, malo entre los malos, astuto y sagaz como aquel Fu Man Chú de nuestras películas infantiles, de cines de verano al aire libre que ya no existen. Ficción para distraer a la gente en este agosto de agua y fuego, según donde se esté. Para escapar de ellos mismos y de paso ocultar lo que de verdad les pone de los nervios: que los brotes verdes de la economía no se secan y quedan aún casi tres años para las próximas elecciones generales.

Pedro Díez Olazábal participó en la fundación del Sindicato de Enseñanza de CC.OO y ha estado siempre vinculado a los movimientos sociales. Ha desempeñado los cargos de Alcalde de Arganda del Rey, diputado de la Asamblea de Madrid y Vicepresidente Tercero, portavoz en la Comisión de Medio Ambiente y Presidente de la Asamblea de Madrid.

Huida de verano
Comentarios