viernes 13.12.2019

Horror en Pakistán. 7 de Octubre: Jornada Mundial por el Trabajo Decente

La semana pasada se han producido terribles incendios en algunas fábricas de la industria de la moda en Pakistán, fábricas proveedoras de marcas internacionales del sector.

La semana pasada se han producido terribles incendios en algunas fábricas de la industria de la moda en Pakistán, fábricas proveedoras de marcas internacionales del sector. Las noticias concretas que nos han llegado a través de la Federación Sindical Internacional, IndustriALL Global Union, informan del incendio en Ali Enterprise, fábrica del vestido en Karachi, donde han fallecido 290 trabajadores, y Golden Shoes, fábrica de calzado de Lahore, donde los muertos han sido unos 25. El número de heridos es muy superior, así como el de trabajadores que se han quedado sin trabajo.

Como resultado de las pésimas condiciones de trabajo, entre ellas las de seguridad, muchas veces sin salidas de evacuación claras o de imposible utilización por la acumulación de material, incluso inflamable, no son los primeros incendios con similares consecuencias Muchos de los trabajadores han fallecido como consecuencia de las avalanchas y la asfixia que provocan los incendios. Es ésta una cuestión examinada en las auditorías de cumplimiento de los Códigos de Conducta de las empresas multinacionales, y de fácil diagnóstico. Pero el drama se repite.

Ahora desde nuestra Federación Sindical Internacional, también desde la OIT, se plantean diversos objetivos inmediatos: determinar las causas de los incendios y de las avalanchas, la corrección inmediata de las mismas en estas y en las demás fábricas, la indemnización de los heridos y de las familias de los fallecidos, así como nuevos puestos de trabajo para los supervivientes. Y que las instituciones y patronales pakistaníes se impliquen y comprometan en estas soluciones, junto con las multinacionales y las marcas que allí fabricaban sus productos.

Estas cuestiones han sido uno de los componentes de la intervención sindical en las redes de producción de los sectores de la industria de la moda. Una de las primeras ocasiones en la que intervinimos FITEQA CCOO de forma directa fue en ocasión del hundimiento de la fábrica Spectrum Garments Ltd. en Savar (Bangladesh) en 2005. De aquella experiencia arrancó una política de indemnizaciones y de prevención que sigue siendo una importante referencia. En estos momentos en Bangladesh, IndustriALL Global Union ha promovido, junto con diversas organizaciones entre las cuales destacan la OIT y la ONG Clean Clothes

Campaign, un proceso para establecer una práctica de prevención y corrección permanente ante los incendios de fábricas textiles en ese país. En el marco de esta práctica sindical y su vinculación a todos los ámbitos implicados, es de destacar la convocatoria por la oficina de la OIT en España, el 18 de septiembre por la mañana en el CES, un importante y novedoso acto sobre la política de RSC en las cadenas de producción de las multinacionales del vestido españolas, Inditex y Mango en particular.

Un acto en el que las empresas, las Federaciones Sindicales y la Organización Internacional del Trabajo, profundizaremos en las soluciones adoptadas para cumplir con las normas fundamentales del trabajo y los convenios de la OIT, conscientes de que sólo la extensión de los compromisos de Responsabilidad Social a todas las multinacionales de todos los países y sectores económicos, promoviendo y verificando su cumplimiento en toda su cadena de producción propia y sus proveedores en todos los países, puede impedir que se produzcan tales catástrofes.

Porque los incendios de Pakistán constituyen no sólo un drama para los trabajadores y las familias directamente afectados, sino una terrible señal de alarma para que el mundo empresarial y sindical, las instituciones, toda la sociedad, asumamos como propios estos problemas, unos problemas que son expresión también de la globalización. Asumirlos para avanzar en la afirmación de la necesaria globalización de todos los derechos, entre ellos los derechos básicos del trabajo, sus condiciones y su seguridad.

Para exigir estos derechos para todos los trabajadores y trabajadoras del mundo, para combatir por el Trabajo Decente, para decir ‘Stop al trabajo precario’, y para decir nunca más horrores como los vividos en Pakistán, están los actos y movilizaciones del 7 de Octubre convocados en todos los países. Una Jornada Mundial que es expresión de la máxima solidaridad cuando los trabajadores de los países más desarrollados hacen suyos la defensa de la libertad sindical, el trabajo con derechos, la seguridad y el respeto, para todos los trabajadores y trabajadoras del mundo. 

Horror en Pakistán. 7 de Octubre: Jornada Mundial por el Trabajo Decente
Comentarios