lunes. 24.06.2024

GPS para ZP ¿Me recibe?

NUEVATRIBUNA.ES - 23.5.2010...desde la alternancia entre Cánovas y Sagasta o, en fechas más recientes, desde las ruedas de prensa sin traducción simultánea de don Manuel Fraga.
NUEVATRIBUNA.ES - 23.5.2010

...desde la alternancia entre Cánovas y Sagasta o, en fechas más recientes, desde las ruedas de prensa sin traducción simultánea de don Manuel Fraga. Así, a los pocos días de decretar las ‘frigopensiones’, el mismo presidente, o al menos se le parecía mucho excepto en ese optimismo que ahora se asemeja más a Bin Laden porque no lo acaba de encontrar, aseguraba que se congelarían salvo que la inflación subiera más del 1%.

Uno, por no coincidir con la derecha, rehúye achacar estos despistes a la improvisación mas cuesta creer que este detalle, de haberlo sabido él mismo, no lo hubiera especificado en el Congreso de los Diputados el día de autos. Una cosa es que uno se reduzca el sueldo a sí mismo y otra que, con carácter preventivo, se le quiten de inmediato las ganas de trabajar. Eso me puede pasar a mí, pero en él no concibo tal irresponsabilidad. Por tanto no es descartable que esa revisión de la nómina de los jubilados le sobreviniera mientras removía los cereales del desayuno. Cosa de mayor enjundia es ese impuesto para millonarios que igual se implanta. O no. O vaya usted a saber.

Chaves, que con tal de que no le supriman su ministerio hasta es capaz de decir algo aunque sea para llevar la contraria a Salgado, sí lo quería. La ministra de Economía no, ni Sebastián (que ese día se pronunció ya que no jugaba el Atleti ninguna final) tampoco. Se intuye que la titular de Innovación estaría en el mismo bando no tanto por reparo ideológico como por afectación personal. Qué sí. No le den más vueltas. Hay una ministra de Innovación.

Menos mal que de este cenagal emergió de nuevo la luz de Zapatero para poner a todos en su sitio. Sobre todo a los ricos que con él estarán donde siempre han estado. Faltaría más. Aunque ya se sabe que si falta ya están los pensionistas y los empleados públicos. Ni preocuparse. Decía que fue él quien zanjó el conflicto con ese proverbial aplomo con el que igual te jura que no hay crisis que te exprime a causa de ella. Por lo visto no es el momento. Es decir, un ‘esta noche no cariño que me duele la cabeza’, pero con visión de Estado.

Hasta para un zoquete sería muy sencillo replicar que cómo es posible que no sea oportuno aplicar un impuesto a los millonarios y sí lo sea no subir las pensiones, pero no lo voy a hacer ¿O ya lo he hecho? Seguro que esto es un simplismo propio de quién cree que el sentido común, pese a no ser una exigencia de la Unión Europea, debería regir también a la hora de gobernar, pero está visto que uno no está predestinado a ser nombrado ministro.

Y, finalmente, si mucho indigna este recorte social no menos que se trate de envolver, con fines analgésicos, en el papel de celofán de la emotividad. Que antes de aplazar sin fecha ese presunto impuesto para quienes más tienen se diga que el presidente lo siente más que nadie o que Bono, después de conocerse la radiografía de su patrimonio, diga que es tiempo de sangre, sudor y lágrimas (¿tendrá que cambiar los caballos por ponys en su negocio hípico?) invita a pensar que ya que no se atreven a tocar los tributos a algunos ya podrían abstenerse de tocar los a(impuestos) a la mayoría.

Germán Temprano es escritor y periodista

JAULA DE GRILLOS

GPS para ZP ¿Me recibe?
Comentarios