#TEMP
martes. 09.08.2022

Gases Nobles: Los dáctilos de Gallardón

NUEVATRIBUNA.ES - 25.9.2009El próximo 27 de septiembre, si la autoridad no lo impide, y no lo impide porque lo promueve, se celebrará un acto en Madrid llamado “Día de la Corazonada” o “Tontos Hasta el Último Minuto”, según quien lo nomine.
NUEVATRIBUNA.ES - 25.9.2009

El próximo 27 de septiembre, si la autoridad no lo impide, y no lo impide porque lo promueve, se celebrará un acto en Madrid llamado “Día de la Corazonada” o “Tontos Hasta el Último Minuto”, según quien lo nomine.

La web del Ayuntamiento de Madrid anima a participar en dicho evento para “formar el mayor mosaico humano jamás realizado en apoyo de la candidatura olímpica”, advirtiendo que “cada una de las personas que acuda recibirá una cartulina que deberá sostener durante un momento para la fotografía” e informando que “los asistentes a esta histórica jornada recibirán un regalo y podrán hacerse fotografías conmemorativas” y “la Cibeles será un espacio lúdico con malabaristas, maquilladores de cara , zancudos, etc...” y, encima, “ a las 20,30 David Bisbal presentará su nuevo álbum”.

Este acto, para su convocatoria y divulgación, está teniendo una campaña informativa y publicitaria (de pago) sin precedentes y, pondrá Madrid, de nuevo, patas arriba dicho día.

Toda vez que desde el célebre informe del COI de semanas atrás, las posibilidades de nuestra ciudad de ser sede olímpica en 2016 son prácticamente inexistentes y Gallardón lo sabe, o cuando menos lo intuye; este ponerse la venda antes de la pedrada, tan caro y patético, constituye, según esta porteña escéptica, el primer escalón del argumentario exculpatorio de nuestro pésimo Alcalde; pero no por las obras permanentes y vitalicias, la alevosa reimplantación de la tasa de basuras, los desmedidos impuestos municipales, la in movilidad permanente y la eterna deuda municipal que ha generado, sino por haber alentado expectativas y corazonadas que sabía inciertas.

Podrá decir el 3 de octubre, ante el Rey, Zapatero y próceres muchos y varios que “asumiendo toda la responsabilidad, faltaría mas, me siento emplazado junto a la práctica totalidad de los madrileños y madrileñas que en las calles demostramos, bla, bla, bla... a perseguir la ilusionante certeza de Madrid 2020. Al tiempo.

Tengan en cuenta los asistentes a la corazonada, sobre todo políticos de la oposición municipal y sindicalistas y artistas todos que pudieran sumarse en 2011 a “los abajo firmantes” para cambiar de alcalde, no exagerar el gesto, pintarse la cara o exhibir pañuelos y corbatas en tan magna ocasión, que ya lo advierten: habrá fotografías.

Recordar, por otra parte, que los dáctilos según la mitología hijos y seguidores de la diosa Cibeles eran expertos en trabajar los metales, y aunque en la corazonada se ocultará a su Diosa bajo una lona plástica con logotipo olímpico, podrían, ojalá, escapar por los pliegues y corres a “varillazos” a los asistentes, respetando solo a niños y ancianos.

Y ¿si nos dan la Olimpiada?. Pues peor.

Mirlyna Moreno - Periodista

Gases Nobles: Los dáctilos de Gallardón
Comentarios