lunes 29/11/21

Eurodebt: ¿solución para evitar los ataques especulativos a la deuda pública?

Si los gobiernos europeos quisieran afrontar de forma solidaria la especulación contra la deuda lo podrían hacer. Es más, sería un deber moral hacerlo, dado que el Banco Central Europeo mantiene a los países más débiles a merced de los especuladores. Es difícil comprender lo que está sucediendo.

Si los gobiernos europeos quisieran afrontar de forma solidaria la especulación contra la deuda lo podrían hacer. Es más, sería un deber moral hacerlo, dado que el Banco Central Europeo mantiene a los países más débiles a merced de los especuladores. Es difícil comprender lo que está sucediendo.

Frente a esta parálisis propongo algo que seguramente habrá sido valorado y analizado por la Comisión Europea pero que hasta el momento creo que no se ha propuesto públicamente: la creación de una “serpiente de deuda pública de la eurozona” (que podría llamarse EURODEBT), y que funcionaría a imagen y semejanza de la “serpiente monetaria” que en su día se implantó en la UE, y que fue la antesala de la moneda única. La creación de un mecanismo como EURODEBT sería una demostración de la firmeza del Eurogrupo, y de su voluntad de implantar un sistema económico europeo justo y solidario, frente a la situación actual en la que los países ricos se están beneficiando de la crisis que sufrimos los menos ricos. Se ha publicado que la crisis de la deuda ha supuesto unos ingresos extraordinarios a Alemania de alrededor de 80.000 millones de euros (Vicenç Navarro). Una Unión insolidaria no puede ser viable ni económica ni políticamente.

Sería técnicamente posible y políticamente saludable definir un índice de los intereses de deuda pública de los países del EURO, un índice parecido al EURIBOR que, como he dicho antes, podría denominarse “el EURODEBT”. Éste consistiría en una media ponderada de  las  tasas de  interés  a  las  que cada día colocan la  deuda en  las subastas del tesoro los países del EURO. En base al EORODEBT se determinaría una serpiente de deuda pública, una banda de oscilación de los intereses de deuda pública de los países del euro, que no podría  ser rebasada por ningún país. Por lo tanto, para que esto se cumpliera se debería crear un mecanismo solidario mediante el cual los países que tienen unos intereses sobre su deuda demasiado bajos (por ej. Alemania) compensarían a los países que tienen que soportar unos intereses excesivamente altos (por ej. España).

En el año 1978 se implementó en la Comunidad Económica Europea la Serpiente Monetaria, que fue la antesala del Euro. Se definió un índice de monedas nacionales, el ECU (Unidad de Cuenta Europea, siglas en inglés) y una banda de oscilación máxima de la paridad de cada país con respecto a ese índice. Ahora se podría hacer algo similar con los intereses de la deuda pública.

 Esta  serpiente  de deuda pública de los países del euro podría ser la antesala del  EUROBONO. Tendría  las siguientes ventajas: primero, con el mecanismo de compensación de intereses de deuda pública cada país respondería del pago de su deuda; no se mutualiza el pago, algo que preocupa tanto al populismo alemán, que los “austeros” del norte avalen la deuda pública de los “manirrotos” del sur. Segundo, es más eficiente y equitativo. El enorme diferencial de intereses de deuda pública no está en absoluto justificado por la solvencia o insolvencia de los países (aunque la opaca y, a mi entender, poco equitativa e ineficiente política del gobierno del PP ha aportado su granito de arena). La crisis de la deuda pública es fruto, sobretodo, de la especulación pura y dura.

El EURODEBT supondría una relativa compensación de intereses entre países, y evitaría que los intereses de deuda pública ahogasen a los países cuya economía es más débil, como España, Grecia o Portugal y, en el extremo opuesto, evitaría un excesivo gasto público en Alemania. Además, algunos países no se beneficiarían tanto de la especulación en contra de los otros. Y ya sabemos quienes son los unos y los otros. Finalmente, seguro que el EURODEBT sería más trasparente que el EURIBOR. Un mecanismo de compensación entre países no es difícil de implementar, sólo hace falta voluntad política, algo de lo hasta el presente ha carecido la Unión Europa.

Eurodebt: ¿solución para evitar los ataques especulativos a la deuda pública?
Comentarios