#TEMP
lunes. 08.08.2022

España vista desde Brasil (y 2)

NUEVATRIBUNA.ES - 3.9.2009...Es una gozada oír en los aeropuertos la información de vuelos y demás en español, después del portugués como idioma oficial. Independientemente del interés geoestratégico de Brasil por la zona de influencia hispana donde se encuentra, desde el punto de vista de la globalización es muy importante esta decisión para quienes utilizamos el castellano como lengua de comunicación.
NUEVATRIBUNA.ES - 3.9.2009

...Es una gozada oír en los aeropuertos la información de vuelos y demás en español, después del portugués como idioma oficial. Independientemente del interés geoestratégico de Brasil por la zona de influencia hispana donde se encuentra, desde el punto de vista de la globalización es muy importante esta decisión para quienes utilizamos el castellano como lengua de comunicación. Piénsese que la tomó Brasil nada menos que en el continente americano, zona preferencial de influencia de los Estados Unidos y postergando el uso del todo poderoso inglés.

No se puede escribir de Brasil sin mencionar la música. Allá donde se vaya, la compañía de la música es una constante. Eso lo observa cualquiera. Ahora bien, siempre es música brasileira. En los cd de los coches, en casa, en la radio o la televisión, muy rara vez se escucha en otro idioma y las pocas veces que eso ocurre es en español (por la salsa) y después en inglés. Es tan distinto a lo que pasa aquí, donde la colonización cultural de todo lo inglés (películas, telefilms, música, etc.) nos abruma que llama la atención por inusual. Por encima de razonamientos más sesudos, al menos para mí es algo relajante y me atrevería a escribir que liberalizador.

Y unido a la música no puedo olvidar la alegría, las ganas de vivir. Evidentemente no todo el monte es orégano. Si salimos de los tópicos, al igual que España ya no es un país de charanga y pandereta, de toros y folclóricas, en Brasil debajo de la alegría hay mucha desigualdad, tristeza, frustración y hasta violencia. Es cierto. Pero no sé como se las arreglan para ocultarlos en lo más profundo de sus entrañas y dejar a la vista las risas, los besos, el amor y, como no… la cerveza.

Esa forma de ser les lleva a la tolerancia, a vivir y a dejar vivir. No tienen esa inquina, esa intransigencia tan europea, tan española, de estar siempre con la escopeta cargada. Esa actitud de enfocar la vida que tenemos, de mirarla siempre con el colmillo retorcido, con la faca en una mano y el ataque sin piedad en la mente (no vaya a pensar algún malintencionado que estoy escribiendo sobre el P.P.) no se encuentra allí. He hablado mucho sobre el asunto y la explicación se debe a que son un país, como toda América, relativamente joven y no están hartos de Historia y de guerras seculares.

Para relajar un poco la mente no quiero acabar sin destacar un aspecto más vanal: la moto-taxi. Por la permisividad del clima y el nivel económico, hasta en los pueblos más pequeños se encuentra este medio que implantado en España podría ayudar al transporte y las economías de muchos ciudadanos.

José Luis Egido es periodista.

España vista desde Brasil (y 2)
Comentarios