#TEMP
sábado 28/5/22

En boca escarchada no entran moscas

A Mariano le ha venido bien el temporal de nieve. Dicen que congelado dura uno más. Se supone que incluso como candidato. Yo creo que ni así se le arregla la cosa. En esta espiral de modernidad de la derecha, sin precedentes desde los tiempos en que Fraga gastaba bombín allá en London, ha designado a Mayor Oreja para demostrar a Europa que eso de la renovación va muy en serio aunque parezca una broma. Mayor es un valor seguro.

A Mariano le ha venido bien el temporal de nieve. Dicen que congelado dura uno más. Se supone que incluso como candidato. Yo creo que ni así se le arregla la cosa. En esta espiral de modernidad de la derecha, sin precedentes desde los tiempos en que Fraga gastaba bombín allá en London, ha designado a Mayor Oreja para demostrar a Europa que eso de la renovación va muy en serio aunque parezca una broma. Mayor es un valor seguro. Por ejemplo es seguro que aburre a las ovejas. Por tanto eliminas el riesgo de que lo laminen en un debate de televisión como a Manuel Pizarro. A los diez segundos de su primera intervención cambias de canal a no ser que antes no hayas humillado sobre el cojín de ganchillo.

Menos mal que siempre quedan las jornadas de Faes para despejarse la cabeza que no es lo mismo que el cerebro ya que éste no es requisito imprescindible para asistir a los cursos. Más ahora que para amenizarlas aún más si cabe su gurú más exótico ha fichado a María San Gil. Por eso y por magrearle el apéndice nasal a Mariano que tardó tantas horas en rogarle de hinojos que se quedara con él, total para nada, como minutos tardó Josemari en persuadirla para que se fuese a ese paraíso de la intelectualidad liberaloide.

Hay que entenderlo. Si antes era un seductor qué decir ahora que es políglota y luce con desenfado esos bucles y esas juveniles pulseritas. No me extraña que, a su lado, doña Ana se inspire tanto como para legar a la Humanidad alguna cita que deja las de Confucio a la altura de los chistes de Arévalo. “Es invierno y en invierno nieva”, ha asegurado la concejala madrileña con ese aplomo propio de los elegidos para la gloria. Cuánta sabiduría tan poco reconocida ¿A qué espera la cátedra de Meteorología de la Universidad de Georgetown?
Con estas travesuras del empleado de Murdoch, estamos ante un claro ejemplo del ‘ñiki ñiki’ de toda la vida, entendido como onomatopeya de la perforación del globo ocular, que Mariano, hombre tan paciente que no tiene prisa alguna por perder por tercera vez unas elecciones, lleva con una resignación cristiana que para sí la quisiera Rouco. Por cierto, a monseñor no se le vio en la manifestación contra el genocidio de Gaza. Debe ser que esa lección no está incluida en Educación para la Ciudadanía. Una de tres. O no fue o tuvo que esperar en la sacristía al de la mistela o el pañuelo palestino le camuflaba hasta la mitra y pasó desapercibido. Ya es raro la verdad.

Por supuesto tampoco estuvo nadie del PP. Es una pena que la culpa de esta barbarie no sea de Magdalena Álvarez porque, en ese caso, le iban a decir cuatro cositas. Es posible que una ministra deba dimitir por un caos aeroportuario. Lo que resulta más bizarro es que no se diga nada de un gobierno que masacra día sí y día también a cientos de inocentes. Rajoy, a estas alturas de liderazgo, debería saber que las relaciones internacionales van más allá del municipio de Vilagarcia de Arousa. O eso o que quien calla otorga.

A quien también le ha venido de perillas este frío insoportable es a Espe. No lo digo porque le haya sacado mayor rendimiento a los calcetines sino por su rapidez en volcar todos los marrones del caos a las hordas socialistas. No funcionó nada. Fue culpa de todos, pero ella desenfunda más rápido. Y eso que lo que se colapsó fue Barajas que si llega a ser Telemadrid se va a Moncloa con el kimono y le pone tibio a ZP. Con esas cosas no se juega.

Germán Temprano
Escritor y periodista

En boca escarchada no entran moscas
Comentarios