#TEMP
martes. 28.06.2022

Elecciones en Navarra: Una parrilla totalmente renovada

nuevatribuna.es | 08.02.2011Por un lado, el espacio conservador y de derechas se presenta seriamente escindido. UPN es en la actualidad el partido mayoritario, con 22 escaños sobre 50 del hemiciclo foral; a los que hay que sumar los 2 del CDN que con toda probabilidad no concurrirá por sí solo a las elecciones.

nuevatribuna.es | 08.02.2011

Por un lado, el espacio conservador y de derechas se presenta seriamente escindido. UPN es en la actualidad el partido mayoritario, con 22 escaños sobre 50 del hemiciclo foral; a los que hay que sumar los 2 del CDN que con toda probabilidad no concurrirá por sí solo a las elecciones. La aparición del PP como nuevo partido y como fuerza emergente arañará un buen número de escaños a UPN que seguirá siendo la fuerza mayoritaria pero con mucha menos fuerza que la actual.

Otro espacio electoral es el nacionalista que hace cuatro años concurrió en solitario con las siglas de Nafarroa Bai (Nabai), dado que a la autodenominada izquierda abertzale le fue anulada su lista electoral. Se convirtió en la segunda fuerza más votada, con 12 escaños de 50. En este caso, una parte pequeña de Nabai, Batzarre, se ha coaligado con IU. Por otra parte, EA muestra resistencias a permanecer en esa coalición, dado que han apostado por un acercamiento estratégico con la izquierda abertzale. Por tanto, lo previsible es que concurran dos opciones nacionalistas vascas, además de la segregación de Batzarre. Ello llevará a repartirse los votos. Necesariamente, la segunda fuerza también se debilitará electoralmente.

El espacio de la izquierda ciudadana y progresista también presenta alguna novedad. La ya comentada nueva coalición electoral IU-Batzarre, que competirá con el espacio de Nabai y buscará atraer voto de castigo hacia el PSOE. Hace cuatro años, IU obtuvo dos escaños. El tercer partido más votado es el PSN-PSOE, con 12 escaños. Este partido en Navarra ha reforzado su discurso político de cambio y su voluntad de liderazgo del progresismo. La opción Equo no parece que esté animada a concurrir en estos comicios.

Así pues, tres bloques que han experimentado muchos cambios. El conservador actualmente con 24 escaños; el nacionalismo vasco con 12 escaños y una opción ilegalizada y finalmente, el progresista y de izquierdas con 14 escaños a la que ahora se le suma una opción proveniente de Nabai.

Las encuestas sociométricas dan una importante pulsión de cambio expresada por más del 60% de los encuestados. Entre otras cosas, porque el gobierno de UPN lleva más de 15 años y la crisis castiga a todos los gobiernos. Hace cuatro años, el mandato del PSOE impidiendo a sus correligionarios navarros llevar a cabo el acuerdo logrado entre PSN-Nabai e IU se saldó con un Gobierno UPN-CDN. En estos momentos, es difícil que se vuelva a producir ese veto pero también que se vuelvan a repetir esas condiciones.

En cualquier caso, el peligro estriba en que el bloque conservador y de derechas obtenga la mayoría absoluta; están en la actualidad a dos escaños de lograrlo. Si no se produjera este resultado, el espacio de la izquierda progresista tendrá mucho juego político y mucho que decir en la configuración del nuevo gobierno. En definitiva, mucha incertidumbre, mucha curiosidad política en una pequeña Comunidad Foral con fuertes y diversas identidades colectivas. A nuevos factores políticos nuevos productos. Esperando que eso nuevo que se anuncia sea una oportunidad para la influencia del espacio político de la izquierda y progreso.

Félix Taberna | Sociólogo | Miembro de la Plataforma Cívica “ No digas que no se puede”

Elecciones en Navarra: Una parrilla totalmente renovada
Comentarios