#TEMP
sábado 28/5/22

El sistema financiero y la lucha antiguerrillera en Colombia: ejemplos de la perversión de algunos sistemas de incentivos

"Las instituciones financieras deberán promocionar las acciones que sean necesarias, a través de un esfuerzo voluntario o una acción regulatoria, para evitar esquemas de compensación con recompensas excesivas para retornos a corto plazo o riesgos elevados", esto ha dicho el G-20 (+2) reunido en Noviembre en Washington.

"Las instituciones financieras deberán promocionar las acciones que sean necesarias, a través de un esfuerzo voluntario o una acción regulatoria, para evitar esquemas de compensación con recompensas excesivas para retornos a corto plazo o riesgos elevados", esto ha dicho el G-20 (+2) reunido en Noviembre en Washington. Y ha añadido: "El FMI y el FSF ampliado y otros reguladores y órganos deberán desarrollar recomendaciones para atenuar las políticas procíclicas, incluyendo, bancos de capital y retribuciones de ejecutivos."

Es decir, en roman paladino, que deben ponerse limites a los sistemas de incentivos a directivos empresariales que han supuesto, por ejemplo, que el principal directivo de Lehman Brothers haya cobrado una media de 33 millones de $ anuales durante los últimos catorce años, consiguiendo, tras esa dilatada carrera llevar a la quiebra a ese importante banco de inversión, tras 158 años de existencia.

Este es un claro ejemplo de como los sistemas de incentivos, ampliamente desarrollados en los últimos años, pueden resultar fatales cuando el objetivo al cual se vinculan es incorrecto.

En muchas empresas ha sido el todo vale con el objetivo de incrementar su valor en bolsa, incluyendo ocultar información, maquillar los balances, etc.., bajo la premisa de que su cotización bursátil no solo debía recoger su valor actual, sino también las expectativas futuras, algo intangible en si mismo.

Pero llama la atención en la prensa de los últimos días que paralelamente a estas informaciones haya salido otra en relación a los errores que se cometen en las políticas de incentivos, aunque esta última con resultados mucho más macabros.

El gobierno colombiano diseñó un sistema de incentivos en la lucha contra la actividad guerrillera: Cuantas más muertos causaran los militares colombianos a los guerrilleros mayores serían sus salarios.

El resultado ha sido que algunos militares colombianos, no uno, ni dos, tambien han optado por el todo vale, y han decidido cobrar la recompensa, hubiera bajas en la guerrilla, o no. Si no había guerrilleros muertos se fabricaban: secuestrando y asesinando a jóvenes marginales.

Las cifras que manejan algunas ONGs son espeluznantes: más de dos mil posibles asesinatos para cobrar la "prima de productividad".

Bruno Estrada López
Economista

El sistema financiero y la lucha antiguerrillera en Colombia: ejemplos de la...
Comentarios