jueves 09.04.2020

El Rey en la India

“Porque no te callas”. Esta frase se hizo famosa y dio la vuelta al mundo encabezando muchas portadas de periódicos. Fue dicha por el Rey de España que en su condición de Jefe de Estado dirigió a un mandatario iberoamericano, en concreto al Señor Chaves, jefe del gobierno Venezolano, por cierto por voluntad democrática de los ciudadanos y ciudadanas de aquel país, en una cumbre de mandatarios iberoamericano.

“Porque no te callas”. Esta frase se hizo famosa y dio la vuelta al mundo encabezando muchas portadas de periódicos. Fue dicha por el Rey de España que en su condición de Jefe de Estado dirigió a un mandatario iberoamericano, en concreto al Señor Chaves, jefe del gobierno Venezolano, por cierto por voluntad democrática de los ciudadanos y ciudadanas de aquel país, en una cumbre de mandatarios iberoamericano.

Pues bien, ahora en estos días, el rey de España, no sé si en calidad de Rey o de Jefe de Estado, de viaje a la India acompañado de varios Ministros y Empresarios de nuestro país, en su discurso ha alabado, aplaudido y destacado la bonanza de las políticas y reformas que el Gobierno de España está llevando a cabo, al menos eso es lo que se desprende de las informaciones que los medios de comunicación están difundiendo  aquí.

No se trata de que el Jefe del Estado tenga que callarse, pero si sería deseable, en mi opinión, que no le hiciera el juego a un gobierno tan tramposo como este, que desarrolla políticas que son todo lo contrario que decían cuando estaban en la oposición y de lo que prometían en su programa electoral.

Esas políticas y reformas están empobreciendo a las personas y familias a un ritmo galopante. Este país Señor, es hoy mucho, muchísimo mas pobre que hace un año, con las políticas de recortes en la inversión pública, con recortes en los salarios de los empleados públicos y los del sector privado; con una reforma laboral que acaba de un plumazo con derechos de los [email protected] conquistados a fuerza de luchas, compromiso y sacrificios durante  muchos años.

Políticas y reformas que están produciendo una regresión y retroceso de más de treinta años en escasamente un año de gobierno. Reformas que están provocando despidos masivos, colectivos e individuales, con una casi total indefensión de trabajadores y trabajadoras. Políticas que hacen que el número de personas desempleadas se acerque mucho a los seis millones, más del 25% de las personas en edad de trabajar, en algunas zonas como en Andalucía alcanza ya el 36% de  su población activa; las familias que tienen a todos sus componentes en paro sobrepasan el millón y alcanza ya al 10%. También por millón se cuentan las personas desempleadas que no cobran ninguna prestación.

Esas políticas, reformas y medidas de este gobierno que el Rey y Jefe del Estado dice que son positivas y que  están dando buenos resultados, la desmienten los datos, las estadísticas y la visualización de la realidad diaria, que de lo que nos informa es que esas medidas, reformas y políticas están haciendo que el paro crezca por miles cada día, que la recesión se agudiza también por día, que como consecuencia de esas medidas del gobierno, los servicios públicos se deterioran de manera acelerada, la enseñanza, la sanidad, los servicios sociales, el endurecimiento de las condiciones de acceso a las prestaciones sociales, desempleo, subsidios, dependencia, vivienda, etc., etc.

Esas políticas y reformas están empobreciendo tanto a las gentes y familias de este país que cáritas está abriendo nuevos comedores sociales porque no da abasto para atender la demanda con los que tiene y que la cruz roja haya dedicado su histórico día de la banderita a recaudar recursos económicos para atender las necesidades de alimentos de muchas familias españolas.

Esas políticas, reformas y medidas del gobierno que van dirigidas para financiar a la banca, en vez de meter en la cárcel a sus responsables, y estos, los bancos, practican diariamente desahucios de viviendas con total crueldad y carente de humanidad, dejando en la calle a familias enteras sin importarles si entre ellos hay enfermos, ancianos o niños.

En resumen, políticas, reformas y medidas que solo generan empobrecimiento, miseria y dramas personales y familiares, que en demasiados casos ya se están traduciendo en tragedias, como que el índice de suicidios en nuestro país esté creciendo de manera preocupante, ahí están los dos últimos suicidios el día que les iban a desahuciar de sus casas.

Todo esto lo debe conocer el Jefe del Estado, como debe saber que muchos, muchísimos ciudadanos y ciudadanas están en contra de esas políticas y cada día se están manifestando de manera transversal, es decir, descontentos, contrariados e indignados en todos los segmentos de la población y sectores de la producción, el comercio y los servicios, incluidos los cuerpos de seguridad del estado, policía y guardia civil. Y a menos que el Rey se apunte a esa teoría tan verosímil del señor Rajoy, de que todas las personas que no salen a la calle están de acuerdo con todo lo que hace él y su gobierno, el Jefe del Estado y Rey de España tendría que estar informado de todo esto y no aliarse con la visión interesada del gobierno para alentar a que se sigan desarrollando esas políticas que tanto drama humano están generando.

Es evidente que hay una gran parte de ciudadanos y ciudadanas de este país que no sólo no comparten esas políticas, reformas y medidas que el gobierno está llevando a cabo sino que se expresan claramente en contra.

La Corona y la casa Real deben tener un papel de equilibrio y moderación y no deberían tomar partidos por las políticas que desarrolla el gobierno ni optar por ningún color político, en primer lugar para no herir la sensibilidad de muchas personas que legítimamente hacen otra opción y en segundo término porque, en mi  opinión, no es ese el papel que la Constitución le reserva a la monarquía.

Y por esto, con todo respeto, creo que el discurso del Rey en la India alabando las políticas del gobierno e indicando que están dando sus frutos en materia de competitividad y mejora, aliándose así con esas políticas que solo están favoreciendo a los poderosos y arruinando la vida de muchas personas y familias humildes están fuera del papel que la corona debe tener y de quien se presenta como Rey de todos los españoles y españolas.

El Rey en la India
Comentarios