<------ PlayOnContent--------> <------ END PlayOnContent--------> #TEMP
martes. 09.08.2022

El Plan E y "las pajareras"

NUEVATRIBUNA.ES - 9.9.2009Escucho esta mañana en la tertulia de RNE, a Antonio Perez Henares “Chani”, antiguo jefe de prensa del PCE, decir que el Plan E de inversiones en los municipios, el Plan de los 8.000 millones es un plan para poner “pajareras” es decir gasto inútil para cuestiones inútiles.
NUEVATRIBUNA.ES - 9.9.2009

Escucho esta mañana en la tertulia de RNE, a Antonio Perez Henares “Chani”, antiguo jefe de prensa del PCE, decir que el Plan E de inversiones en los municipios, el Plan de los 8.000 millones es un plan para poner “pajareras” es decir gasto inútil para cuestiones inútiles. Como también desde el PP han surgido voces señalando la inutilidad de dicho plan, aunque sus munícipes han corrido como locos a pasar por caja, será por aquello que dijo Doña Esperanza “a caballo regalado…..”, como desde diversos foros se ha criticado el que sin duda ha sido, y con mucha diferencia el plan más exitoso del gobierno frente a la crisis, es interesante detenerse en el significado y resultados del Plan E.

Más allá de las chanzas, dos críticas más de fondo se han lanzado: a) es una medida simplemente coyuntural en relación al paro y difícilmente sostenible y b) son obras de escaso valor añadido.

En primer lugar es indudable el efecto claramente beneficioso para el empleo que las inversiones municipales han logrado, son estas las que paran el ritmo acelerado de la destrucción del mismo, alrededor de 400.000 puestos de trabajo.

En segundo lugar las inversiones que se realizan son aquellas que los mismos municipios han decidido en esta primera fase del Plan E, es decir las que los gobiernos municipales en el uso de su autonomía han priorizado; en el nuevo Plan se habla de un cierto acotamiento sectorial vinculado al nuevo modelo económico que quiere impulsar el Gobierno. La ridiculización como pajareras de centros de mayores, escuelas, ambulatorios, centros de servicios, vialidad o infraestructuras deportivas, es un escarnio demagógico.

En tercer lugar la amplitud del plan de 8.112 municipios sólo 4 han dejado de acogerse a dicho plan.

En cuarto lugar el Plan E, es un ejemplo de cómo poner en marcha una política pública con eficacia y rapidez y muestra como si se trabajase decididamente en una administración rápida y ágil los resultados económicos sería mucho mejores. Toda la presentación, valoración, adjudicación e instrucciones de pago se han realizado por la red telemática, en el tiempo record de mes y medio se han adjudicado cerca 31.000 proyectos. Un valor añadido es que la incorporación al Plan E ha permitido acceder a la firma electrónica a la casi totalidad de los municipios españoles.

Vayamos ahora a la reflexión más general sobre si este tipo de planes son medidas eficaces contra la crisis o no. Precisamente el sentido más profundo de los planes de inversión pública en momentos de recesión no es el resultado de la inversión, que es importante, sino sobre todo la dinámica social que crea: empleo, rentas, consumo, inversión, que abre la puerta a nuevas dinámicas que rompan la atonía económica. Ese era el mismo sentido que le daba Keynes a la inversión pública como política contra cíclica y de reactivación, el economista inglés iba más allá y recomendaba a Roosevelt en la aplicación del New Deal, que no tuvieses miedo que invirtiese y contratase desempleados para ¡¡¡ abrir y cerrar hoyos ¡!!!, que lo importante era que la medida en si generaba una nueva dinámica social y económica, que activaba a la sociedad. ¿Qué dirían del ilustre economista, los críticos de la acción pública?.

Como antes señalé el Plan E ha sido la política activa más exitosa de la acción frente a la crisis. Hay una crítica muy seria que hacerle y es la de su cicatería y el no haber señalado que el tipo de vector que orientaba el conjunto del plan contra la crisis, es ahí donde falla la política gubernamental. En lugar de 8 deberían haber sido 28 los miles de millones destinado a la reactivación desde la inversión local, lo que además hubiese respondido a la enorme deuda histórica que se tiene con la financiación local.

Enrique del Olmo - Escritor.

El Plan E y "las pajareras"
Comentarios