#TEMP
miércoles 25/5/22

El New Party financiero

Jean Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo y Fernández Ordóñez, presidente del Banco de España, forman parte del denominado New Party financiero, donde el dogmatismo neoliberal llega a niveles de éxtasis. Cuando se reformula la Europa actual a través del Tratado de Maastrich, muchas cosas se hicieron mal y una de ella fue el Banco Central Europeo.

Jean Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo y Fernández Ordóñez, presidente del Banco de España, forman parte del denominado New Party financiero, donde el dogmatismo neoliberal llega a niveles de éxtasis.

Cuando se reformula la Europa actual a través del Tratado de Maastrich, muchas cosas se hicieron mal y una de ella fue el Banco Central Europeo. Siguiendo el modelo alemán, sólo se le encarga el mantenimiento de la estabilidad de precios (fobia alemana desde inicios del siglo XX) y además  se organiza sin ningún tipo de control político.

Trichet ha sido un mal presidente del Banco Central Europeo, porque si bien ha mantenido los precios en una horquilla razonable, cuestión no excesivamente difícil en épocas de crisis, ha cometido errores gravísimos, que lo descalifican. Veamos

En julio de 2008, decide el BCE subir los tipos de interés cuando la recesión ya había comenzado en muchos países europeos, al pronosticar que el verdadero problema de Europa era la inflación, que se encontraba en el 2%. Al subir los tipos de interés en la zona euro provocó, una mayor ralentización y profundización de la crisis.   Tardó más de cuatro meses en rectificar, mientras todos los demás bancos centrales bajan con rapidez los tipos de interés.

En abril y julio de 2011, sube los tipos de interés del 1% al 1,25% y al 1,5%.   Nuevamente vuelve a plantear, que el peligro  de Europa es la inflación. Una de las consecuencias de estas subidas de tipo es que provoca un parón en seco de la economía europea, Alemania, Francia crecen al 0,1 % el tercer trimestre y previsiblemente España, Italia y algún otro país tengan ya crecimientos negativos de su economía.

En pleno octubre, existe un clamor mundial solicitando una importante bajada de los tipos de interés en la zona euro, hasta el 0,5 %, para intentar hacer avanzar la economía europea. Trichet sale diciendo que la inflación europea está en el 3%, pero debería saber que la inflación subyacente está en tasas del 1,5% y es un indicador más importante que el IPC, al tiempo que la economía de la zona euro está entrando en una profunda recesión.

Nos deberían explicar porqué el Banco Central Europeo, está financiando a la banca privada, mientras que no hace nada por su regularización y su control. Seguimos estando igual, que en el año 2007, con cientos de miles de millones de euros invertidos en la Banca que sigue igual de mal y que fue lo que nos llevo a la crisis, ni ha planteado regularizar los paraísos fiscales.

Hemos llegado al absurdo de que el Banco Central Europeo debería ser un instrumento de financiación de los Estados y no lo es. Mientras que las entidades financieras privadas deberían financiarse en el mercado privado, lo hacen en el Banco Central. El mundo al revés

Trichet tiene la máxima “privatizar los beneficios y socializar las pérdidas” este ha sido el BCE de Trichet como presidente, es decir, estamos asistiendo a un atraco de guante blanco con nuestra estúpida aquiescencia ¿Reaccionaremos?

¿Quién no conoce a Fernández Ordóñez (MAFO)?

Presidente del Banco de España, nombramiento de Zapatero, lo hemos visto día sí día también pontificando sobre lo humano y lo divino en economía, siempre con el mismo sesgo, es decir impartiendo doctrina neoliberal.  Ha sido y es el martillo pilón de las políticas neoliberales en España, y es un alumno aventajado del New Party financiero europeo.

Fernández Ordóñez ha pedido siempre una vuelta de tuerca más de lo que solicitaba y demandaba Europa y que obedientemente y sin rechistar ha ido aplicando el llamado gobierno socialista de Zapatero. Ustedes le han oído hablar de pensiones, de reformas laborales y despidos a la carta, de la función pública, donde le sobramos todos los funcionarios, pero nunca ha hablado de sus funciones y misiones en el Banco de España. Veamos.

La misión fundamental del Banco de España es garantizar el correcto funcionamiento de las instituciones financieras del país: bancos, cajas y cooperativas financieras, para lo cual dispone de todo un arsenal de medios y de legislación, que a estás alturas, está ya claro que no ha utilizado ¿Por qué?

Hasta ahora, el sistema financiero nos ha costado a todos los españoles unos 60.000 millones de euros ¿Le parece poco?  Este hombre no se ha enterado de nada de nuestro sistema financiero o si se enteraba miraba para otro lado ¿Por qué?  Los inspectores del Banco de España le tenían perfectamente informado de la situación de la burbuja inmobiliaria, caja a caja y banco a banco ¿Por qué no intervino Fernández Ordóñez?   Aquí no cabe hablar de ignorancia, sino cabe calificarlo con otros términos menos benevolentes, que algún día debería resolverse en los Tribunales.

Nos sale hablando de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) diciendo “que es lo peor de lo peor” ¿No tenía Vd como función principal controlar todo el sistema de Cajas? No sólo su viabilidad, sino el funcionamiento de sus dirigentes y evitar su saqueo.   Nos explicará algún día con su proverbial elocuencia, que pasó en Caja Castilla la Mancha, Cajasur, Caja de Ahorros del Mediterráneo, Caixa Galicia, Caixa Cataluña, Unim, etc.

¿Cómo es posible que no se haya enterado de los sueldos, bonus, pensiones y otros extras de los directivos de estas instituciones financieras que estaban bajo su control?  Me pregunto y les pregunto ¿Fernández Ordóñez es un inepto o un caradura? ¿Conoce que es la ética y la estética política y personal?  La respuesta está clara.

No ha tenido ningún recato en exigir, menos pensiones y menos salarios, peores condiciones laborales, menos funcionarios, menos impuestos para los ricos y más IVA ¿Sabe este hombre el sufrimiento que ha provocado, provoca y provocará su irresponsable gestión?   Como dice José Luís Sampedro “Los economistas se dividen en dos, los que hacen más ricos a los ricos y los que hacen menos pobres a los pobres.   Buena parte de lo que está pasando hoy tienen la culpa los primeros”. Trichet y Fernández Ordóñez pertenece a la primera categoría.

Sr. Fernández Ordóñez sería bueno, que todos los ciudadanos sepamos ¿Cual es su sueldo y su posible pensión?   Compárela con los 1.000 euros mensuales que cobran más del 50% de los trabajadores o los 600 euros de pensión media. Lo mejor que puede hacer es dimitir y estar callado.

Usted ha sido junto a los Tanguas, Sebastián… los autores de la desastrosa política económica, que ha llevado acabo el PSOE de Zapatero. El problema y la responsabilidad de Zapatero ha sido el de rodearse de personajes cuyo único credo es el neoliberalismo más estéril y su aplicación  como si fuera el catecismo del padre Astete.

Vayánse ya Trichet y Ordóñez. Pedimos y exigimos cordura en la economía. Una economía al servicio del ser humano y no una economía especulativa y de dolor.  

El New Party financiero
Comentarios