#TEMP
viernes 27/5/22

El Mundial, según los modelos matemáticos

NUEVATRIBUNA.ES - 9.6.2010El célebre Diccionario del español actual de Seco, Andrés y Ramos define a la estadística como la “ciencia relativa a la reunión, clasificación e interpretación de datos numéricos y su aplicación al cálculo de probabilidades o al estudio de las leyes que rigen determinados fenómenos”.
NUEVATRIBUNA.ES - 9.6.2010

El célebre Diccionario del español actual de Seco, Andrés y Ramos define a la estadística como la “ciencia relativa a la reunión, clasificación e interpretación de datos numéricos y su aplicación al cálculo de probabilidades o al estudio de las leyes que rigen determinados fenómenos”. Así las cosas, entre las infinitas aplicaciones que tiene la estadística, también sirve para clasificar el desempeño deportivo en los más diferentes tipos de competencia y, también, para calcular probabilidades de triunfo de los contendientes con base en las observaciones acumuladas. Por supuesto, la estadística puede ser bien o mal aplicada, y hay que considerar que nos habla de comportamientos y tendencias pero no es necesariamente una esfera para leer el futuro: la estadística mide probabilidades mas no construye certezas absolutas sobre eventos por venir en los que influyen múltiples variables aleatorias, no controladas, como es lo que ocurre sobre un terreno de juego durante noventa minutos donde juegan once contra once jugadores.

Con base en observaciones estadísticas, esto es, a partir de la recopilación de un conjunto de datos y de su análisis, diferentes firmas económicas, así como publicaciones deportivas y grupos de aficionados, han hecho diferentes estimaciones sobre quién puede ganar el Mundial de futbol Sudáfrica 2010. En algunos casos, las proyecciones surgen de tomar en cuenta la opinión mayoritaria de la gente: responden sólo a las apuestas; en otros, en cambio, se incorpora y se pondera un conjunto de variables a partir del cual se estiman las probabilidades de triunfo o derrota de los distintos equipos. Eso han hecho las firmas consultoras Goldam Sachs, UBS y JP Morgan. Las dos primeras dan por ganador a Brasil, la tercera a Inglaterra. Veamos de dónde viene la diferencia en la predicción.

Goldman Sachs considera tres variables para hacer su modelo. En primer lugar toma el ranking de la FIFA que es, a su vez, fruto de un modelo matemático de interpretación de resultados, con las siguientes variables: a) si se ganó, empató o perdió —también toma en cuenta si se llegó a tiros penales— un encuentro entre selecciones; b) el tipo de partido disputado por la selección —oficial y en qué torneo, o si fue amistoso—; c) la calidad del rival y, d) la calidad de la confederación a la que se pertenece. Ese ranking, al 26 de mayo, era encabezado por Brasil, España y Portugal; México aparece en el lugar 17. Luego, Goldman Sachs toma en cuenta los momios de distintas casas apostadoras y, finalmente, pasa a cada selección por el cernidor de los rivales a los que enfrentará en Sudáfrica. Los primeros lugares en el modelo de GS son: Brasil, España, Alemania, Inglaterra y Argentina.

La firma UBS, por su parte, toma en consideración sobre todo el peso de la historia, introduciendo además variables referidas a la importancia de ser un equipo sede y el desempeño en los últimos tres meses. De esta forma, estima que los equipos con mayor probabilidad de ganar la Copa del Mundo 2010 son Brasil, Alemania, Italia, Holanda y Francia.

JP Morgan es la firma que hace el modelo más complicado, y la que obtiene un ganador que desentona con el grueso de las predicciones. JP Morgan toma en cuenta el ranking de la FIFA, y a esa tabla le añade los resultados obtenidos por las selecciones en los últimos cuatro años. Adicionalmente, la firma estima cambios en la probabilidad de ganar de los equipos en los últimos 12 meses. Otra variable es el desempeño de los equipos en los mundiales previos en los que han participado, y una más es el “sentimiento del mercado”, que no es sino incluir las probabilidades que cinco casas de apuestas dan a cada equipo. Posteriormente, JP Morgan pondera cada una de las variables consideradas y obtiene un modelo donde los primeros lugares del Mundial 2010 serían: Brasil, España, Inglaterra y Holanda. Pero ahí no acaba la historia: la firma aplica un filtro final donde crea una “métrica de la tanda de tiros penales” donde Inglaterra resulta muy favorecida (estiman cuántos penaltis ha marcado y parado cada equipo en su historia de tandas). Así, según JP Morgan, Brasil sería eliminado en cuartos de final por Holanda en tiros penales; Inglaterra derrotaría en las semifinales a Holanda también en penaltis y, la final, también decidida en tiros desde los once metros, la ganarían los británicos contra los españoles.

En las escuelas de economía se suele decir con sorna que la econometría es la técnica de torturar a los números hasta que confiesen lo que uno quiere escuchar. El modelo matemático de JP Morgan confirma que ese chiste estudiantil puede describir bien el trabajo de algunas firmas internacionales de consultoría financiera.

Por cierto, Goldman Sachs prevé que México quedará en el lugar 11; UBS calcula que el tricolor será eliminado en el cuarto partido, y JP Morgan predice que nuestra selección ganará a Sudáfrica en la inauguración, luego caerá ante Francia y derrotará a Uruguay para clasificar a la segunda ronda para, luego, ser eliminada por Argentina. Si a usted esas estimaciones no le gustan, bien puede decir que se trata de las firmas que no previeron la caída de la economía mundial hace apenas unos cuantos meses.

Ciro Murayama - Economista, es profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México. Es editor de la revista “Nexos” y en la actualidad escribe semanalmente en “La Crónica”.


ciromurayama@yahoo.com

El Mundial, según los modelos matemáticos
Comentarios