#TEMP
miércoles 25/5/22

El final de ETA

Llevábamos toda la semana escuchando opiniones a favor o en contra, sobre la famosa reunión que una serie de personas, muy respetables, celebraron en San Sebastián el pasado lunes.

Llevábamos toda la semana escuchando opiniones a favor o en contra, sobre la famosa reunión que una serie de personas, muy respetables, celebraron en San Sebastián el pasado lunes.

Su declaración de cinco puntos era, salvo el punto primero en el que pedían a los terroristas “el cese de la violencia armada”, una vuelta al pasado, especialmente en su punto cuarto donde sugerían la creación de una mesa de partidos políticos, algo que por “mor” de la propia evolución de los acontecimientos desde la negociación del año 1998, hoy se veía como algo trasnochado y fuera de la realidad.

Pero ayer jueves, día 20 de Octubre, se ha producido el hecho que todos los demócratas y cualquier persona de bien, queríamos escuchar: ETA abandona el terrorismo y desaparece de nuestras vidas. Es sin duda, una gran noticia.

Hoy por fin, puede empezar una nueva época para mucha gente.

Hoy puede ser un gran día (como dice la canción) para mucha gente que lleva sufriendo tanto tiempo en nuestro País. Para tantas personas que han tenido que vivir bajo la amenaza terrorista de la sin razón.

En medio quedan ríos de dolor, algunas equidistancias incomprensibles en muchos momentos…

Uno echa la vista atrás y piensa en tanto sufrimiento provocado inútilmente y durante tanto tiempo…

Espero y deseo que, en un País tan desmemoriado (interesadamente) como lo ha sido el nuestro, en esta ocasión sí fomente la memoria y se haga el relato de lo sucedido, para que nunca más los terroristas puedan presentarse en nuestro País, ni siquiera eufemísticamente, como salvadores de ninguna patria.

Todos los demócratas hemos sido víctimas de ETA y de su sin razón. Primero porque cada crimen nos ha dolido y ha sacudido en las entrañas como si fuera propio. Y después, porque ha sido la excusa perfecta para retorcer leyes que ampararan hechos como “la patada en la puerta” y “justificaran” (evidentemente entre comillas lo de que justificaran) excesos en detenciones y torturas.

Tenemos las hemerotecas llenas de algunos casos significativos de todo esto que les digo, y sin embargo las condenas son muy escasas y siempre que se pudo se taparon en lugar de ser investigadas.

Si, nos han robado a los demócratas el acceso a una democracia de mejores principios y comportamientos, y hoy podemos y debemos decirlo alto y claro.

Pero llega un tiempo nuevo en toda esta historia. ETA abandona el uso de la violencia. La democracia acaba de ganar la batalla al terrorismo de ETA.

Llega el tiempo de tejer el perdón; sí, estudiando cada circunstancia y aplicando distintos raseros. Pero sobre todo, relatando la memoria de todo lo sucedido, de quienes han sido, hemos sido las víctimas y quienes los verdugos.

Será el Partido Popular de Mariano Rajoy, tras el 20 de Noviembre, quien administre el triunfo de la democracia sobre los terroristas. Y en esta ocasión, no tengo ninguna duda de que todos vamos a estar detrás del gobierno respaldando sus decisiones.

Queda un largo camino, harán falta más de una generación para poder conciliar tanto dolor causado tan gratuita como inútilmente.

Pero sin duda que hoy es un gran día.

El final de ETA
Comentarios