#TEMP
lunes. 15.08.2022

El ejemplo de don Ruperto

NUEVATRIBUNA.ES - 22.8.2009No le hacemos caso a Díaz Ferrán y así nos va. Miren qué rápido ha tomado nota de la receta don Ruperto Murdoch que, así, sin anestesia ni nada, se ha bajado el sueldo el 40%. Al final, que si limas el plus de transporte por acá y las dietas para el bocadillo por allá, apenas le han quedado unos doce millones de euros al año.
NUEVATRIBUNA.ES - 22.8.2009

No le hacemos caso a Díaz Ferrán y así nos va. Miren qué rápido ha tomado nota de la receta don Ruperto Murdoch que, así, sin anestesia ni nada, se ha bajado el sueldo el 40%. Al final, que si limas el plus de transporte por acá y las dietas para el bocadillo por allá, apenas le han quedado unos doce millones de euros al año. Ahora, con tal de no dar su brazo a torcer, acaso dirán que así ya se puede llegar a fin de mes. Aparte de insolidarios con la patronal, que ya tiene delito cuando a veces hasta nos hacen contrato, no me sean prosaicos. Aquí no hablamos de dinero. Hablamos de altruismo. De pequeños detalles.

Como el que ha tenido don Ruperto con Josemari. Ya saben que ‘Abdominator’ fue nombrado consejero del imperio mediático de Murdoch. Ese mismo que, en sintonía con su innegable talante progresista, agrupa cabeceras de diarios tales como ‘Atapuerca News’ o ‘La Voz del Cavernícola’. Pues está tan contento con él que le ha subido el jornal más del 4%. Debe ser que, con tanta flexión, ni le ha dado tiempo a pasarse por el consejo y, como recompensa a que no haya abierto la boca, le untan con más parné. Pura lógica empresarial.

No sé que pensará don Gerardo de este descarrío porque, que se sepa, el estadista cachas no ha renunciado a la subida. Por cierto, a falta de un sondeo de urgencia, yo mismo y muchos trabajadores más estamos en disposición de bajarnos no el uno sino hasta el 10% el salario, don Gerardo. Eso sí, antes que nos pongan uno igual al suyo ¿Dónde hay que firmar? Es posible que se le haya olvidado, con el trajín de bajar de la baca del coche los flotadores y el cubito con las conchas, añadir que, cuando las vacas engorden y los beneficios se multipliquen por diez, también lo harán los sueldos ¿O eso no?

Cosas más raras se han visto. Por ejemplo, y sin ir más lejos que hace un calor que paqué, que un socialista como José Blanco, al parecer Pepiño a todos los efectos, diga que para financiar las ayudas sociales a los que menos tienen paguen más los que más tienen. Tantas campañas contra las insolaciones para nada ¿Cómo se le ocurre a usted? Ahora sólo falta que restituyan el impuesto sobre el patrimonio que quitaron en su día o que, en estos tiempos en los que el trabajo ha dejado de ser un derecho para pasar a ser una suerte, sean capaces de que todos los parados que lo necesiten cobren con independencia de los caprichos del calendario aunque para ello unos cuantos privilegiados tengan que renunciar este año a pintar el yate. Simplemente el acabose.

Mariano, que, aunque no venga al caso, debería ya presentar las pruebas de las escuchas para que no se conviertan en psicofonías, ya ha dicho que de eso nada. No ha hecho falta ni que le espiaran por teléfono para saberlo. Luego ya le han explicado cuál era la propuesta y se ha reafirmado ¿Qué es eso de subir impuestos? Eso no es nada moderno ¿Y quién está hablando de desfilar en Cibeles? Desde luego nada ‘cool’ comparado con abaratar el despido, denostar a los sindicatos, que te hagan un contrato temporal por lo mismo que dura un gatillazo (ustedes sabrán) o tener que bajarte un sueldo ya de por sí miserable. Más o menos lo que se llevaba en los albores de la Revolución Industrial. Eso sí que es estar a la vanguardia. Lo demás son tonterías.

Germán Temprano es escritor y periodista.

JAULA DE GRILLOS

El ejemplo de don Ruperto
Comentarios