#TEMP
domingo. 14.08.2022

El dietario del Moha, por más que le pese a Duran i Lleida

Señor Lleida, en un artículo anterior en este mismo espacio, le había advertido de que para que no haya más Mohameds que Jordis, unos deben fornicar más que otros, ¡no unos a los otros! Así de sencillo y de natural, aunque quizás su moral considera la acción de fornicar como un devaneo impúdico! Te lo dice uno que se llama Mohamed, pero me puedes llamar Jordi si con eso avanzamos en la

Señor Lleida, en un artículo anterior en este mismo espacio, le había advertido de que para que no haya más Mohameds que Jordis, unos deben fornicar más que otros, ¡no unos a los otros! Así de sencillo y de natural, aunque quizás su moral considera la acción de fornicar como un devaneo impúdico! Te lo dice uno que se llama Mohamed, pero me puedes llamar Jordi si con eso avanzamos en la integración; por lo visto y según tu teoría, si uno tiene otro nombre o lo cambia puede ser más susceptible de integración. Fíate de la virgen y no corras, o lo que es casi lo mismo, fíate del Moha y alucina. Por cierto, porqué Jordi y no Manolo? Observo una cierta deformación profesional; la cabra siempre tira al monte, cosa que no me parce mal, pero no sin avasallar ni pisotearnos.

Cuanto más se acercan las elecciones se te ve más tenso, y más rígido, pero sobre todo, falto de cintura -si alguna vez la tuviste-, porque recurrir a argumentos que señalan con el dedo al otro, máxime si ese otro esta en situación de debilidad social, jurídica y económica, me parece sinceramente miserable. En todo caso esto no es ni nuevo ni siquiera original en Cataluña. Precisamente en tu comunidad autónoma ya te tomaron la delantera otros en esa táctica de escurrir el bulto y cargarlo al otro, obsesionados en buscar cabezas de turco, o de moro, según tus preferencias.

¿Te suenan Anglada o Alicia Sánchez Camacho? ¿Te dice algo el alcalde de Girona? Como verás y a pesar de todo, ya sea en tiempo de bonanza o de crisis, haya o no haya elecciones, siempre nos vais a necesitar, si no es para una cosa, es para otra, excepto si os ponéis a aquello que arriba te mencioné y que no quiero repetírtelo por si te ofuscas…

En todo caso, razones hay para ofuscarse ante tanta prima. La prima de riesgo me refiero, a esa ninguno de los que os cebáis con los indefensos os atrevéis a rechistarla! Y mucho menos con los especuladores y los paraísos fiscales. Más bien estáis haciendo el primo. Te das cuenta o piensas que los Mohamed somos tontos!

Poniéndonos un poquito más serios, me gustaría volver a la Unión Europea, que en estos últimos días está dando más palos de ciego que intentos real de coger el toro por los cuernos. Todavía siguen rizando el rizo sin poner en marcha una reforma de los mismísimos cimientos de la UE que parecen cada vez más dañados por la aluminosis de la credibilidad. Por ejemplo, en España a semejanza del resto de los Estados miembro ¿cuál es la tasa de participación en las elecciones europeas? ¿Esa tasa de participación está suficientemente habilitada para determinar el grado de legitimidad de esos candidatos y de las instituciones que representan? Pero la cosa no queda ahí; todos sabemos que los candidatos designados por los partidos a esas elecciones, no son habitualmente las personas más capacitadas para hacer y construir Europa, y menos sacarla del atolladero donde está metida. Con esa tasa de participación y con esos perfiles ¡qué se puede esperar!

No voy a ahondar más, porque puestos a hablar de las instituciones europeas y del grado de burocratización, de ineficacia sumado al despilfarro más descarado no acabaremos nunca; por eso más vale dejar la interpelación encima de la mesa para que aquellos como Duran i Lleida y otros de su parecer, se pongan a hacer lo que necesita realmente la ciudadanía, en vez de ir buscando culpables por las esquinas.

El dietario del Moha, por más que le pese a Duran i Lleida
Comentarios