#TEMP
lunes. 15.08.2022

El camino es la memoria, la memoria es el camino

Un amigo va emprender una próxima aventura solidaria (http://lamemoriaeselcamino.com). Guillermo Nagore emprenderá un proyecto conjunto con la Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer denominado “La Memoria es el Camino“. La aventura consiste en recorrer a pie la ruta Finisterre-Jerusalén.

Un amigo va emprender una próxima aventura solidaria (http://lamemoriaeselcamino.com). Guillermo Nagore emprenderá un proyecto conjunto con la Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer denominado “La Memoria es el Camino“. La aventura consiste en recorrer a pie la ruta Finisterre-Jerusalén. El propósito es llamar la atención sobre el problema sociosanitario y familiar que supone la pérdida de la memoria a través de esta penosa enfermedad. Unir a pie estos dos lugares, con claro contenido cultural y religioso para Europa, representa también un claro simbolismo sobre la necesidad de recuperar nuestra propia memoria cultural. En torno a estos dos polos, Santiago y Jerusalén, se han urdido múltiples rutas que han servido para comunicarnos como pueblo.

En estos momentos, donde Grecia, otro filón de nuestra cultura, está a punto de sucumbir se hace más necesario que nunca recuperar nuestra memoria colectiva como espacio nutrido de valores. Europa es un espacio sociopolítico de primer orden que necesariamente pesa en el orden internacional. En otros tiempos representó una cuasi-utopía de bienestar colectivo para otros espacios, tales como Sudámerica o África. Europa representaba para las personas de progreso del mundo un modelo a seguir. Hoy, tristemente, es al revés; parece como si Europa fuera a la zaga, persiguiendo otros modelos sociales donde sus balances están nítidamente fracturados.

Como todos los espacios globales, Europa tiene su historia negra; pero también tuvo un recorrido digno que nos llevó a una comunión de valores. Una comunión de valores que fueron institucionalizados bajo el llamado Estado de Bienestar. Por ello, es preciso recuperar esa memoria colectiva para no dar pasos en falso. Tal como expresó el clásico, el pueblo que olvida su pasado esta condenado a repetirlo. Se hace imprescindible recuperar el acervo ideológico que los movimientos sociales, organizaciones políticas e iniciativas institucionales desarrollaron durante mucho tiempo en Europa. Porqué quizás uno de los graves problemas políticos que tiene Europa como colectivo sea su Alzheimer. No ser capaz de recordar los fantasmas que la recorrieron durante mucho tiempo. El reto debe transcender de las disputas partidarias, debe incluso transcender del sistema político; porque ante todo, es un reto cultural, de valores. De los valores republicanos de la fraternidad, libertad e igualdad.

Buen viaje, Guillermo.

El camino es la memoria, la memoria es el camino
Comentarios