#TEMP
lunes. 08.08.2022

Detrás de los discursos

En estos días, los diferentes candidatos son pródigos en el uso de las palabras. Por ello, es conveniente traducirlas.

En estos días, los diferentes candidatos son pródigos en el uso de las palabras. Por ello, es conveniente traducirlas,  averiguar la llave, el hilo argumental de las mismas. Así pues, se hace conveniente traslucir la estrategia de cada candidato o candidata en el soporte de sus palabras.

El candidato Esparza desarrolla una estrategia claramente defensiva. Percibe a su espacio vulnerable y se dedica a edificar muros. Se conforma con fijar a su voto más fiel y advertir a los menos fieles de los males venideros que según él puede acarrear su salida del Gobierno.

La candidata Chivite basa su discurso central en el comienzo de algo nuevo. Huye del pasado, no va con ella. Une la renovación de su partido a la renovación de Navarra. Busca electorado en la franja amplia de aquellos que consideran que Navarra debe permanecer en su forma actual. Apela a la Regeneración.

El candidato Araiz se centra en derribar lo que entiende por Régimen. Asociando a ese concepto una imagen de favoritismo, exclusión, incuso rapiña. Modula su discurso soberanista. El derecho a decidir, para mejor ocasión.

La candidata Barkos prefiere no entrar en la política de partidos, ni buscar enfrentamientos políticos. Entiende que su capital personal es el mejor marco referencial. Al igual que Chivite, opta por un cambio seguro, sin sobresaltos. Huye de los principios nacionalistas vascos por entender que no son centralidad.

La candidata Pérez, finalmente, ha dejado su discurso propio y sigue al pie de la letra la armonía de Podemos España. Es la hora del empoderamiento ciudadano.

El candidato Nuin sigue una línea de izquierda clásica. Es el que menos menciona la palabra renovación. El cambio desde la izquierda de verdad.

Beltrán es especial; el PP España no va con ella, un verso suelto. A lo Monago. Paños intenta esconder la propuesta de Rivera de suprimir los fueros.

En definitiva, ocho discursos, los ocho diversos. Tras ellos, diferentes formas de entender Navarra. Diferentes formas de proyectarla al futuro. Diferentes formas de plantear las políticas públicas. De lo que se trata el domingo es de optar por una de las ocho. La que mejor te represente en aquello que quieres para Navarra. Ahí es nada.

Detrás de los discursos