sábado. 22.06.2024

Despedida

nuevatribuna.es | 04.02.2011Estimados lectores:Con pena, pero también con determinación, quiero anunciaros mi decisión de abandonar, no se si de forma temporal o definitiva, “el argumento” como el procedimiento más honorable para aportar algunas humildes ideas al muy sombrío panorama intelectual que nos aqueja.

nuevatribuna.es | 04.02.2011

Estimados lectores:

Con pena, pero también con determinación, quiero anunciaros mi decisión de abandonar, no se si de forma temporal o definitiva, “el argumento” como el procedimiento más honorable para aportar algunas humildes ideas al muy sombrío panorama intelectual que nos aqueja.

Han sido varios años en los que desde estas generosas páginas, he tenido la oportunidad de compartir con muchos y muy buenos amigos el enorme esfuerzo por el cual “el argumento”, se hiciera presente en alguno de los momentos en los que los individuos intentamos acomodar nuestro pensamiento con la realidad.

No ha sido posible. He elegido este momento, sabedor de que posiblemente sea uno de los más necesitados del “argumento”, siquiera para intentar comprender la profundidad de lo que está pasando, para proclamar que definitivamente me apeo del “argumento”. ”El argumento” ha muerto.

Los argumentos, las ideas, fueron instrumentos para la vida social de una etapa de la evolución humana ya superada. Los argumentos, las ideas, requerían de un tiempo que hoy ya no existe, de un tiempo perdurable, que no es tiempo efímero del consumo. Los argumentos, las ideas han sido expulsados de nuestras vidas porque no son objetos de consumo.

Pero no quisiera, que esta postura se entendiera como una marcha definitiva. A partir de ahora me propongo iniciar una nueva vía de penetración, con perdón, de las conciencias, a través de un método, que personalmente desprecio, pero que he de reconocer está teniendo un gran éxito y que no es otro que el de la AUTOAYUDA.

Para ello me propongo iniciar la publicación de una serie de guías en formato decálogo, diez recomendaciones más o menos, cuyo soporte técnico será siempre el consejo publicitario.

La primera entrega es de carácter general, ilustrativa del procedimiento y que servirá de plantilla para cualquier problema que queramos abordar en un futuro inmediato, sea de carácter; social, político, económico, laboral o simplemente domestico.

La guía lleva por título: “Preparación para salir de la crisis en mejores condiciones una vez se hayan calmado definitivamente los mercados y nosotros por nuestra parte, hallamos recuperado la confianza”:

- Primer objetivo: no confundir bajo ningún concepto necesidad con deseo.

- La consecución de este objetivo es imprescindible para lograr el éxito completo de nuestro tratamiento.

- Su motivación para el consumo ha de estar guiada en cualquier circunstancia por la necesidad.

- Si continúa adoptando sus decisiones de consumo con arreglo a sus deseos, seguirá usted jodido por mucho tiempo y puede que requiera de un tratamiento más intensivo que esta simple guía de consejos. Nos permitimos advertirle en este punto de algunos de los peligros del deseo, para ayudarle a comprender lo trascendente de esta indicación. El deseo provoca perdida de la realidad. Jamás se satisface plenamente. Adopta formas perversas para confundirse con lo material, pero no tiene precio. Solo se alcanza en las fases mas profundas del sueño. No se aplaca nunca.

- Superada esta fase sin duda la mas exigente, notará inmediatamente los síntomas de mejoría, se sentirá mucho menos emocionable, comprobando que el exceso de emociones que le provocaba acceder al móvil de última generación a dado paso a un sentimiento mas racional que le devuelve parte del control sobre si mismo.

- Recuperado el control, usted empezará a consumir de acuerdo a sus necesidades, lo que le ofrecerá algunas certidumbres sobre sus posibilidades y sus limitaciones. En esta fase, notara un alivio considerable, se reconocerá asimismo como esa persona libre de obsesiones que siempre quiso ser.

Le podemos garantizar que si sigue nuestros consejos al pie de la letra el tratamiento tiene un éxito del 100 por 100 avalado por nuestros clientes que no dejan de crecer día a día.

Como colofón a esta primera fase, está usted invitado a participar en una breve charla que le ofrecemos gratuitamente en nuestra sede, para que pueda comprobar por usted mismo los enormes efectos beneficiosos que tiene nuestro tratamiento a largo plazo.

Si no pudiera asistir, nos permitimos enviarle a su domicilio un pequeño folleto con los principales beneficios aludidos.

- Cuando haya completado nuestro tratamiento y ya sea todo un consumidor orientado a necesidades, comprobara una mejoría a medio y largo plazo. Mejorará su salud, la educación de sus hijos, su pensión de jubilación, cogerá más el tren y menos el coche y mejorará su movilidad, mejorará el aire que respira y, tantas y tantas cosas que irá descubriendo por si mismo, que antes usted solo no podía conseguir, pero que con el éxito que nuestro tratamiento esta teniendo podemos conseguir entre todos.

No queremos perder la oportunidad, puesto que con esta información concluye la fase de mantenimiento, de recordarle, simplemente como terapia de refuerzo a su sabia decisión, todo aquello que dejó atrás, la verdadera causa de su sufrimiento.

Usted sabiamente abandonó el deseo como motivación para el consumo y con él, lo efímero, lo coyuntural, lo inmediato, lo volátil, todo aquello de lo que no disfrutaba porque tenía la urgencia obsesiva de sustituirlo antes de quitarle el envoltorio.

Usted era en definitiva un individuo dominado por la mas feroz de las dependencias, el deseo.

Enhorabuena.

Pedro Reyes Díez | Coordinador de Actividades FSE

Despedida
Comentarios