jueves. 20.06.2024

El desolador panorama de la protección por desempleo

En la Comunidad de Madrid, 330.000 personas de las 545.000 que están en paro no cobran ningún tipo de prestación o ayuda.

En la Comunidad de Madrid, 330.000 personas de las 545.000 que están en paro no cobran ningún tipo de prestación o ayuda, casi las dos terceras partes. Esto supone que la tasa de cobertura ha caído 23 puntos desde el 2008, cuando empezó la crisis. Supone además que la caída en la región madrileña es 8 puntos mayor que la estatal. Esto significa que cuanto más paro hay menos protección se ha aplicado.

Cabría preguntarse si hay un cambio de tendencia con la salida de la recesión. No lo hay. A pesar de que se recupera mínimamente el empleo, la cobertura sigue cayendo. Y lo hace porque, por un lado, el paro de larga duración se ha cronificado y las personas en paro agotan todas las prestaciones y, por otro, porque los nuevos contratos precarios de la reforma laboral no dan para alcanzar el cobro de prestación.

Todas las políticas de empleo durante la crisis se han ejecutado contra los parados y las paradas. También la cuantía de las prestaciones para las 230.00 personas que las cobran se han reducido. Si antes la media de la prestación por desempleo era de 881 euros, ahora lo es de 840 euros, el 5% menos. El subsidio y la prestación asistencial permanecen en 426 euros. Y cambia la proporción entra ambas. Si antes cobraban prestación 8 de cada 10 personas que recibían algún tipo de cantidad, ahora son 5. Todo esto nos explica por qué el gasto del Estado por beneficiario se ha reducido un 13%.

Y ante todo esto, ¿nuestros responsables políticos del Ministerio de Empleo y del Gobierno de Rajoy están haciendo algún esfuerzo presupuestario extraordinario para corregir la situación?

En los últimos dos años las partidas de empleo han caído en 15.000 millones de euros, tan sólo en nuestra región en 1.300 millones de euros. Y para 2016 se presupuesta otro recorte en los presupuestos de empleo de 6.000 millones de euros, que supondrá otros 600 millones menos a los madrileños y madrileñas en paro. Se está corrigiendo el déficit a costa de las personas en paro o si queremos verlo de otra forma, el coste del regalo fiscal aprobado para 2016 coincide con el recorte en gasto en las personas desempleadas.

Cabe una nueva pregunta, ¿estos datos son producto de unas mentes calenturientas de sindicalistas o están constatados y aceptado por todo el mundo de la política y la economía? Si miramos las hemerotecas y seguimos las declaraciones de nuestros responsable políticos, concluimos que son datos de consenso.

¿Por qué entonces no se está haciendo nada? Es una pregunta que los electores tendrán que hacer a los candidatos del PP y exigir una respuesta adecuada  a todas las candidaturas.

Los sindicatos CCOO y UGT no nos hemos quedado en la denuncia, hemos pasado a la acción y puesto el marcha una ILP de Ingresos Mínimos para forzar que este problema se resuelva en el próximo Parlamento surgido de las urnas el 20D. Y hemos hecho una propuesta concreta, un nuevo derecho subjetivo de una renta mínima para todos aquellos trabajadores y trabajadoras que llevan un año buscando empleo y sus rentas no superan el 75% del Salario Mínimo Interprofesional. Fácil de gestionar por la Seguridad Social.

Una renta para 2.150.000 personas, 200.000 en la Comunidad de Madrid, que según  nuestros cálculos serían susceptibles de reclamar el derecho. Con una cuantía a cargo del Estado de 426 euros, complementada si se tienen cargas familiares y compatible con otro tipo de ayudas y rentas establecidas por las otras Administraciones autonómicas o locales. El coste de este derecho es de 11.000 millones de euros, perfectamente abordables por un Estado que hasta ahora se ha caracterizado por gastar ingentes cantidades de dinero en rescatar bancos o en regalos fiscales a las grandes corporaciones y a los 369.000 multimillonarios que residen en nuestro país.

Hemos hecho la propuesta y estamos recogiendo las 500.000 firmas necesarias. Vamos a poner la pelota en el terreno de los partidos que salgan elegidos. Conocemos las propuestas diversas que están haciendo unos y otros. Nosotros aportamos la nuestra para que la tengan en consideración y procedan a legislar con urgencia contra la pobreza y el abandono de los trabajadores y trabajadoras en paro de larga duración. No aceptaremos aplazamientos ni intentos de enmascarar el problema con sucedáneos de rentas que supongan ayudas de beneficencia.

El desolador panorama de la protección por desempleo