#TEMP
sábado. 02.07.2022

Del futuro incierto

Rubalcaba ha echado mano, de entrada, de Javier Solana y de Felipe González para que den un impulso serio a la campaña electoral. No sabemos si Felipe, que se puso manos a la obra en seguida, se seguirá sintiendo más militante que simpatizante del PSOE como él mismo confesó no ha mucho. Su amistad y afecto hacia Rubalcaba son probados, y quizá eso haya sido suficiente.

Rubalcaba ha echado mano, de entrada, de Javier Solana y de Felipe González para que den un impulso serio a la campaña electoral. No sabemos si Felipe, que se puso manos a la obra en seguida, se seguirá sintiendo más militante que simpatizante del PSOE como él mismo confesó no ha mucho. Su amistad y afecto hacia Rubalcaba son probados, y quizá eso haya sido suficiente.

Quedan en el Partido Socialista puntales importantes, con amplia experiencia y trayectoria política nacional e internacional que siempre pueden ser excelentes cimientos donde apuntalar los proyectos presentes. Además el cabeza de estos proyectos es Rubalcaba, persona muy inteligente y muy listo a la vez. Su regate es rápido. Sus reflejos, brillantes.

Rajoy cuando expone las ideas a llevar a cabo se ve obligado a leer lo que le tienen preparado. Rubalcaba expone abiertamente y de forma muy didáctica cuáles son sus objetivos. Cuando alguien necesita leer lo que va diciendo es porque no se sabe la lección; y si no se sabe la lección es porque no la ha interiorizado; y si no la ha interiorizado es que no se cree lo que está forzado a leer.

Promete Rajoy muchas cosas que acaban sonando bien. Doy fe de haber pasado un tiempo leyendo detenidamente sus palabras (leídas) y confieso que no acabo de entender con claridad cuál es el meollo de sus arreglos. Va a crear empleo. No va a subir los impuestos. Recaudará más. Quitará el impuesto a las grandes fortunas. Mantendrá intacto o mejor el estado de Bienestar Social (pensiones, educación y sanidad). Sacará a España de la crisis. La cuadratura del círculo no me sale.

Además quien ha saltado a la palestra más rápido que un chimpancé ha sido Aznar, asesor ahora de Barrick Gold -empresa ubicada en los últimos puestos del 'ranking ético' mundial- con sus descalificaciones de siempre y sus rápidos cambios de humor, de risa de hiena a malhumor de estreñido. Poco más queda en el PP para cimentar sus 'cambios'. La derecha pepera escoró a estribor de forma tal que la nave hace aguas por todas partes.

Inmediatamente después de las elecciones municipales y autonómicas saltó lo que esperábamos: los cajones de los despachos estaban a reventar de facturas impagadas. No se podía hacer frente ni en alcaldías ni en Autonomías. Los del PP sucesores de gobiernos del PSOE esgrimían el esquilme realizado por los socialistas. Pero en aquellos sitios en que no había cambio de color e incluso ni cambio de persona, los del PP decían lo mismito, pero echaban la culpa a Zapatero (todavía Zapatero no se había transmutado en hombre de Estado).

De ahí los recortes en Sanidad y en Educación en Madrid, C-LM y sus etcéteras. Las demagogias más vergonzantes y despreciativas de lo público y del profesorado se pusieron en marcha abriendo el camino a Rajoy. Y Rajoy está plenamente de acuerdo con estos recortes sociales. Las milongas no nos sirven. Los hechos puestos en práctica hablan por sí solos.

Si alguien se confía y piensa que con Rajoy los puestos de trabajo surgirán por arte de magia, que no se llame después a engaño. La gran especulación avara, desde EEUU y pasando por el eje Sarkozy-MERKEL va a seguir estrangulando a la periferia de este centro europeo nada solidario. Ahí se encuentra España. Los tiburones mantienen bien abiertas sus fauces a la espera de este suculento bocado. El futuro económico especulativo no es en absoluto halagüeño, sino todo lo contrario.

Rubalcaba también sabe del incertísimo futuro de esta feroz crisis. Pero sus 'tiros' no se dirigen a la disminución de lo público-social, sino al aporte necesario de las grandes fortunas, los archimillonarios, las sicav, la evasión de capital...

Visto lo visto, y a pesar de la connivencia PP-PSOE en la desgraciada intentona de los Consejeros de Administración de RTVE, el contubernio en la FEMP, en las decisiones a tomar respecto a Palestina..., de entrada no hay color entre Rajoy y Rubalcaba.

Ya hablaremos de las listas al Congreso, de la modificación de la Ley electoral, del bipartidismo que se está pactando entre los dos grandes partidos...Todo esto está un poco en el aire, pero no en el olvido.

Del futuro incierto
Comentarios