#TEMP
lunes 16/5/22

Debilidades europeas

NUEVATRIBUNA.ES - 9.6.2010PARA FUNDACIÓN SISTEMA...Al día siguiente otra agencia de “rating” nos rebajaba la calificación crediticia ,estimando que las perspectivas de crecimiento se ven seriamente afectadas por el fuerte endeudamiento privado y la reducción de la demanda interna.
NUEVATRIBUNA.ES - 9.6.2010

PARA FUNDACIÓN SISTEMA

...Al día siguiente otra agencia de “rating” nos rebajaba la calificación crediticia ,estimando que las perspectivas de crecimiento se ven seriamente afectadas por el fuerte endeudamiento privado y la reducción de la demanda interna.

Ahora ya no es el endeudamiento publico el que les resulta preocupante, y con razón, porque estamos en torno al 55 % del PIB, por debajo de lo exigido en Maastrich y muy lejos de la situación de otros países europeos. Pero es cierto que el endeudamiento privado, al que nadie dio importancia durante la expansión, es muy grande; el de las familias ha pasado del 70% del PIB al 140% desde 1999. Y la salida de la crisis pasa por una reducción de esa deuda y un “desapalancamiento” del sistema financiero que no es la mejor receta para impulsar el crecimiento.

Es un ejemplo mas de la doble y contradictoria exigencia que los mercados están dirigiendo a los gobiernos; por una parte, les piden una reducción acelerada del déficit y, por otra, que recuperen el crecimiento. Y ambas cosas a la vez son, al menos en el corto plazo, imposibles de conseguir.

Además, las tensiones han vuelto a aparecer en el mercado interbancario y los Bancos europeos empiezan a ser reticentes a prestarse dinero unos a otros. El Euribor a tres meses sube y el recurso a la ventanilla del BCE también. Es posible que los mercados jueguen a hacerse miedo y que no haya razones objetivas para temer una nueva crisis de liquidez, pero las tensiones que se observan reflejan un clima de desconfianza generalizada que hubiera explotado si al gobierno español le hubiera faltado un voto en las Cortes.

El Euro sigue cayendo. Lo hizo bruscamente el viernes pasado, inmediatamente después del voto en las Cortes, hasta volver al punto más bajo alcanzado durante la crisis. Consecuencia de la debilidad de las perspectivas de crecimiento en Europa, estimado en un muy modesto 1,2% por la OCDE para el 2010. Demasiado poco para reducir el ratio de deuda pública sobre el PIB y muy poco comparado con el 3,45 estimado para EE.UU. Y también refleja el efecto de los rumores propagados por influyentes medios de prensa anglosajones sobre la supuesta decisión de China de reducir sus reservas de euros. Un rumor sin ningún fundamento que Pekín se apresuró a desmentir y que es parte de la actitud negativa que el mundo anglosajón ha tenido siempre contra el euro y que se refuerza en este momento de debilidad.

Pero la situación del euro no es el único punto débil de la Europa que dice querer ser un actor global. Y los acontecimientos de estos días ponen de nuevo de manifiesto cuán lejos está de serlo.

Me refiero al ataque de Israel contra la flotilla que intentaba transportar ayuda humanitaria a Gaza. Es imposible no dedicar parte de esta crónica a condenar este nuevo y brutal uso de la fuerza por parte de Israel y lamentar la pasividad de la comunidad internacional y de Europa en particular contra este nuevo atropello.

El asalto de un barco desarmado en aguas internacionales y la matanza de sus tripulantes con un numero de victimas mortales todavía por determinar pero que serán mas de 10, es algo que llena de indignación y debería colmar el vaso de la paciencia de los aliados de Israel si no fuera porque todos ellos, España incluida, han demostrado ya con creces que son incapaces de poner ningún freno a una actitud que viola todas las normas internacionales.

Para quien, como yo, estuvo en Gaza a los pocos días de los bombardeos de enero del 2009, nada puede extrañar ya del comportamiento de este Israel. Lo que extraña es que seamos tan tolerantes con este comportamiento. Pensar que eso ocurre días después de la entrada de Israel en la OCDE gracias al apoyo firme y comprometido de la UE y de la Presidencia española….

Y la UE ha necesitado cuatro horas largas de reunión de sus embajadores para elaborar un tibio comunicado en el que condena la operación militar israelí en aguas internacionales. Es lo mínimo que se despacha en condenas… Ha tenido que ser nuestro ministro Moratinos, ante el silencio de la Alta Representante Alshton, quien añada el calificativo de “uso desproporcionado de la fuerza”. Pero nada de pensar siquiera en la suspensión del acuerdo de asociación con Israel ni de ninguna clase de acción que no sea meramente retórica.

Afortunadamente, mis compañeros socialistas en el Parlamento Europeo, han manifestado por boca de su presidente Martin Schulz, que Israel ha superado todos los límites. Aunque eso lo ha hecho ya otras veces, ahora sería de esperar algo más que palabras.

Pero no será así. Israel sabe que hay por lo menos tres países europeos, Alemania Reino Unido y Holanda, que nunca harán nada contra él, haga lo que haga. Y por eso no nos toman en cuenta y no agradecen ni consideran los gestos como el apoyo a su entrada en la OCDE.

Al final, sólo Obama los puede poner firmes. Y por eso la situación del euro no es nuestra única –ni siquiera la más importante– debilidad de una Europa incapaz de pesar en la solución de los conflictos de su entorno inmediato.

Josep Borrell - Presidente del Instituto Universitario Europeo de Florencia (Italia).

Debilidades europeas
Comentarios