miércoles 23/9/20

De huelgas y pequeñas reflexiones

NUEVATRIBUNA.ES - 29.9.2010 ...No he ejercido mi derecho a la huelga por considerar que carecía del objetivo esencial que toda huelga  debe tener: la defensa del trabajador. Creo con firmeza que esta huelga general es lo que el dicho popular denomina papas a deshoras o, abusando aún más de la sabiduría ancestral y que no será el último de esta reflexión: a buenas horas mangas verdes.
NUEVATRIBUNA.ES - 29.9.2010
 
...No he ejercido mi derecho a la huelga por considerar que carecía del objetivo esencial que toda huelga  debe tener: la defensa del trabajador.

Creo con firmeza que esta huelga general es lo que el dicho popular denomina papas a deshoras o, abusando aún más de la sabiduría ancestral y que no será el último de esta reflexión: a buenas horas mangas verdes. Dicho de otro modo, es una huelga de justificación…que no se justifica.

Y no se justifica porque cuando la crisis asomó el hocico, se cerraban empresas y se perdían a chorros puestos de trabajo y la banca se enrocaba poniendo a salvo su tajada, los responsables de salvaguardar los derechos de los trabajadores, o sea sus representantes sindicales, no  plantaron la cara que debían al ejecutivo de este país, nuestro País. Y se perdieron en mesas de negociación, palabrería,  falso sentido de la responsabilidad, mareos de perdiz...en resumen no estuvieron a la altura de las circunstancias.

Tras esta huela general lo importante no será, aunque se tratará de simplificarlo de ese modo, el número de trabajadores que la ha secundado o no. Porque habría que analizar innumerables porqués en la adhesión o rechazo para que los dígitos tuvieran sentido. La reflexión, a mi juicio, tiene que ser  otra y de hondo calado ¿es válido el modelo sindical actual? ¿Es independiente, económica y políticamente, de los poderes públicos? ¿Sus representantes están cualificados para  lograr los objetivos que se espera de ellos? ¿Han sabido evolucionar a la par que el resto de las instituciones sociales? Y lo que es más importante ¿defienden eficazmente al trabajador al que representan?

Si no hay una profunda reflexión tras esta huelga general, si prevalece la ceguera y no se aprovecha para enmendar errores, si mañana los millones de trabajadores en paro siguen en el olvido…no tendremos vergüenza. Unos más que otros, claro.

Santos Rejas Rodríguez
 
 

De huelgas y pequeñas reflexiones
Comentarios