<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
viernes. 07.10.2022

Continuismo o ruptura: ¿Hacia donde se encamina el PSOE?

Cerrada la fase de avales de militantes (76.488 válidos) a diferentes candidatos a la Secretaría General del PSOE...

Cerrada la fase de avales de militantes (76.488 válidos) a diferentes candidatos a la Secretaría General del PSOE, se acerca el día (13 de julio) de votación a cada uno de los tres candidatos que ha superado el 5% de avales del censo de afiliados: Eduardo Madina (25.238); José Antonio Pérez Tapias (9.912) y Pedro Sánchez (41.338). Más allá de una valoración crítica de esta fase del proceso, que deberá ser mejorado para próximas experiencias: límite “por arriba” del número de avales, “igualdad de oportunidades” de los precandidatos, segunda vuelta… Como ha declarado Pérez Tapias: “todos los avales son iguales”, es decir, los tres candidatos están en la misma posición de salida para, conocidas sus alternativas sobre el  Ideario socialista hoy, Modelo de Partido y su relación con los ciudadanos (ver debate “a tres” del 7 de Julio) hacer posible, por primera vez en nuestro sistema de partidos, la mayor experiencia conocida de “democracia interna” (un afiliado un voto) para la elección de cargos orgánicos. Resultado que deberá ser ratificado por los 900 Delegados en el Congreso Extraordinario los próximos días 26 y 27 de Julio. Quizás el escaso tiempo para la campaña y la etapa veraniega sean dificultades a superar con un esfuerzo añadido de los militantes (“boca a boca”) para hacerse presentes en las urnas de sus Agrupaciones el 13 de julio.

En efecto, se trata de superar ciertas anomalías (falta de neutralidad) provocadas por los denominados “aparatos” (Secretarios Generales, de Organización…)  que, en todos los niveles organizativos, incluidas las Agrupaciones Locales, se han posicionado  a favor de un candidato: Pedro Sánchez (Andalucía, País Valenciano, Madrid…), en primer lugar y Eduardo Madina, (Asturias, Extremadura, País Vasco…) en  menor medida. Es claro, que Pérez Tapias no ha gozado del beneplácito de esos “aparatos” y que sus avales han requerido de un mayor trabajo organizativo, al no disponer de los censos: teléfonos, e-mail…  Ahora, en esta fase del proceso (voto individual, reflexivo y secreto) el militante se sitúa ante su propia dignidad y responsabilidad.

Así las cosas: ¿Qué hay de nuevo en los actuales candidatos a la Secretaría General del PSOE?. Si analizamos la trayectoria, perfil y apoyos de los  candidatos, observamos “más de lo mismo” o (“continuismo”) en Pedro Sánchez y, en menor medida, en Eduardo Madina. Sólo Pérez Tapias aparece como un candidato de “ruptura”, de “reconstrucción del Proyecto socialista”. Veamos.

1. El balance de los errores recientes cometidos por el PSOE o “cómo se ha llegado a su hundimiento electoral”. Ni Sánchez, ni Madina han dicho nada al respecto hasta ser pre-candidatos, ni abordado con claridad lo ocurrido en política económica, fiscal, laicidad… en los recientes Gobiernos socialistas, especialmente durante la última etapa de Rodriguez Zapatero. No sólo respaldando la reforma del artículo 135 de la CE, sino recientemente, en las votaciones ante la abdicación del anterior Rey Juan Carlos. Justo lo contrario de Pérez Tapias, que no votó el citado artículo 135, sino que ha prometido restituir su redacción anterior. Además, ha hecho explicita su apuesta republicana, posibilitando en su momento una consulta popular al respecto. Sin un reconocimiento de políticas erróneas, no socialistas, el PSOE no podrá recuperar la credibilidad y la confianza de su electorado, ni la ilusión, autoestima y compromiso de sus militantes.

2. Las propuestas ideológicas y programáticas. Releyendo las declaraciones de cada candidato: En Pedro Sánchez, destaca la idea generalista de “Unidad y cambio”, evitando “el error del Congreso de Sevilla”, pero, sin despejar las ideas fuerza para esa unidad y cambio que el PSOE necesita: politica económica (Banca pública…), gobierno de coalición PP-PSOE o la reforma constitucional (referéndum catalán, Monarquía/República…), entre otras cuestiones clave. Además, llaman la atención poderosos “apoyos mediáticos” o “ciertos padrinazgos”. En el caso de Eduardo Madina, recientemente, se observa una radicalización del discurso: quizás para “distanciarse” de Sánchez y “aproximarse” a Pérez Tapias. Pero, la “trayectoria de silencio” en su etapa parlamentaria resta coherencia a estos cambios. Por el contrario,  en las “15 claves de la candidatura” de Pérez Tapias: www.pereztapias.es aparece: un posicionamiento claro ante el desempleo: “politica económica socialista frente a la antipolitica neoliberal”; “nuevo pacto constitucional” (Estado Federal plurinacional, mayor protección de los derechos sociales y económicos, referéndum Monarquía/República…) o “articulación de alianzas contra las políticas de austeridad: eurobonos…” de la “Troika” en la UE

3. El modelo de Partido. Este aspecto resulta de especial importancia, en medio de la desafección ciudadana hacia los partidos y, entre los socialistas, para que el PSOE sea una “verdadera” herramienta de transformación social. Los tres candidatos apuestan por mayor democracia interna. Pero sólo Pérez Tapias, realiza una propuesta “rupturista” en el modelo de Partido, al anunciar que si es elegido Secretario General del PSOE, promoverá de inmediato unas Primarias abiertas, evitando ser “juez y parte” para elegir Presidente de Gobierno, no presentándose a las mismas. Se iniciaría así una separación entre Partido (legislativo) y Gobierno (ejecutivo), incluidos todos los cargos institucionales… que, quizás hubiera evitado algunos fracasos, corrupción y políticas erróneas; por ejemplo, con las medidas de Mayo de 2010 y la citada modificación del citado artículo 135 de la CE. O, ante las tentaciones de un “Gobierno de coalición PP-PSOE”, explícito o “en  la sombra”, entre otras.

En resumen,”Sanchez y Madina no tienen un perfil ideológico propio e identificable” (Josep Borrell). Solo en el caso de Perez Tapias aparece con claridad un “giro a la izquierda” como demandan, según diferentes encuestas, tanto los militantes como el electorado socialista. La sensatez, responsabilidad y compromiso de todos y cada uno de los militantes socialistas pueden  producir la “ruptura” con las políticas no socialistas. En esta segunda fase del proceso los tres candidatos, al contrastar ante la militancia socialista sus opciones de futuro para el PSOE y su proyecto de sociedad, pueden emerger algunas sorpresas. El voto personal y secreto es un “arma  de construcción” democrática. Así ocurrió en los procesos de Primarias Borrell/Almunia o Morán/Leguina. Ahora, puede darse una situación parecida.

El PSOE se juega mucho. Pero también la izquierda y el país: “O con los poderes establecidos o con los ciudadanos”, ofreciéndoles y comprometiéndose con un “modelo de sociedad” alternativa a la actual, a favor del crecimiento sostenible, con empleo digno y con derechos, los Servicios Públicos de calidad y una democracia plena, en España y en la UE (frente a la exclusión, la pobreza, la desigualdad y los totalitarismos de todo tipo: frente al “democidio”, citando a Pérez Tapias). El próximo día 13 de julio, 198.456 afiliados socialistas tienen la palabra…! 

Continuismo o ruptura: ¿Hacia donde se encamina el PSOE?