#TEMP
miércoles. 17.08.2022

Brotes pardos

En relación con las declaraciones del responsable policial de Valencia, creo que hay que agradecer su claridad, en esta sopa de desinformación y corrección política en la que vivimos. Lo de Laponia también se agradece, porque con lo anterior su interlocutor se posiciona fuera del Contrato Social de la posguerra, abjurando de ese capitalismo renano con rostro humano.

En relación con las declaraciones del responsable policial de Valencia, creo que hay que agradecer su claridad, en esta sopa de desinformación y corrección política en la que vivimos.

Lo de Laponia también se agradece, porque con lo anterior su interlocutor se posiciona fuera del Contrato Social de la posguerra, abjurando de ese capitalismo renano con rostro humano.

Nos reíamos de los brotes verdes, pero España empieza a ver crecer brotes pardos.

Sólo han hecho falta 50 días para entender mejor porqué la ultra derecha económica y social está tan a gustito en el Partido Popular. Y es que a pesar de todo, izquierda y derecha no son lo mismo.

Es lógico que ellos, sabiendo que nosotros también nos vamos sintiendo liberados de nuestra parte de aquel compromiso de nuestros abuelos (la renuncia a métodos políticos menos complacientes), refuercen las capacidades de represión, transformando la policía democrática en el servicio de seguridad de la casta dirigente.

Este es un anuncio a los navegantes de centro que votaron de buena fe al PP hastiados del PSOE. Y a la buena gente de izquierdas que se quedó en su casa. Y a los que se movilizaron y optaron por otras izquierdas. Agrupemos nuestras mermadas fuerzas, porque como tal decía Raimon hace cincuenta años, no queremos ser de ese mundo tenebroso que se adivina.

Brotes pardos
Comentarios