sábado 29/1/22

Aviso a navegantes

NUEVATRIBUNA.ES - 13.12.2009Parte de la población activa española está afectada por una elevada tasa de paro que soporta cifras cada día más elevadas, cifras que se presentan del modo más aséptico posible obviando que detrás de ellas hay nombres y apellidos, dramas personales, seres humanos con sus historias a cuestas, jóvenes que acumulan un empleo precario tras otro, parados crónicos que sólo han conseguido un trabajo
NUEVATRIBUNA.ES - 13.12.2009

Parte de la población activa española está afectada por una elevada tasa de paro que soporta cifras cada día más elevadas, cifras que se presentan del modo más aséptico posible obviando que detrás de ellas hay nombres y apellidos, dramas personales, seres humanos con sus historias a cuestas, jóvenes que acumulan un empleo precario tras otro, parados crónicos que sólo han conseguido un trabajo gracias al Plan- E, profesionales que después de décadas en una empresa se ven en la calle...

Cuando la tasa de paro afecta a un significativo porcentaje de la población activa cobran especial relevancia los testimonios que tienen como nexo común la desesperanza; desesperanza de los que llevan meses sin ocupación laboral, desesperanza de los desempleados temporales que van de trabajo precario en trabajo precario…

Cuando toca reparto de crisis económica son los trabajadores los que llevan la peor parte porque en el río revuelto de las “políticas de contención” empresarial los menos perjudicados son algunos empresarios ya que aunque pueda parecerlo no es lo mismo perder que dejar de ganar…

Es difícil de entender que los daños colaterales de una crisis financiera tengan que pagarlos los trabajadores. Hay empresarios que no tienen escrúpulos en hacer y deshacer a su antojo en nombre de la crisis y para ello no dudan en utilizar lo que el secretario general de UGT denomina receta neoclásica: “enfrentarse a las entidades financieras, y bajar el salario y los derechos de los trabajadores”.

Es inherente a una parte del tejido empresarial el intento de que en tiempos de crisis se lleven a cabo reformas laborales que puedan materializarse en precarización y es labor de los sindicatos luchar para que esa materialización no se produzca.

Afirma Cándido Méndez que “España ya soportó cinco reformas laborales que no resolvieron la situación” y que “Si se piensa que la madre de todas las soluciones es una reforma laboral para precarizar la contratación y abaratar el despido, es una inmensa equivocación”. Para Méndez otro prioridad estriba en “eliminar el despido express que implantó Aznar en 2002 y que está destruyendo empleo fijo a mansalva”.

Para el secretario general de UGT es prioritario equilibrar la actual estructura productiva que cuenta con un elevado porcentaje de pequeñas empresas que sustentan el 40% del empleo total así como variar la denominada “cultura empresarial de la rescisión del contrato” porque “el ajuste se emplea siempre sobre la rescisión de los contratos”.

El sábado 12 de diciembre se produjo “una afirmación masiva de carácter democrático, sindical y social para potenciar la Negociación colectiva, impulsar la Ley de Dependencia y reformar nuestro sistema fiscal”, un acto en él que Pilar Bardem y Asunción Balaguer leyeron un manifiesto reivindicativo que pedía el desbloqueo de la negociación colectiva, la reconsideración del sistema fiscal, nuevos programas de financiación pública, un nuevo patrón de crecimiento, la mejora del sistema educativo, el refuerzo de la protección social…

La manifestación del pasado sábado fue un aviso a navegantes previo al momento de retomar el diálogo social; una llamada de atención al gobierno y a los empresarios para que no olviden que las centrales sindicales tienen una elevada capacidad de movilización social; una clara advertencia de que no hay posibilidad alguna de negociar un tipo de reforma laboral que contemple una menor regulación que propicie el despido barato y una petición firme para que las políticas sociales sean una prioridad.

Pilar Rego - Educadora Social.

Aviso a navegantes
Comentarios