#TEMP
jueves 19/5/22

Anti - Obama

23.1.2009¡Tiembla Obama! Aznar va a por ti. Sin complejos, sin ambajes, directo y a la yugular. En el corazón mismo de la City, con audacia y rebeldía, “comme il faut”. Ahora que el valiente Bush ha hecho mutis por el foro (hay que perdonarle esa última veleidad, cara a los biógrafos, de firmar el decreto de creación de una reserva marina en el Pacífico).
23.1.2009

¡Tiembla Obama! Aznar va a por ti. Sin complejos, sin ambajes, directo y a la yugular. En el corazón mismo de la City, con audacia y rebeldía, “comme il faut”. Ahora que el valiente Bush ha hecho mutis por el foro (hay que perdonarle esa última veleidad, cara a los biógrafos, de firmar el decreto de creación de una reserva marina en el Pacífico). Ahora que ya nadie levanta la bandera del neoliberalismo, es el momento de sacar pecho de rebeldía contra “lo políticamente correcto”. Que un negro llegue a situarse al frente de la gran potencia, pues está claro que eso es un “exotismo” y así hay que decirlo. Exotismo que, más allá de lo evidente, le lleva al extremo de afirmar en su discurso de toma de posesión, que va a trabajar “sin descanso para reducir la amenaza nuclear y hacer retroceder el fantasma de un planeta que se calienta”. Por eso se le monta una conferencia en Nueva York, para pasarle por los morros, que para qué se va uno a preocupar por lo que les pueda pasar a nuestros tataranietos y que un par de buenos misiles, siempre serán eso, “un par”. En cuanto al petróleo, es pura dinamita lo que se propone ese tío, (zurdo de mano y de pensamiento a lo que parece), nada menos que anuncia textualmente: “utilizaremos el sol, el viento y la tierra para alimentar a nuestros automóviles y hacer funcionar nuestras fábricas”. Por eso la próxima conferencia de escépticos y negacionistas de la histeria ecologista la va a financiar la madre de todas las petroleras, la Exxon Mobile (la de la naufragio del Exxon Valdez en 1989, que contaminó la costa de Alaska). Hay que seguir quemando petróleo a tuti plen y se va a por él donde se encuentre, tanto si es en bosques vírgenes de Alaska, como en desiertos lejanos o montañas remotas de Irak. Como hizo el Gran Ex: “lo cogimos” ¿recuerdan?. La obamanía hay que combatirla desde el primer día, porque aunque “fuera capaz de caminar sobre las aguas”, como solo pudo otro antes que él, no controla Wall Street, ni a la Hulliburton, ni a la General Motors. Para cortarle las alas a este progre (nada menos que apellidado Hussein ¿de qué les suena?) hay que utilizar toda la potencia de los “think tank” y del aparato mediático que durante décadas han afinado los colegas neocons americanos y para eso está el Instituto Heartland, una especie de FAES yanqui y la FOX, como la COPE de aquí. Que también allí niegan los dogmas de la socialdemocracia y su cacareado Estado del bienestar, mantenedor de vagos y maleantes, defendiendo la sanidad y la educación privadas, para que cada cual con su dinero vaya al hospital y a la escuela que mejor le plazcan, que para los que no puedan pagar, ya están la beneficencia y las escuelas catequistas.

Ahora que presidiendo la vieja nueva Europa está el amigo Klaus escupiendo las verdades del barquero a los europeistas de salón: que esto de la UE es una amenaza para la libertad y hasta su bandera recuerda a la Unión soviética, que Israel hace lo que debe en Gaza (mucha foto con niño y mucho niño muerto, pero eso es antisemitismo no lo olviden). Ahora es el momento de darle cera a este “bronceado”, como dice Berlusconi, en su propia casa y, de apoyo, nos llevamos a los nuevos Tercios de Flandes: el Instituto Juan de Mariana. Allí está el campo de batalla ideológico porque aquí, con Rajoy y sus complejines, no se gana para disgustos.

Pedro Díez

Anti - Obama
Comentarios