#TEMP
jueves 26/5/22

Ahora sí: ¡Agua para todos (y todas)!

...Zapatero, ese es el culpable de todo: de las subprime, la crisis, el paro, la bajada de la bolsa y del toro que mató a Manolete, que era de derechas y el toro un resentido.
...Zapatero, ese es el culpable de todo: de las subprime, la crisis, el paro, la bajada de la bolsa y del toro que mató a Manolete, que era de derechas y el toro un resentido. Todo marchaba según el guión previsto hasta que, de pronto, Gallardón pegó un brinco en su butaca: ¿Qué ha dicho del 49 % del capital del Canal? ¡Eso es privatizar!

Claro, como es liberal, moderna y no una antigua, como los socialistas y los de IU, que lo que pretenden es que se vuelvan a las colas de los supermercados soviéticos, pues va a resolver el problema del agua. Ella solita. Con el aplauso frenético de ese puñado de prohombres y promujeres mujeres (no feministonas machihembradas como las de izquierdas), que ven en Ella, el faro de Occidente, que ilumina el Camino entre las sombras de la noche oscura sociata.

¡Eso de que el Canal de Isabel II haya sido público durante 150 años se acabó! ¡El agua para los madrileños! ¡Viva el anarco capitalismo¡ ¡Así se hace! Cuando se gobierna, hay que hacerlo sin complejos, como dice el mártir Losantos todos los días en la emisora episcopal. Ahora sí que sí. Habrá agua para dar y tomar (es un decir castellano, no se me animen los gays). Agua desde la sierra del Guadarrama para todos, que hasta llegará a los sedientos campos de golf de Valencia y Murcia, que para eso tenemos al yernísimo de Fabra en el Gobierno madrileño y después de privatizar la sanidad, bien puede ponerse al tajo con el agua.

Y de escasez nada y de ahorro tampoco. Ni desarrollo sostenible ni zarandajas, que ya dice Aznar que eso del cambio climático es un mito, porque los científicos, ya se sabe, son unos cuentistas, fíjense que pretenden que creamos que el hombre desciende del mono. Como dice la Palin, que hay que volver a enseñar lo de Adán y Eva en las escuelas.

Y para que haya agua a chorros, agua hasta que Madrid sea puerto de mar y así poner un parque temático dedicado al paso del mar Rojo por Moisés, con sus pirámides con vidrieras pintadas por Kiko Argüello, pues va a hacer, no uno, sino dos embalses: uno en el norte y otro en el sur, para que Pedrito Castro no se ponga rezongón con la cosa del Sur, que ya les hemos metido a Parro en Móstoles y con lo del embalse va a caer hasta Getafe, que es la reserva espiritual del rojerío madrileño. Embalses de verdad, hechos con hormigón y tuneladora, porque hasta, si hace falta, se hacen subterráneos. ¿Se imaginan un gigantesco embalse debajo justo del Valle de los Caídos? Y el otro, pues debajo del Cerro de los Ángeles.

Dos hitos del mismo eje magnético cósmico espiritual (ahí tenemos a Sánchez Dragó), que se podría completar con un punto central dedicado a San Josemaría en el Retiro, con un gran lago, esta vez suspendido sobre el viejo estanque, en el que se podría construir una altísima columna sobre la que situar, muy arriba, la imagen del santo. Entonces sí que sería cierto aquello de: de Madrid al cielo. Lástima que, como siempre, Gallardón vuelve a dar el espectáculo y se pone estupendo, jugueteando en el borde, para seguir llevándose al huerto a los de Prisa y a todos esos progres que le creen centrista.

Ahora sí: ¡Agua para todos (y todas)!
Comentarios