#TEMP
miércoles. 10.08.2022

Aguantar, aguantamos mucho

nuevatribuna.es - 16.9.2010...rumiando sus pensamientos, dando vueltas a las cosas que pasan”, dice mi viejo y buen amigo sindicalista.
nuevatribuna.es - 16.9.2010

...rumiando sus pensamientos, dando vueltas a las cosas que pasan”, dice mi viejo y buen amigo sindicalista. “Aguantar, aguantamos mucho, pero cuando alzamos la voz…” no termina sus palabras, en sus ojos hay determinación, fuerza, y parece que un velo de tristeza… “Nos estamos despertando; hemos creído que este gobierno miraba por los obreros, pero lo que hace no tienen nombre, así que es mejor que el de León dimita, que se vaya, que lo intente otro que mire por los suyos…”

Detrás de la campaña antisindical de Esperanza Aguirre y Gil de Biedma hay mucho marketing y es que “una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad” (la frase es de Joseph Goebbels, maestro de la propaganda del gobierno de Adolf Hitler). Su campaña contra los liberados sindicales cala como cala la lluvia fina. Son muchos los foros donde se practica el tiro al liberado y esto produce preocupación porque hoy son los liberados sindicales y mañana, ¿serán los políticos?, ¿los concejales?, ¿los parlamentarios? En este punto recuerdo los versos de Bertolt Brecht: … Y no dije nada porque no era ni obrero ni sindicalista”

Por eso es importante, muy importante, alzar la voz contra la política económica de José Luis Rodríguez Zapatero y contra la actitud antidemocrática de Esperanza Aguirre y Gil de Biedma. Porque la resignación y la chulería actúan como la lluvia fina, calan en esta sociedad hasta los huesos sin que apenas se note.

Por eso los gritos de “Zapatero dimisión” no están llamando a Rajoy, ni a Esperanza, ni al PP. Están tocando a rebato, están llamando al conjunto de la sociedad a plantarse. A decir basta. A luchar no sólo por los derechos laborales, sino también por los derechos democráticos.

Amalia Álvarez - Escritora


Aguantar, aguantamos mucho
Comentarios