sábado. 13.04.2024

A vueltas con el pacto

NUEVATRIBUNA.ES - 14.2.2010...Sin el recurso al María Moliner resulta que, en su particular vocabulario, sumarse a un gran acuerdo supone hacer y deshacer lo que a ella y a su partido les venga en gana. Ya ha advertido que su adhesión obligaría a un cambio total de la política económica que es como decir que lo va a firmar la prima de ZP. Y eso porque no dejan a Espe expresarse con libertad.
NUEVATRIBUNA.ES - 14.2.2010

...Sin el recurso al María Moliner resulta que, en su particular vocabulario, sumarse a un gran acuerdo supone hacer y deshacer lo que a ella y a su partido les venga en gana. Ya ha advertido que su adhesión obligaría a un cambio total de la política económica que es como decir que lo va a firmar la prima de ZP. Y eso porque no dejan a Espe expresarse con libertad. Si así fuera le iba a decir ella al presidente cuatro cositas. Entre ellas por dónde se podía meter el consenso nacional. En efecto. Milímetro arriba milímetro abajo.

Es más que comprensible querer gobernar, aunque hacerlo sin ni siquiera pasar por las urnas se antoje algo precipitado. No digo con ello que algunos no estén todavía acostumbrados a estos atajos, pero sólo para que nos dejen comer en paz en la jornada de reflexión merece la pena este espíritu democrático. Más aún cuando hasta el Rey se ha mojado, y no en la proa del Bribón, para que se arrime el hombro. No es menor esta decisión en alguien acostumbrado a pocos esfuerzos decisorios. Acaso cambiar alguna coma en el discurso de Nochebuena para garantizar su frecuencia pulmonar y poco más.

Cuentan que en las filas de Mariano no ha sentado nada bien este llamamiento a la concordia. Y mira que es raro en una formación que tiene como vicepresidente autonómico a un tipo que en vez de dar explicaciones en el Parlamento prefiere darse de hostias en sus pasillos. Me refiero al tal Nacho González. Está bien esto de contar en un gobierno con gente tan versátil que igual te hace de presidente en las vacaciones de Aguirre como de portero chungo de discoteca en las Fiestas del 2 de Mayo. Esto último seguro que le resulta mucho más sencillo. Al menos tanto como ir de chulo con dos escoltas a su lado. Pues no crean. Así y todo estuvo a punto de presidir Cajamadrid. Debía ser por sus demostradas dotes para cobrar a mamporros las hipotecas.

Decía que en Génova esto de la mediación real algunos lo entienden como una botella de oxígeno a ZP cuando, como mucho, llegaría a pay pay. Lo digo porque igual que se puede entender de ese modo también se puede calibrar que este ruego de Zarzuela responde a la incompetencia del Gobierno para tomar las riendas de la situación. Tanto en un caso como en otro, las directrices monárquicas, una vez se ha optado porque Letizia lleve ‘brackets’ transparentes, se deberían reservar para fijar las reglas en torneos de caballeros que luchan por el amor de una princesa o en concursos de cetrería. Es decir, para sus actividades más propias. Lo demás, a mi parecer, sobra.

Entre el vuelo de aves carroñeras sobre los tejados de Moncloa y el desfile de majorettes encabezado por Leire Pajín en honor a Zapatero uno entiende que debería haber estaciones intermedias en las que poder debatir sin necesidad de imponer. Tan arrogante es asegurar que todo se hace bien con cuatro millones de parados, amenazas al sistema de pensiones y pintando en Europa lo mismo que yo en ‘Mira quién baila’ como mezquino es negar el pan y la sal cuando de lo que se trata es de sacar a un país adelante por encima de las prisas en gobernarlo. Igual hasta es más rentable colaborar que entorpecer.

Germán Temprano es escritor y periodista

JAULA DE GRILLOS

A vueltas con el pacto
Comentarios