#TEMP
lunes 16/5/22

7.700 soldados, son muchos soldados

La ministra de Defensa, Carme Chacón, se atrevió a dar una cifra, aproximada eso sí, cuando presentó la Directiva de defensa ante el Congreso de los Diputados. Posteriormente, en el Consejo de Defensa Nacional, le fue presentada al Rey y en días será firmada por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero.
La ministra de Defensa, Carme Chacón, se atrevió a dar una cifra, aproximada eso sí, cuando presentó la Directiva de defensa ante el Congreso de los Diputados. Posteriormente, en el Consejo de Defensa Nacional, le fue presentada al Rey y en días será firmada por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero.

El Consejo de Defensa Nacional es un órgano asesor y consultivo del presidente de Gobierno en el que además de autoridades militares, se integran ministros del Gobierno y dispone de un organismo permanente. Su creación supuso, de hecho, acabar con situaciones ambiguas sobre la dirección de la Política de defensa que recae de manera indubitable en el presidente, por mucho que se mantenga el “titulo” de Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas para el Rey.

A lo largo de lo que va de legislatura, la ministra ha hecho una apuesta clara por las misiones internacionales de las tropas españolas en el extranjero, al margen de enfrentarse a otros problemas de orden interno y los que les quedan para el año que viene. Pero la apuesta exterior necesitaba de una ampliación de nuestros efectivos de cara año que se acerca. La limitación de tres mil militares que se había auto impuesto el Gobierno era una losa política” que había que derribar. Y así lo anunció la ministra que se refirió a el despliegue de hasta 7.700 soldados, lo que sorprendió en determinados círculos militares.

Porque esa cantidad es fácil de pronunciar e incluso de admitir sino se conocen ciertas claves y situaciones de nuestras Fuerzas Armadas y muy concretamente del Ejército de Tierra, que sobre quien recae el peso de as misiones en el exterior. Cerca de ocho mil soldados fuera, en misiones de paz p como quieran llamarlas, suponen otros tantos que están regresando y otra cifra igual que se está preparando para ir. Nos vamos entonces a un total de 23.100 operativos, difícilmente sostenibles por nuestros ejércitos a pesar de que la crisis y la incorporación de inmigrantes a filas ha paliado en algo el reclutamiento en los cuarteles.

Por eso, en la directiva de Defensa se es más prudente y se afirma que, si bien se elimina el límite de 3.000 soldados actual, se asegura que se atenderán a estas misiones siempre en organismos internaciones a los que pertenezca España, como la ONU, la OTAN o la Unión Europea según las posibilidades operativas de nuestras fuerzas y, por supuesto, con la aprobación del Congreso.

La posibilidad de tener que intervenir en algún otro escenario, además de la operación Atalanta en aguas de Somalia, ha pesado en estos planteamientos y muy fundamentalmente el caso de Afganistán. Las promesas de buenas relaciones y el apoyo de Barak Obama a España, además de la necesidad de seguir en los centros de decisión mundiales ante la crisis económica, tienen un precio que puede ser la mayor presencia de tropas españolas.

Pero como muy bien dijera el anterior Jefe del Estado Mayor de la Defensa, teniente general Félix Sanz en una conferencia hace unos días, España es la 8 potencia económica del mundo sí, pero nuestras Fuerzas Armadas están en el puesto 32. Y eso hay que tenerlo en cuenta a la hora de planificar.

Fernando Reinlein
Periodista

7.700 soldados, son muchos soldados
Comentarios