martes. 27.02.2024

19, 21, y 22 de junio…

El 19 de junio los indignados tomaran la calle, al menos eso es lo que intentan. Han convocado para evidenciar que "seguimos siendo mercancía en manos de políticos y banqueros”, y eso no les gusta.

El 19 de junio los indignados tomaran la calle, al menos eso es lo que intentan. Han convocado para evidenciar que "seguimos siendo mercancía en manos de políticos y banqueros”, y eso no les gusta. Saben que aunque la llama está encendida, aun nada ha cambiado, aun siguen gobernando los mercados, y ellos siguen indignados, y movilizándose, y debatiendo, y organizándose…

El 21 de junio, la Confederación Europea de Sindicatos, la CES, ha convocado a los trabajadores y ciudadanos europeos para exigir un cambio de rumbo en la política económica, quieren expresar su rechazo a las políticas impuestas por las instituciones de la Unión Europa y exigen un cambio de rumbo radical en el gobierno económico europeo. Ese día, el 21 habrá una euromanifestación en Luxemburgo. Ese día habrá huelga general en Grecia. Ese día trabajadores y trabajadoras de toda Europa expresarán su descontento por la salida de la crisis que se está imponiendo en toda la Unión Europea y que evidencia que efectivamente la guerra de clases existe, y como recientemente afirmaba el dueño, entre otras, de coca-cola, el americano Warren Buffett “la guerra de clases existe, y es la mía, los ricos, quien lleva a cabo esta guerra y la estamos ganando”.

El día 22 de junio se celebrarán asambleas, concentraciones, movilizaciones en todas las ciudades españolas, ante las delegaciones de gobierno. Los trabajadores y las trabajadoras de España, convocados por los dos grandes sindicatos, quieren expresar al gobierno y a los responsables políticos que tienen que cambiar el rumbo de la política antisocial que imponen, que no es posible seguir actuando al dictados de la Unión Europea y de los mercados.

Probablemente hubiera sido mejor sumar las fuerzas, pero no importa, las fuerzas se sumaran igualmente. Probablemente hubiera sido mejor una única convocatoria, pero no importa, todas las convocatorias tienen un fin común. Probablemente hubiera sido mejor una única y gran movilización, pero no importa. Algo se mueve, y eso es realmente lo importante. Lo importante es saber que hay que moverse y exigir otra salida a la crisis, otra forma de gobernar y de vivir, otro mundo.

Y hay algo que si importa y mucho, y es que nosotros, los indignados, los sindicalistas, los demócratas, los ciudadanos, los jóvenes, los viejos, las mujeres, los hombres, nosotros somos los otros, los del otro lado de la lucha de clases. Ellos, los mercados, los poderosos, los gobiernos que no gobiernan, que no ejercen el poder popular que debieran, que han abdicado de gobernar en nombre del pueblo y para el pueblo, que se arrodillan frente a los mercados. Ellos son los otros.

Y hoy nosotros, tenemos que mantener las llamas, apoyar las movilizaciones, sumar las fuerzas, hasta conseguir que prenda la hoguera que se lleve los malos vientos, los recortes, la destrucción de lo público, la precariedad, la falta de empleos dignos, la ausencia de democracia real. Porque siempre amanece, y el alba siempre anuncia la llegada del día y el sol siempre sale después de la tormenta, y a veces incluso le acompaña el arco iris.

19, 21, y 22 de junio…
Comentarios