<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 01.12.2022

¿Será el Grupo Parlamentario IU-ICV-CHA el embrión de la izquierda alternativa plural?

Con la constitución del nuevo Parlamento se abre también una expectativa. ¿Será el nuevo grupo IU-ICV-CHA el embrión parlamentario de una nueva izquierda alternativa? Evidentemente el nuevo grupo demostrará la voluntad real de IU de refundarse y abrirse a avanzar hacia un nuevo espacio plural de la izquierda alternativa.

Con la constitución del nuevo Parlamento se abre también una expectativa. ¿Será el nuevo grupo IU-ICV-CHA el embrión parlamentario de una nueva izquierda alternativa?

Evidentemente el nuevo grupo demostrará la voluntad real de IU de refundarse y abrirse a avanzar hacia un nuevo espacio plural de la izquierda alternativa. Se demostrará en la práctica si es posible el trabajo plural de diferentes fuerzas y especialmente si IU está dispuesta a ser una parte, importante, pero una parte de un proyecto basado en la pluralidad o si por el contrario pretenderá, una vez más, ser una alternativa puramente electoral que después en la práctica se convierte en una pluralidad de imagen, bajo el control asfixiante del PCE a través de IU.

Sin duda la constitución del grupo, plural en su interno, será la primera demostración de si realmente estamos ante una nueva política más abierta por parte de la organización dirigida por Cayo Lara. La diversidad derivada de la presencia de ICV, CHA o el propio Gaspar Llamazares debe reflejarse tanto en la composición del grupo como en su organización donde ha de quedar salvaguardada la identidad de los componentes, es decir desde el nombre del grupo, la portavocía compartida, etc. Es evidente que tanto ICV como el CHA no son parte de IU y tienen sus propias identidades que deben ser respetadas.

La credibilidad de un grupo plural de izquierdas podría ser importante y un embrión hacia futuras nuevas alianzas más amplias en el ámbito de la izquierda que pudiera incluir a grupos con los que actualmente no se han podido producir alianzas como EQUO, Compromís o tantos otros que sin duda ayudarían a sumar en el futuro un verdadero y real Frente Amplio de Izquierdas que tanta gente desea y demanda.

Cayo Lara, Coordinador general IU y José Luis Centella secretario general del PCE, deben demostrar que su propuesta electoral de unidad no era una mera estrategia coyuntural para ganar unos miles de votos, sino que están dispuesto a hacer una apuesta real por una unidad sin exclusiones y sin controles, una unidad con los mejores del conjunto de las fuerzas de izquierdas y ecologistas. Tienen la oportunidad de demostrar que los temores de algunos a aliarse con IU son infundados. Porque también deben ser conscientes de que el actual resultado electoral, dada la coyuntura política de desgaste del PSOE, ha sido satisfactorio pero sin duda no todo lo importante que debería haber sido. Si el proyecto es avanzar más, ampliar el espacio electoral y social de la izquierda alternativa y afianzar su vinculación con la izquierda social, deberán despejar todo intento de control y utilización partidista del Grupo Parlamentario.

En fin, creo que muchos votantes de la izquierda real, y muchos posibles votantes futuros de ella, estamos pendientes de comprobar que la alternativa plural es posible y que IU, como fuerza política más importante, apuesta realmente por la construcción de una amplia coalición de fuerzas de la izquierda sin hegemonías y sin controles. Otra frustración más abriría el paso a plantearse otras alternativas, aunque fueran más difíciles de construir, al margen de IU.

De momento la primera noticia no permite concebir muchas esperanzas. Que se haga una primera propuesta donde sitúan a Gaspar Llamazares como quinto portavoz parece una broma si no fuera una cosa seria. ¿Es que el esfuerzo personal de Gaspar consiguiendo el diputado por Asturias con un 14% de votos no ha gustado en algunas esferas de IU? ¿Cómo puede ponerse delante de un parlamentario de la categoría, por experiencia, ecuanimidad, capacidad unitaria y visión de futuro político, como es Gaspar, a personas que su mayor merito es ser “puro aparato” como Centellas o Nuet?. Es evidente que el sector más sectario de IU puede acabar por llevar a esta organización a la ruina, puede hacer que difícilmente sea compatible la coexistencia en el mismo grupo, con la gente de ICV, el CHA o el propio Llamazares, por más disciplinado que sea este último. Y sin duda sería un paso en falso de cara a un futuro unitario que agrupe a más gente y más grupos de izquierda alternativa. Al finar hasta tendrá razón EQUO al decir que la gente del PCE e IU solo quiere hacer al resto el abrazo del oso.

Mayoría absoluta de derechas, hundimiento de la opción social-liberal, sólo nos faltaría sectarismo y visión estrecha en algún sector de la izquierda alternativa.

¿Será el Grupo Parlamentario IU-ICV-CHA el embrión de la izquierda alternativa plural?
Comentarios