#TEMP
domingo 22/5/22

¿Gobernando a golpe de ‘rating’?

NUEVATRIBUNA.ES - 4.5.2010Cuando se sufre lo que se entiende en sentido amplio como ‘un ataque de ansiedad’ –no hace falta llegar al hospital- no es precisamente conveniente tomar ninguna decisión importante. En tales momentos se recomienda, ante todo, recuperar el ritmo de respiración normal y la estabilidad. En ciertas ocasiones, determinados medicamentos ayudan a recobrar la calma.
NUEVATRIBUNA.ES - 4.5.2010

Cuando se sufre lo que se entiende en sentido amplio como ‘un ataque de ansiedad’ –no hace falta llegar al hospital- no es precisamente conveniente tomar ninguna decisión importante. En tales momentos se recomienda, ante todo, recuperar el ritmo de respiración normal y la estabilidad. En ciertas ocasiones, determinados medicamentos ayudan a recobrar la calma. Es entonces cuando el individuo evalúa las causas de la situación de malestar y se propone poner en marcha determinadas acciones para mejorar su situación. Pero querer actuar antes de que las aguas se reconduzcan nos puede llevar a lo que se denomina como ‘conductas de escape’, dirigidas principalmente a actuar a corto plazo, es decir, a hacer lo que sea para calmar el torrente de miedo que se ha producido.

Visto lo sucedido la semana pasada y el episodio similar que se produjo a finales del mes de enero, todo parece indicar que el Ejecutivo socialista se va a poner manos a la obra para ‘actuar’ en plena espiral ansiosa, con el objetivo de acabar cuanto antes con ese ‘temor al miedo’ que está haciendo tambalearse las ya de por sí mermadas cuentas nacionales. De ahí que sea de esperar que el Gobierno vaya acatando poco a poco las temidas “reformas” que empresas privadas, diarios conservadores y organismos internacionales llevan meses pidiéndole.

Me gustaría pensar que es la ideología socialdemócrata la que ha ido ralentizando hasta ahora la acción del Gobierno: el hecho de creer que no se pueden reducir así como así los derechos de los trabajadores y las prestaciones del Estado de Bienestar. Pero esta conjetura se demuestra poco probable dado el bajo nivel en el que se encuentra la política española: a Zapatero parece preocuparle más no perder el voto de la izquierda para las próximas elecciones que mantenerse fiel a unos valores propios. Es lo malo de equipos que solo piensan de cuatro en cuatro años…

De ahí que el comportamiento del Ejecutivo se prevea muy volátil en el futuro y dependiente de los grandes titulares de Agencias de calificación, prensa británica y anuncios de instituciones transnacionales. Con un Partido Popular que todavía no se atreve a gobernar para no enfrentarse a la que está cayendo –por eso y no por otra razón no han puesto en marcha el ‘váyase-, el Gobierno parece determinado a responder de manera cortoplacista a las inclemencias que vayan surgiendo por el camino.

Una ruta, la de ir ‘al día’, con medidas puntuales y sin un plan preconcebido, que está guiando la política económica del Gobierno desde 2004. Ni siquiera en el ‘cuatrienio progresista’ se acometieron reformas sociales que nos hubieran dejado mucho más protegidos ante la crisis que estamos sufriendo actualmente. Llegados a este punto, el Ejecutivo se enfrenta a los problemas en su fase más grave y con los niveles de credibilidad ciudadana por los suelos. Y Solbes, por aquel entonces, ya quería ser “ex ministro”…

Andrés Villena es periodista e Investigador en Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Málaga (UMA).

¿Gobernando a golpe de ‘rating’?
Comentarios