miércoles 1/12/21

¿Estamos ante la punta de un iceberg con forma de tijera?

NUEVATRIBUNA.ES - 21.5.2010...Asegura Cándido Méndez que las decisiones que toma Zapatero y el modo en que las tomas hacen peligrar su credibilidad. Tiene razón De la Vega cuando dice que no son medidas fáciles de aceptar. Sin embargo hay un sector que sí las acepta e incluso le parecen adecuadas, el sector financiero.
NUEVATRIBUNA.ES - 21.5.2010

...Asegura Cándido Méndez que las decisiones que toma Zapatero y el modo en que las tomas hacen peligrar su credibilidad. Tiene razón De la Vega cuando dice que no son medidas fáciles de aceptar. Sin embargo hay un sector que sí las acepta e incluso le parecen adecuadas, el sector financiero. No olvidemos que detrás de la crisis se esconde una banca que apuesta por la congelación de las pensiones, por la disminución del gasto destinado a infraestructuras, por la reducción del sueldo de los funcionarios, por el aumento de los plazos de cotización que otorgan derecho a prestación, por la eliminación de la retroactividad en las ayudas a la dependencia, por el ajuste y control de las dosis de los medicamentos, por la disminución presupuestaria de las ayudas al desarrollo, por el ajuste del gasto de comunidades autónomas y ayuntamientos, por la eliminación del cheque bebé....

Sin embargo para el sector financiero estas medidas no son suficientes y quieren más, muchas más... No parecen dispuestos a renunciar a sus pretensiones y por ello tenemos que enfrentarnos al mayor recorte de gasto social de nuestra democracia con la incertidumbre de lo que vendrá a continuación. ¿Estamos ante la punta de un iceberg con forma de tijera? De momento el efecto llamada de estas medidas tuvo una rápida respuesta por parte de la CEOE que ya “dejó caer” sus pretensión de rebajar salarios.

Asegura Blanco que los pensionistas, alrededor de un 35% del total, que cobran pensiones contributivas y mínimas (con ingresos de 300 euros al mes las no contributivas y entre 180 y 836 las mínimas) no verán congelados sus ingresos y que en ningún caso se verá afectada la revaloración prevista para finales de año.

No obstante es inevitable que genere inquietud una medida que se califica de “ataque a los más débiles”.Pretender relanzar la economía a costa de uno de los colectivos más sensibles, tanto por la edad de sus componentes como por su precario poder adquisitivo, no parece la actuación más acertada.

Afirma también Blanco, el único miembro del ejecutivo que está dando la cara, que no se puede alcanzar o mantener un Estado de bienestar con impuestos bajos y no le falta razón. No obstante resulta desconcertante que un gobierno socialista maneje con tanta soltura medidas que van a afectar de forma muy negativa los logros conseguidos en aras del bienestar social pero que no concrete (“no son medidas inminentes”, “no es el momento oportuno”) la subida de impuestos para las rentas más elevadas porque lo que toca es reducir el gasto social al tiempo que suelta un globo sonda diciendo que las grandes fortunas, en el caso de que realmente lleguen a tener algún tipo de subida fiscal, se verán afectadas únicamente de modo temporal.

Frente a este “ajuste” los restantes partidos de la izquierda parlamentaria tienen previsto solicitar que se implante de nuevo el impuesto sobre patrimonio (reconoció Salgado que “habría retrasado la retirada de la tasa sobre el patrimonio si hubiera conocido la gravedad de la crisis” ¿…?) que se graven las rentas más altas y un plan de medidas de lucha contra el fraude fiscal.

De momento, en este río revuelto en él que intentamos mantenernos a flote, tenemos que soportar como Mariano Rajoy y los suyos intentan pescar utilizando como cebo su oposición a las mismas medidas que ellos pretendían.

Pilar Rego - Educadora Social.

¿Estamos ante la punta de un iceberg con forma de tijera?
Comentarios