#TEMP
jueves 26/5/22

¿Eso es todo amigos?

NUEVATRIBUNA.ES - 11.4.2010No sería descabellado sopesar la opción de trasladar la grabación de El Club de la Comedia a la sede del PP para evitar así desplazamientos innecesarios de los artistas. Cuando uno, siempre tan escéptico, tachaba de insuperables algunas cimas del humor político, un género que ya ha superado con creces por cantidad y calidad al de los chistes de Lepe, hete aquí que no.
NUEVATRIBUNA.ES - 11.4.2010

No sería descabellado sopesar la opción de trasladar la grabación de El Club de la Comedia a la sede del PP para evitar así desplazamientos innecesarios de los artistas. Cuando uno, siempre tan escéptico, tachaba de insuperables algunas cimas del humor político, un género que ya ha superado con creces por cantidad y calidad al de los chistes de Lepe, hete aquí que no. Normal cuando, de una tacada, salen al mismo escenario Espe, Josemari y Cospe. Ya quisieran los muñecos de Mari Carmen tener tanta gracia como ellos.

No hablo de los de José Luís Moreno no por menosprecio a su talento sino debido a la depresión que padecen. Ya saben que pesan sobre ellos serias sospechas a cuenta de unos contratillos televisivos que firmaron durante el mandato de Matas. Al parecer a Monchito le pueden caer hasta tres años de cárcel aunque, al no interponer la demanda judicial la Falange, que así es cómo se entera uno de que todavía existe, es muy posible que no prospere.

Lo que sí avanza sin fronteras es ese gracejo hasta ahora soterrado que ha destapado en el PP la trama Gürtel. Si ya Aguirre aportaba, con rictus serio y encomiable por lo que tiene que costar aguantar la risa, su deseo de que todo el peso de la ley cayera sobre los corruptos, Cospe, acaso picada por el alto vuelo de ese ‘gag’ de la presidenta, aseguraba con temple y grandilocuencia que no hay partido en España que luche con más firmeza contra la corrupción que el suyo. El suyo es el PP. Lo aclaro por si no daban crédito al aserto.

Claro que quedaba el más difícil todavía. O casi. No por casualidad uno llega a ser líder espiritual por los siglos de los siglos de la derecha patria. Por ello Josemari descolló en esta pugna cómico-festiva con ese brindis, que se añade por mítico al de La Traviata, en el que se jactaba delante de Mariano de que con él ni había corrupción ni se la esperaba. De hecho, a Paquito Correa le invité yo a la boda de la niña Anita y Agag habida cuenta que por porte y maneras bien podía pasar por subsecretario de Estado. A ese enlace no crean que iba cualquiera a pesar de estar en ella también Berlusconi.

Decía que casi era lo más difícil hasta que de nuevo Espe deslumbró con otro de sus ‘sketchs’. Desde el ‘Yo acuso’ de Zola no se conocía cosa igual. Ese ‘Yo destapé Gürtel’ con el que, por sorprender, se debió de sorprender a sí misma y mira que se ha disfrazado de cosas, supone todo un hito en la lucha contra la corrupción. Eso sí, desvelar el tinglado no ha sido sencillo ni siquiera para una mente tan sagaz como la suya. De hecho su Gobierno necesitó cerrar unos quinientos contratos con la trama para que sólo ella, y no Perry Mason como se decía, se percatara de que algo olía a podrido por allá por Majadahonda. En suma, todo un festival de humor que en estos tiempos bien que se agradece. Eso es todo… eso es todo… eso es todo amigos. Seguro que no. Ya verán.

Germán Temprano es escritor y periodista

JAULA DE GRILLOS

¿Eso es todo amigos?
Comentarios