<------ PlayOnContent--------> <------ END PlayOnContent--------> #TEMP
miércoles. 10.08.2022

¿Es que Zapatero milita en el PP valenciano?

NUEVATRIBUNA.ES - 1.10.2009Leo este comentario en la red: ¿Es que Zapatero milita en el PP valenciano?La pregunta viene a cuento de la petición de dimisión que ha dirigido Francisco Camps al presidente del Gobierno cuando le han preguntado si iba a cesar a alguno de los presuntos corruptos que le rodean en la Generalitat y en su partido.
NUEVATRIBUNA.ES - 1.10.2009

Leo este comentario en la red: ¿Es que Zapatero milita en el PP valenciano?

La pregunta viene a cuento de la petición de dimisión que ha dirigido Francisco Camps al presidente del Gobierno cuando le han preguntado si iba a cesar a alguno de los presuntos corruptos que le rodean en la Generalitat y en su partido.

Las palabras de Camps suenan a aquellas cantinelas, "Felipe, dimisión" y "Váyase señor González", que auparon en su día a Aznar al primer puesto del top de la popularidad. Y tiene gracia que con todo lo que tienen encima Camps, Costa y Rambla (por citar sólo los casos que más recientemente han saltado a los papeles por el caso Gürtel), se atrevan a pedir la cabeza de un rival político. Camps no sólo no ha dado ninguna explicación satisfactoria sobre el motivo de que unas empresas a las que el PP favorecía y privilegiaba, al margen de sus méritos, le llenaran el ropero. Además, cuando todo apuntaba a que iba a tomar alguna medida ejemplarizante, ha cerrado puertas y ventanas y se ha negado a ventilar la casa. No habrá ceses ni dimisiones. Todo seguirá como estaba y viva la república independiente de Valencia. Al president, lo que diga Génova le entra por un oido y le sale por el otro.

Lo primero que ha llamado la atención es el desairado papel que le ha tocado interpretar a la secretaria general del PP. María Dolores de Cospedal fue la encargada de asumir el rol de 'poli mala' para pedirles a los valencianos que actuaran de una vez y que lo hicieran de manera "contundente". Después llegó Rajoy, el 'poli bueno', comió con Camps y entre los dos arreglaron el asunto o, lo que es lo mismo, le hicieron un corte de mangas a la 'número dos'.

Pero que nadie se llame a engaño. Si Cospedal ha quedado a la altura del betún, tampoco Rajoy ha salido mejor parado. Teniendo en cuenta las amenazas que Camps le lanzó desde las tribuna de las Corts de Valencia, cuando le dijo que si quería conquistar España no podía tocar ese feudo, todo apunta a que el chantaje ha funcionado. Quizá lo que quiso decir el barón autonómico es que mucho ojo con meter mano a sus dominios, no fuera a ser que tirando de algún hilo de la trama Gürtel lleguemos hasta la cocina de Génova pasando por los archivos del ex tesorero Bárcenas. Cinco horas de conversación, detrás o delante de un biombo, dan para mucho.

El caso es que Rajoy ha vuelto a demostrar su inoperancia y definitivamente se ha convertido en rehén de la trama. Si no es capaz de poner orden en su propia casa, si no tiene la suficiente autoridad para hacer que se cumpla una decisión que a todas luces emanó de la dirección del partido aunque Cospedal fuera la encargada de verbalizarla, es él quien debería marcharse. Si en el PP hubiera un mínimo de coherencia, ahora el grito de guerra sería "¡Váyase, señor Rajoy!"

¿Es que Zapatero milita en el PP valenciano?
Comentarios