Nuevatribuna

Reyes Maroto, valor en alza en el equipo de Sánchez

Maroto cotiza al alza en la ‘bolsa’ de ministros del Gobierno, cuenta con la confianza de Sánchez y Calvo, y su imagen pública mejora día a día

Lejos del ruido político y mediático en que ‘bracean’ a diario otros compañeros de Gabinete, la ministra Reyes Maroto trabaja a conciencia -también a contrarreloj- para sembrar de iniciativas, agendas de trabajo, cambios normativos y planes estratégicos la senda inmediata de actuación en la industria, el turismo y el comercio, sectores que viven una verdadera encrucijada por la velocidad de los cambios que a diario sacuden el planeta.

Rigurosa e incansable -como demostró durante su etapa como diputada en la Asamblea de Madrid, que ella misma se ocupa de recordar-, sus colaboradores destacan de la vallisoletana su talante amable, imprescindible para afrontar los innumerables problemas que afrontan sus áreas de competencia, derivados en gran medida de la desidia y la inacción del Gobierno de ‘don Tancredo’ Mariano Rajoy. 

Maroto no se prodiga excesivamente en los medios de comunicación, porque prefiere el trabajo de despacho, pero no ha tenido problema alguno en ‘dar la cara’ en tres peliagudas crisis industriales -Vestas, Naval y Alcoa-, tratando de buscar soluciones y teniendo presente, como militante socialista que es, que lo más importante es el mantenimiento de los puestos de trabajo.

Atrás quedó la anécdota del “globo-sonda” -‘expresión-trampa’ del periodista que le preguntó, más que fallo intrínseco de la ministra-, un tropiezo indiscutiblemente menor comparado con otros “marrones” a los que han tenido que enfrentarse Sánchez y su Gabinete -incluidas dimisiones, reprobaciones, desastres de coordinación y errores de respuesta a la ‘cacería’ que desarrollan los medios de derecha y los cada vez más numerosos medios de ultraderecha-.

Desde su nombramiento, Maroto ha recorrido plantas de producción y mercados, se ha ‘arremangado’ para abordar temas calientes como la venta ilegal o las viviendas turísticas, ha viajado dos veces a Cataluña para demostrar presencia institucional y voluntad de trabajar codo con codo con la Generalitat y ha convocado encuentros con las Comunidades Autónomas que habían desaparecido de la agenda del PP. Sabedora de la importancia del sector de la automoción, mantiene una excelente relación con este exigente lobby, pero también con los sindicatos de la industria a nivel nacional, con presidentes de grandes empresas, diplomáticos y hasta con alcaldes independentistas o del PP. En el ámbito internacional, se ha ‘batido el cobre’ en Estados Unidos para defender la aceituna negra sevillana, tiene línea directa con las autoridades comunitarias de comercio y dispone de buena información sobre la negociación del Brexit.

Maroto cotiza al alza en la ‘bolsa’ de ministros del Gobierno, cuenta con la confianza de Sánchez y Calvo, y su imagen pública mejora día a día. Su reto para los próximos meses no es otro que tener tiempo para que se hagan realidad sus iniciativas, y presupuesto para ejecutarlas, con el beneplácito de Bruselas y de la ministra de Hacienda.