<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
lunes. 26.09.2022

La cultura es un arma

Sobre el escenario Luis Garcia Montero y Juan Diego Botto evocan a Garcia Lorca, a Nueva York, sus cloacas y sus miserias, tan próximas a las nuestras, a pesar de parecer lejanas, distantes y distintas...

WhatsApp Image 2019-08-28 at 19.46.21

Sobre el escenario Luis Garcia Montero y Juan Diego Botto evocan a Garcia Lorca, a Nueva York, sus cloacas y sus miserias, tan próximas a las nuestras, a pesar de parecer lejanas, distantes y distintas.

“La cultura es también un campo de batalla de ideas, en el que se dirimen combates que afectan en gran manera a las relaciones sociales, a la construcción de hegemonías”

Acababan de bajar del escenario Jorge Bouso, recitando a Celaya, “poesía para el pobre, poesía necesaria, como el pan de cada día”; Luis Pastor, afirmaba que hay que recuperar el orgullo de ser obrero y aprender y revelarse; Miguel Ríos pide a los suyos, que se hagan visibles, que se revelen, que salgan de sus casas, que no permanezcan impasibles frente al robo de derechos; Ángel Cappa, que dice que el futbol, no solo es negocio, sino una forma de organización de los niños de los barrios obreros de todo el mundo, y también afirmaba que el capitalismo mata de hambre o de estupidez.

Todos ellos, y muchos más, forman parte del “Foro por la Cultura” que la Fundación 1º de mayo presentó el día 3 de octubre en el salón Marcelino Camacho, y todos, según leía Azucena Rodríguez, están convencidos “de que la cultura del trabajo es ahora más necesaria que nunca, y lo es porque sus valores son los que han de impulsar el gran cambio que esta sociedad demanda”, esto y otras muchas cosas se escucharon en el Auditorio de Comisiones Obreras de Madrid.

El escenario era sobrio, con luz tenue que daba más fuerza a las palabras. El publico, permanecía en silencio, bebiendo las ideas, sintiendo las emociones, la solidaridad, en la garganta de muchos se formaba un nudo, en la cara de otros una fugaz lagrima. Un joven se limpiaba discretamente las lágrimas. Estaba escuchando mensajes que le eran familiares, que reconocía, y que le reconfortaban.

Eran mensajes de esperanza, de lucha “La cultura es también un campo de batalla de ideas, en el que se dirimen combates que afectan en gran manera a las relaciones sociales, a la construcción de hegemonías”, afirmó Rodolfo Benito, presidente de la Fundación Primero de Mayo.

Tal vez el joven pensaba que esta sociedad necesita aire fresco, ideas distintas, otra hegemonía social y cultural, a veces las lágrimas son fraternales, reconfortantes.

El acto finalizó con una intervención de Ignacio Fernandez Toxo, secretario general de CCOO, que habló de movilización de las ideas y de movilización en la calle, de sumar mareas, de confluir con la sociedad, de luchar, de seguir luchando por cambiar el mundo.

El joven de las lágrimas se fue, pero antes cuenta que el acto le recordó otras conversaciones y otras situaciones “el obrero, solo puede dejar cultura y formación a sus hijos” le decía su abuelo, y recuerda con rabia a los compañeros de facultad, que han tenido que dejar sus estudios porque no han podido pagar la matrícula, le reconforta escuchar las palabras eternas de Lorca y a Miguel Rios llamando a resistir, a luchar “mientras el cuerpo aguante”.

La cultura es un arma