lunes 26/7/21

Mariano Rajoy y el Capitán Pescanova

El mar –la mar–  siempre cautiva por su inmensidad, por su desatada fuerza y por los recónditos misterios...

El mar –la mar–  siempre cautiva por su inmensidad, por su desatada fuerza y por los recónditos misterios que esconde en sus profundidades. A lo largo de la historia, el ser humano ha considerado la mar como un reto y su conocimiento una incógnita al intentar obtener respuestas a cuestiones que abarcan desde la entelequia filosófica de cómo es posible la existencia de algo tan inmenso hasta el planteamiento biológico de cómo será posible la vida bajo las aguas sin recibir la luz del sol ni poder respirar oxígeno. 

Igualmente han interesado a la humanidad ciertas cuestiones prácticas como son la técnica y el arte que permiten orientarse y desplazarse flotando en su superficie.

Pero además de sondear en las entrañas de su conocimiento, el hombre se ha servido también del mar como fuente de inspiración artística (literatura, música, pintura, cine…) y, sorprendentemente, también como recurso utilizado por ciertos políticos para hacerse entender o, a veces, para hacernos reír intentándonos convencer de sus absurdas mentiras que hacen pasar por verdades.

En mayo de 2010, Francisco Camps sorprendió a propios y extraños al afirmar que "toda España sabe que soy honrado, desde Finisterre hasta el cabo de Gata", aseveración hecha sin duda como homenaje y cita al ilustre Pepe da Rosa y una inspirada canción donde el rapsoda y músico entonó estos bien rimados versos: 

Del cabo de Gata 

al de Finisterre 

Hay que ver la gente

como está con jota erre

Transcurridos casi cuatro años, en el debate del estado de la nación celebrado el 25 de febrero de 2014, otro político del Partido Popular, esta vez don Mariano Rajoy, recurría de nuevo a referencias geográficas marítimas al declarar con triunfalismo, que “... hemos atravesado el Cabo de Hornos”.

Habida cuenta de la tendencia de los populares a las metáforas marineras, cabría preguntarse que atlas consultarán y con que nuevas inspiraciones piensan sorprendernos los políticos de la derecha nacional con miras a la inminente campaña electoral que el próximo año decidirá un nuevo (o quizás el mismo) presidente de gobierno

¿Tal vez propondrán como candidato a la presidencia de gobierno en 2015 al intrépido Capitán Pescanova?

¿Tal vez anunciarán  que " lamentablemente, España se hunde como el Titanic", tras la nefasta gestión del partido de la gaviota (ave marina por cierto) que sólo ha beneficiado a los bolsillos de quienes no necesitan de ese estado de bienestar que poco a poco han ido destruyendo?

Por Dios, que triste tropa la de estos próceres de la patria.

Mariano Rajoy y el Capitán Pescanova