Imprimir

Y tú, ¿qué oposición prefieres?

Nuevatribuna | 04 de septiembre de 2020

¿Sabes cuales son las oposiciones mejor pagadas en España? continúa leyendo y lo descubrirás.

La estabilidad salarial y laboral son los dos ejes fundamentales que garantizan una plaza de empleo público.

Los funcionarios de carrera se dividen en diferentes grupos. Dicha división se  estructura en función del título requerido siendo esto último, lo que contribuye a determinar las retribuciones de cada profesional.

Grupos y subgrupos de las oposiciones mejor pagadas

La cuestión de cuáles son las oposiciones mejor pagadas está  directamente conectada con la organización de los cuerpos de  funcionarios en grupos y subgrupos (además de con la propia dificultad de la oposición). Veamos cuáles son:

  • Grupo A – Subgrupos A1 y A2.  Son los funcionarios en cuyas convocatorias de oposiciones se les exige estar en posesión de un título universitario, doctorado, ingenieros o arquitectos. Es la categoría en la que recibirán unas mejores remuneraciones, aunque cabe destacar que dentro del subgrupo A1 existen grandes diferencias entre los distintos cuerpos de funcionarios. Algunas de estas oposiciones son: 

  1. Secretarios e interventores de administración local.

  2. Interventores y auditores del Estado.

  3. Jueces y fiscales.

  4. Inspectores del Estado.

  5. Interventores de la Seguridad Social.

  6. Cuerpo de Gestión de Sistemas e Informática.

  7. Gestión de la Seguridad Social.

  8. Técnicos de Auditoría y Contabilidad.

  9. Técnicos de Hacienda, etc.

  • Grupo B. Funcionarios que deberán estar en posesión de un título de técnico superior. Llevarán a cabo tareas de gestión y de ejecución.

  • Grupo C:

  1. Subgrupo C1. Formado por funcionarios del Cuerpo Administrativo que tengan el título de bachillerato. 

  2. Subgrupo C2. Formado por funcionarios del Cuerpo Auxiliar. Desempeñan tareas de atención al público o administración elemental. Se exige estar en posesión del Graduado en ESO. 

  • Grupo E  Funcionarios del Cuerpo Subalterno: vigilancia, servicio de limpieza, etc. En este caso no se requiere titulación académica. 

Salario de los funcionarios: regulación legal y complementos salariales

El salario de los  funcionarios está establecido según los Presupuestos Generales del  Estado por medio de la Secretaría de Estado de Presupuestos y Gastos si  se trata de empleos de ámbito nacional. En el caso de funcionarios  locales o autonómicos, el sueldo estará determinado por los presupuestos de cada una de las administraciones contratantes.

Las  cantidades publicadas en las distintas tablas salariales oficiales  corresponden al sueldo base en relación a las categorías profesionales. A  esta suma habrá que añadir distintos complementos que dependen de las condiciones y la situación, laboral, méritos, antigüedad o destino de cada trabajador.

Así pues, veamos los componentes del salario de un funcionario:

  • Salario base. Se establece únicamente en función del grupo al que pertenece cada plaza, según la titulación de acceso exigida en la oposición. 

  • Complemento de destino. Va ligado al nivel que tenga atribuido cada puesto concreto, según  la progresión en la carrera administrativa. Existen 30 niveles de  complemento de destino en la administración pública española, que se  distribuyen en función del grupo funcionarial y el tipo de puesto. 

  • Complemento específico. Este complemento retribuye el nivel de dedicación, responsabilidad,  dificultad o incompatibilidad de los distintos tipos de puestos. 

  • Complemento de productividad. Muy variable en casa caso, puesto que  retribuye un especial rendimiento del funcionario.

  • Antigüedad. Este concepto retributivo se fija en función de los años de servicio que se haya acumulado como empleado público. De este modo, su importe va  incrementándose por cada tres años de servicio cumplidos (trienio). Además, la cuantía de cada trienio se vincula  también al grupo de pertenencia de cada tipo de plaza.  

  • Pagas extraordinarias. Se perciben dos veces al año. Estas pagas incluyen el salario base, la antigüedad y  parte de las retribuciones complementarias. 

Factores a tener en cuenta a la hora de elegir una oposición

En cualquier caso, es importante tener en cuenta que no lo más importante no tiene por qué ser el sueldo. Hay que relativizar la importancia del salario y analizarlo a la vista de otros factores como por ejemplo:

  • El nivel de dificultad de la oposición.  No todo el mundo está dispuesto a dedicar los 7 o más años que lleva  preparar una oposición como la de Notarías o Registros. Incluso no todas  las personas tendrán la capacidad memorística necesaria para tener  éxito en estos procesos selectivos.

  • El número de plazas, la frecuencia de convocatorias y el nivel de competencia. De nuevo, estas cuestiones pueden restarle atractivo a una oposición, aunque el salario sea muy elevado.

  • El tipo de trabajo a realizar  una vez aprobada la oposición. Por ejemplo, desarrollar el trabajo de  Juez puede llegar a ser muy estresante para determinadas personas. Por  tanto, antes de lanzarte a preparar una oposición, pondera también si el  tipo de trabajo encaja o no contigo.

Para terminar, solo añadir que aunque esperamos que las pautas indicadas hayan servido de orientación a la hora de encauzar tu destino profesional, tengas en consideración que no se debe valorar únicamente la cantidad a cobrar, puesto que cuestiones como el esfuerzo necesario para preparar las oposiciones o el tipo de trabajo a desarrollar, son igualmente muy importantes antes de tomar una decisión.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/varios/oposicion-prefieres/20200904093322178821.html


© 2020 Nuevatribuna

© medio digital de información general editado por Página 7 Comunicación S.L. Madrid