Imprimir

Oposición irresponsable y peligrosa

Carlos Barra Galán | Médico Especialista del Sistema Nacional de Salud

Nuevatribuna | 08 de febrero de 2019

Realizando esta acusación el Sr. Casado está obligado, si la acusación tiene base legal alguna, a denunciar ante los tribunales de justicia al presidente del Gobierno

Parecía muy difícil que la calidad de la confrontación política en nuestro país alcanzase cotas más bajas, pues bien estos últimos días ello se ha conseguido merced a las declaraciones públicas realizadas por el actual líder de la oposición, Sr. Casado, así como por el máximo responsable político de la formación naranja ( C´s), Albert Rivera. Me explicaré:

Utilizando como excusa una muy desafortunada y torpe política de comunicación del Gobierno en relación a la presencia de la figura de un relator (o cualquier otra denominación) en la mesa de diálogo político de los partidos catalanes, los máximos responsables del Partido Popular y C´s han efectuado unas declaraciones públicas que en mi opinión erosionan aún más el ya debilitado prestigio de nuestras instituciones.

El Sr. Pablo Casado ha vertido unas acusaciones y descalificaciones sobre el Presidente del Gobierno de España que por su extrema gravedad y por la crispación política y social que pueden comportar necesitan una reflexión serena y sosegada. Acusa el líder del P.P al Presidente del Gobierno de estar cometiendo alta traición (delito muy grave y perfectamente tipificado en nuestro Código Penal); realizando esta acusación el Sr. Casado está obligado, si la acusación tiene base legal alguna, a denunciar ante los tribunales de justicia al presidente del Gobierno y en el plano político, al tratarse de un asunto de tal gravedad, a presentar una moción de censura que de ser cierta esa conducta delictiva del Presidente Sánchez estoy segurocontaría con una amplia mayoría parlamentaria.

Afirma también el líder del P.P que Pedro Sánchez es un presidente ilegítimo. Una acusación de esa naturaleza obliga a quién la sostiene a explicar de manera pública ante todos los ciudadanos cuando y donde se ha producido la acción ilegítima que posibilitó la investidura del Sr. Sánchez como Presidente del Gobierno.

Ambas acusaciones (traición e ilegitimidad) de ser ciertas, no debieran ser difíciles de probar por parte de una persona, Sr. Casado, que posee un brillante expediente universitario en el campo jurídico.

El líder del Partido Popular vertió más descalificaciones personales hacia el Presidente del Gobierno que al ser en mi opinión de un enorme mal gusto no merecen ser comentadas. Si creo oportuno indicar que una vez más con tal de descalificar al Gobierno y a su Presidente, el Sr. Casado ha vuelto a utilizar un clásico del P.P cuando está en la oposición, recurrir a ETA, afirmando que el gobierno en Cataluña sigue la agenda de la ya disuelta y derrotada banda terrorista. Utilizar el terrorismo en la contienda política partidista no es nunca bueno para un país pero lamentablemente el Partido Popular sigue sin entenderlo. Muy mala imagen la proporcionada por el líder del P.P que en mi opinión le aleja de la esperada en un dirigente político que aspira a gobernar y le acerca mucho a la dada por políticos de formaciones extremistas y residuales.

Más inteligente, menos estrambótica y exagerada, pero con la misma finalidad política de provocar un clima de crispación, ha sido la aparición pública del Sr. Rivera. El líder de la formación naranja piensa que con acciones políticas de corte provocador y que generen un clima de división, crispación y enfrentamiento, su formación aumenta en la intención de voto. Esa forma de hacer política le ha ido bien en Cataluña donde en las elecciones autonómicas últimas fue el partido más votado con un programa con un objetivo estrella, machacar a los independentistas y expulsarlos del gobierno en Cataluña; ahora bien llama la atención que tras ser el partido más votado, su lideresa catalana, Sra Arrimadas, no hizo ni el mínimo esfuerzo por conseguir apoyos que la permitiesen formar gobierno y expulsar de las instituciones a quienes tanto detesta; comportamiento éste muy anómalo en un sistema parlamentario. En mi opinión el Sr. Rivera piensa que manteniendo vivo el conflicto catalán su partido conseguirá más votos en el conjunto del Estado y a ello se dedica de manera intensiva. Ninguna propuesta de solución política al conflicto territorial con Cataluña ,propugnando sólo la aplicación del artículo 155.

Esta nueva embestida de las dos formaciones de la derecha contra el Presidente Sánchez con el único objetivo de expulsarle de La Moncloa, necesitaba una acción de impacto mediático para consolidar el objetivo pretendido, sacar réditos electorales claros en un ambiente de crispación. La acción se ha concretado en la manifestación que el próximo domingo se desarrollará en la plaza de Colón de Madrid, manifestación convocada al alimón por P.P y C´s cuyos líderes han llamado a todos los españoles a manifestarse contra el gobierno socialista y su presidente. A ese llamamiento se unió de forma instantánea el partido Vox, produciéndose nuevamente la confluencia de las tres derechas; posteriormente se han adherido Falange y Hogar Social. Tal es el interés que el Sr. Casado tiene para facilitar en este caso que todos los ciudadanos españoles hagan uso del derecho a manifestarse, que su partido en palabras suyas, facilitará transporte a toda persona que desee acudir a la plaza de Colón desde cualquier rincón del país. El Sr. Rivera más cauto, se ha limitado a hacer un llamamiento genérico a todos los españoles a acudir a la manifestación..

El lema que al parecer va a presidir la manifestación es: Por una España unida. Elecciones ya. Ciertamente es un lema muy clarificador que denota una vez más como la derecha española, la vieja y la nueva , tiene muy poca paciencia cuando pierde el poder político y emplea lo mejor que tiene ,no en hacer propuestas para mejorar las condiciones de vida de una mayoría social, ni mejorar nuestros servicios públicos, ni erradicar realmente la corrupción que en muchos casos se alberga en sus filas, ni cumplir con el mandato constitucional de establecer un sistema fiscal progresivo, ni hacer posible el derecho a una vivienda digna a muchos ciudadanos que carecen de ella, sino en intentar producir crispación, desestabilizar la convivencia ciudadana y hacer peligrar la cohesión social, apelando a sentimientos identitarios que tanto critica en otros casos,pensando que así consigue importantes réditos electorales que les permita volver a gobernar.

Los españoles no nos merecemos asistir a un espectáculo como el vivido estos días. En mi opinión que unos líderes políticos que aspiran a gobernar el país transmitan mensajes a la ciudadanía repletos de mentiras ( España no se ha roto ni se va a romper, el gobierno no ha hecho ninguna cesión , el diálogo es imprescindible para tratar de acabar con el conflicto territorial catalán)y con la clara intención de dividir y crispar , pone muy en entredicho el mensaje patriótico que tratan de vender. No me parece compatible apelar al patriotismo y al unísono denigrar a quienes representan figuras institucionales del mayor nivel del país. Es perfectamente compatible respetar la institución y a quien la representa, y al mismo tiempo ser durísimo en la crítica política si se cree tener argumentos para ello. Estoy convencido que los partidos de oposición tienen motivos fundados para criticar actuaciones de este gobierno y también pienso tienen dirigentes capaces de argumentar de forma brillante sus críticas; es por ello me niego a aceptar que los ciudadanos tengamos que soportar tan lamentable espectáculo como el que estamos viviendo estos días

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/carlos-barra-galan/oposicion-irresponsable-peligrosa/20190208170748159950.html


© 2019 Nuevatribuna

© medio digital de información general editado por Página 7 Comunicación S.L. Madrid