Imprimir

Macri intenta superar el revés electoral con medidas de emergencia

Adalberto C. Agozino | 15 de agosto de 2019

El imprevisto triunfo del kirchnerismo en las elecciones primarias de Argentina desato una crisis política que ha paralizado a la economía, forzando al presidente Macri a adoptar medidas de emergencia.

La Argentina no logra aun superar su sorpresa luego del aplastante voto castigo que en las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias del domingo pasado sufrió el gobierno del presidente Mauricio Macri y la clara posibilidad de un triunfo de la fórmula populista formada por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner en las elecciones generales del 27 de octubre próximo.

Esta situación desató una fuerte preocupación en la población. En especial entre aquellos votantes que apoyaron a Macri en 2015 y luego se desilusionaron por que no cumplió con sus promesas de campaña y por el pobre desempeño de su gestión

Ninguna de las encuestas presagiaba una victoria opositora de tal magnitud. El kirchnerismo se impuso claramente por quince puntos porcentuales venciendo en veintidós de los veinticuatro distritos electorales. El oficialismo solo venció en la mediterránea provincia de Córdoba y en su feudo histórico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Al conocerse los resultados de la votación primaria, el gobierno del presidente Mauricio Macri entró en un shock del cual no se ha recuperado totalmente.

Paro, la reacción más rápida e inesperada provino de los mercados internacionales. En Argentina el valor del dólar se disparó desde los $46 del viernes hasta tocar los $70 en algunas casas de cambio del centro porteño. Sólo la activa intervención del Banco Central de la República Argentina vendiendo dólares logró fijar la tasa de cambio en $58 este martes 13 de agosto. No obstante, esta no es la cotización definitiva de la divisa estadounidense.

La brusca devaluación del peso impacto sobre los países de la región. El peso mexicano se depreció un 0,83%, el colombiano un 0,85%, el chileno 0,41% y el real brasileño 1%.

Al mismo tiempo, el riesgo país que mide JP Morgan, tuvo su peor desbandada en setenta años, trepando un 88% hasta llegar a una cifra récord de 1.653 puntos, el valor más alto de los últimos diez años.El índice Merval de Buenos Aires se derrumbó un 37,35%.

Los centros mayoristas de distribución de alimentos y productos de primera necesidad reaccionaron a la devaluación del peso incrementando sus precios entre un 10 y un 20%.

Los argentinos que contaban con dinero en efectivo se apresuraron a concurrir a los comercios para abastecerse de productos antes que estos incrementaran su valor pero encontraron que los comercios no querían venderlos porque temían agotar sus stocks y no sabían cual sería el precio de reposición de la mercadería.

Además, las firmas automotrices Toyota S. A.,FCA (Fiat – Chrysler) y el grupo PSA (Peugeot -Citroën) suspendieron el envío de vehículos desde sus plantas productoras hasta la concesionarias y estas últimas dejaron sin efectos los descuentos y planes de venta en cuotas que habían acordado con el gobierno, incluso aumentaron el valor de los automóviles en un 20%.

Esta situación desató una fuerte preocupación en la población. En especial entre aquellos votantes que apoyaron a Macri en 2015 y luego se desilusionaron por que no cumplió con sus promesas de campaña y por el pobre desempeño de su gestión.

Muchos de esos electores, el domingo votaron por otros candidatos, en blanco o directamente no concurrieron a los comicios. Una parte de los electores de clase media que incluso votaron por el Frente de Todos lo hicieron para darle un llamado de atención a Macri en las primarias pero luego de alarmaron con las consecuencias que podría enfrentar el país si retorna el kirchnerismo al gobierno.

En el seno del gobierno, luego del impacto de la votación, algunos funcionarios comenzaron a especular con la posibilidad de recuperar a parte de sus antiguos votantes de clase media. El análisis que hace el macrismo es que si en la próxima elección general la fórmula Alberto Fernández – Cristina Fernández de Kirchner pierde algunos puntos y obtiene tan sólo un 44% o menos de los votos y Juntos por el Cambio incrementa al menos su caudal electoral del 32 al 35%. Ninguno alcanza al 45% y la diferencia entre el primero y segundo se reduce a menos de diez puntos. Este resultado forzaría a una segunda vuelta presidencial.

En ese caso Macri podría sumar a la mayoría de los votantes del peronismo republicano que sigue al economista Roberto Lavagna (8%) y los cinco puntos que obtuvo de la derecha (el nacionalista ex Cambiemos Gómez Centurión y el economista liberal Espert). Mientras que el Frente de Todos solo sumaría los tres puntos obtenidos por la izquierda dura.

Estos anuncios solo evidencian que la crisis electoral y económica en Argentina esta muy lejos de haber encontrado su piso

Al igual que en la segunda vuelta de la elección presidencial se resolvería en un final abierto, “cabeza a cabeza”, de 49 a 50% donde cualquier candidato podría resultar triunfador.

Es por lo que para contener la crisis y recuperar la confianza del electorado de la clase media, el miércoles 14, a las 9.30 hora local, antes de la apertura de los mercados, un presidente Macri adusto, sobrio y con semblante preocupado, pidió disculpas e hizo una autocrítica de su gestión para luego anunciar un paquete de medidas.

Ellas son sintéticamente las siguientes:

Aumenta un 20% el piso y la deducción especial a partir de los cuales pagan el impuesto los jubilados y los empleados en relación de dependencia. Son 2 millones de personas.

Esto permitirá una mejora en el sueldo de bolsillo de los trabajadores en relación de dependencia de alrededor de 2.000 pesos (unos 30 euros) por mes, pero puede ser mayor o menor, según los ingresos y el tipo de grupo familiar.

También habrá una devolución por los impuestos ya pagados en el año, del orden de 12.000 (160 euros) pesos para una familia tipo casado con dos hijos con un salario bruto de 80.000 pesos (unos 1.100 euros) al mes. El cronograma de devoluciones está en estudio con AFIP. Esto permitirá una mejora en el sueldo de bolsillo para dos millones de personas de alrededor de $2.000 por mes.

El nuevo mínimo no imponible del salario bruto a partir del que se paga el impuesto queda en 55.376 pesos (790 euros) para un trabajador soltero y en 70.274 (1.000 euros) pesos para un trabajador con cónyuge y dos hijos.

Los autónomos, por su parte, recibirán una reducción del 50% en los anticipos que deben pagar el resto del año.

Se incrementarán en un 40% de las Becas Progresar para los estudiantes universitarios de bajos recursos.

Para las PyME, la AFIP lanzará un plan que les da 10 años de plazo para ponerse al día con deudas vencidas hasta el 15 de agosto con tiempo para inscribirse hasta fin de octubre. Además, se ampliará de 6 a 10 la cantidad de planes permanentes que pueden tener abiertos al mismo tiempo las pequeñas y medianas empresas.

Los empleados de la Administración Pública Nacional, las Fuerzas Armadas y de Seguridad federales recibirán a fin de mes un bono por única vez de $5.000 (70 euros). Esta medida beneficia a alrededor de 400.000 personas.

Según se informó, estas medidas tienen un costo fiscal cercano a los $40.000 millones (570 millones de euros). Se asignarán partidas para la atención de estas erogaciones sin afectar el objetivo de resultado primario establecido en el Presupuesto.

Se congeló el precio de los combustibles por tres meses.

La respuesta de los mercados no se hizo esperar. El dólar siguió aumentando, situándose en $61 y el riesgo país se disparo nuevamente hasta los 1.900 puntos. Pero la plaza financiera sigue muy volátil.

Los anuncios del gobierno no dejaron conforme a nadie, no mejorarán la situación de la agobiada clase media ni renovarán la confianza en el gobierno. Macri desperdició un momento de gran expectativa por un cambio de rumbo de su administración y la posibilidad de retomar la iniciativa política después los adversos resultados del domingo.

Estos anuncios solo evidencian que la crisis electoral y económica en Argentina esta muy lejos de haber encontrado su piso.

 

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/global/macri-intenta-superar-reves-electoral-medidas-emergencia/20190815084039165343.html


© 2019 Nuevatribuna

© medio digital de información general editado por Página 7 Comunicación S.L. Madrid