Imprimir

Los neonazis aguardan la cosecha de la polémica de Vic y Torrejón

nuevatribuna.es | 29 de enero de 2010

AGNESE MARRA
Partidos como Democracia Nacional o Plataforma Per Catlunya están más felices que nunca. Sus respectivos líderes ya han encargado a sus concejales que promuevan políticas más duras que las que había en Vic o en Torrejón. El líder de PxC, Josep Anglada, está seguro que la polémica le dará más votos y está dispuesto a aprovechar el filón mediático. El ‘No cabemos todos’ está de moda.
NUEVATRIBUNA.ES - 27.01.2009

La polémica de Vic
y Torrejón está muy lejos de cerrarse. Los inmigrantes que viven en estos ayuntamientos ya pueden empadronarse, pero desconocen las consecuencias que se vienen encima. El debate sobre la inmigración y los derechos de los sin papeles está sobre la mesa y con más violencia que nunca.

Los pequeños partidos de ideología fascista y xenófoba se están frotando las manos. Democracia Nacional ya ha instruido a sus concejales en Ávila y Burgos para que presenten medidas similares a las planteadas en Vic y Torrejón. Pero el que va a sacar más tajada del debate público es Josep Anglada, el líder del partido con vinculaciones neonazis, Palataforma Per Catalunya (PxC), que también ha pedido a sus concejales en Badalona y Hospitalet de Llobregat que se pongan manos a la obra para aprovechar el tirón mediático de Vic.

Anglada está más contento que nunca. El líder de PxC está convencido de que la propuesta de Vic y su posterior rechazo le van a traer muchos más votos. “Si el alcalde de Vic hubiera sabido que esta publicidad me serviría más a mí, no lo habría hecho”, ha declarado Anglada al diario Latino .

En plena crisis económica y con el debate abierto, el panorama se presenta sembrado para poder transmitir sus ideas xenófobas. Su plan de acción siempre ha estado centrado en los municipios catalanes como Badalona o Hospitalet de Llobregat en el que el número de inmigrantes roza el 30% de la población.

Orgulloso de expresar que expulsen a todos los moros aunque matiza –“Lo que no puedo decir es que los maten”-, y de reconocer su cercanía con grupos neonazis, pero siempre cuidando el marketing de su partido: “Si yo tengo que ir a un programa donde al lado tengo a Ynestrillas, a Loyola o un cabeza rapada... que quizá yo comparto muchas de sus ideas, pero no me interesa en estos momentos, porque tenemos una línea a seguir. Tenemos que dar una imagen".

Esta última declaración fue en 2005, apenas tres años después de la fundación de PxC, donde todavía tenía que cuidar un poco las formas. En estos momentos con 17 concejales en toda Cataluña y 12.000 votos a sus espaldas, ya se puede permitir utilizar un tono más chulesco. Previsiblemente este sábado en el programa La Noria (conocido por sus debates provocadores y los gritos por doquier) Josep Anglada, que asistirá como estrella invitada, podrá desplegar toda su artillería pesada contra la inmigración.

Se puede augurar que planteará su xenófobo programa en el que propone políticas como la de derogar los subsidios a los extranjeros, retirar las becas comedor a los hijos de los inmigrantes o sugerir que el ‘delito’ de no tener papeles se contemple en el Código Penal con penas de cárcel de 5 a 8 años.

Hasta el momento una de sus políticas más conocidas ha sido la del ‘carné por puntos para inmigrantes’. Si esta media saliera adelante, los sin papeles que llegaran a Cataluña deberían conocer perfectamente la lengua catalana, sus costumbres e intereses para mantener todos los puntos en regla. El comportamiento de los sin papeles se miraría con lupa, cualquier ilegal que aceptara un trabajo informal (los únicos que les pueden ofrecer) perdería varios puntos, o si osara a aceptar un trabajo que lo pudiera hacer un español, los puntos directamente desaparecerían.

Esta propuesta política que roza la barbarie es la misma que ahora CIU quiere sacar adelante en términos más ‘políticamente correctos’. “Nuestra idea es crear un sistema de ventajas a los inmigrantes que muestren mayor voluntad de integración en la sociedad catalana. No sabemos si tendrá como nombre ‘carné por puntos’, pero nuestra voluntad es que la integración tenga un premio”, declaró hace dos semanas el portavoz de CIU, Oriol Pujol.

El control migratorio se perfila como el tema central de las elecciones autonómicas catalanas de 2011. PxC hará todo lo posible para presentarse como el partido ‘salvador de los catalanes’. Bajo la arenga ‘Aquí no cabemos todos’, los concejales de PxC se acercan a las zonas más pobres en las que ha surgido mayores problemas con los inmigrantes. “La inmigración se sufre en los barrios obreros y son sitios tan devastados que podemos conseguir muchos votos", dijo el concejal en Badalona, quien ha repartido más de 40.000 pasquines alertando de los peligros de los extranjeros. El foco de sus actuaciones se centra en en Sant Roc, Artigues, La Salut y Llefià, arrabales en los que los 34.000 extranjeros que residen en Badalona representan entre el 20% y el 30% de la población.

EL PASADO FRANQUISTA DE ANGLADA Y SU PARTIDO

Plataforma Per Catalunya nació en 2002 bajo el amparo de Josep Anglada, ex militante del partido franquista Fuerza Nueva. Su triunfo político le llegó en 2007 cuando consiguió reunir 12.000 votos y repartir a 17 concejales por diversos municipios catalanes.

La creación de este partido tiene en su origen y futuro un objetivo claro: la expulsión de los inmigrantes. El grupo se autodefine como “populista-identitario” y sus teoría racistas y xenófobas no se pretenden enmascarar, más bien su provocación es lo que le ha dejado un huequito en el panorama político catalán.

El hecho de que entre sus filas estén asesinos o ex franquistas tampoco les preocupa demasiado, más bien sienten que con ellos suman votos. El mejor ejemplo es el del responsable de su delegación de Badalona, Carles Francisoud, ex líder del grupo ultraderechista violento Milicia Catalana.

Francisoud fue detenido en 1987, junto a otros cuatro compañeros de la misma organización, tras la colocación de decenas de artefactos explosivos contra clínicas donde se practicaban abortos, sex-shops, asaltos armados a locales regentados por homosexuales y, sobre todo, ataques contra organizaciones nacionalistas e independentistas como la Crida a la Solidaritat.

Fue condenado a ocho años y seis meses de prisión por los delitos de asociación ilícita, estragos, atentado frustrado y robo con intimidación frustrado. Para Anglada eso son minucias, es más seguramente apoya firmemente el pasado de su compañero: “En nuestro partido acogemos a gente que crea en nuestro mensaje, y nos da igual su pasado o lo que pudiera haber hecho con 17 o 18 años".

Este grupo fascista y sin escrúpulos extiende sus ideas más allá de las fronteras catalanas. Sus relaciones con formaciones ultras europeas, como el Frente Nacional francés, la Liga Norte italiana o el neonazi NDP alemán, son muy sólidas y en más de una ocasión han compartido mítines y encuentros internacionales.

Esperemos que este sábado Anglada sea un freak más de los que pasan por La Noria y que su retórica anti-inmigración no sea para la población catalana el arma a la que aferrase en plena crisis económica.









Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/sociedad/los-neonazis-aguardan-la-cosecha-de-la-polmica-de-vic-y-torrejn/20100129092332037970.html


© 2020 Nuevatribuna

© medio digital de información general editado por Página 7 Comunicación S.L. Madrid