Imprimir

Lapsus, bulos y tontos

Memoria Militar Democrática | Militares y guardias civiles, en lucha por unas Fuerzas Armadas antifranquistas, respetuosas de la soberanía que reside en el pueblo español

Nuevatribuna | 21 de abril de 2020

Santiago Marín no dijo que se estuvieran vigilando, con ánimo de censura, las críticas “a la gestión de la crisis por parte del Gobierno”, como los creadores de este nuevo bulo quieren hacernos creer.

Enrique Vega Fernández | El pasado domingo 19 de abril, el general de la Guardia Civil D. José Manuel Santiago Marín dijo, en rueda de prensa, que el Servicio de Información de la Guardia Civil está luchando para “minimizar el clima contrario a la gestión de la crisis por parte del Gobierno”, pero no lo dijo, porque lo dijo en el contexto informativo de que el Servicio de Información de la Guardia Civil estaba luchando contra los bulos que se propagan por la red. Bulos, que, según el diccionario de la Real Academia de la Lengua son “noticias falsas propalada con algún fin”. Y que, por cierto, según el actual ordenamiento jurídico español vigente pueden llegar a constituir falta o delito según el bulo y las circunstancias,

Es decir, que lo que en realidad dijo fue que, dentro de la lucha contra los bulos en las redes sociales, que están proliferando desmesuradamente durante esta época de pandemia, también se están vigilando los bulos (“noticias falsas propaladas con algún fin”) contrarios a la gestión de la crisis por parte del Gobierno. ¿Por qué estos bulos, noticias falsas, con algún fin, iban a constituir una excepción a la generalidad?

No dijo, por tanto, que se estuvieran vigilando, con ánimo de censura, las críticas “a la gestión de la crisis por parte del Gobierno”, como los creadores de este nuevo bulo quieren hacernos creer.

Creo que los intentos de hacernos creer que la Guardia Civil se está dedicando a vigilar las críticas a la gestión de la crisis por parte del Gobierno es un bulo más, una mentira más, una “noticia falsa” más

Porque, además, si verdaderamente el Servicio de Información de la Guardia Civil hubiera recibido la orden o consigna de vigilar, con ánimo de censura, las críticas a la gestión de la crisis por parte del Gobierno, ¿alguien en su sano juicio puede concebir que su mando natural lo divulgue, así como así, en una rueda de prensa, que sabe que va seguir media España y que va a ser más o menos fielmente reproducida de forma inmediata por todos los medios de comunicación? Tratándose, precisamente, de un cometido asignado nada menos que al Servicio de Información, una de cuyas características, por su propia naturaleza, es la discreción y la reserva de sus actuaciones. 

No. Creo que los intentos de hacernos creer que el Servicio de Información de la Guardia Civil se está dedicando a vigilar las críticas a la gestión de la crisis por parte del Gobierno es un bulo más, una mentira más, una “noticia falsa” más “propalada” con “fines” de desgaste partidista y electoralista. Un bulo, una mentira más, de las muchas que circulan estos días por las redes, que, como apuntaba en una intervención mía anterior relativa al derrotismo, retratan a quien lo lanza, a quien la difunde, por mucho que la libertad de expresión les ampare y les permita envenenar la convivencia amparándose, muchas veces, en las sombras sin dar la cara. Porque casi nunca sabemos quién es el originador del bulo, de la mentira. Sólo conocemos a sus reenviadores, a sus tontos útiles. A ellos van dirigidas, sin mucha confianza en que sirvan para algo, estas pocas letras.

Se puede y se debe criticar la gestión del Gobierno, de este Gobierno, de cualquier gobierno, por su gestión de la pandemia, por la gestión de sus consecuencias económicas, por la gestión de las necesarias medidas sociales consecuencia de ellas, por cualquier otra gestión, con pandemia o sin pandemia y por grave que ésta sea. Lo que no se debería, aunque se pueda, es hacerlo con bulos, con mentiras, con noticias falsas, conscientemente falsas, que por eso eluden dar la cara los originadores, propaladas (fundamentalmente en el anonimato de las redes sociales) con fines espurios, que saben que arrastran a todos aquellos que prefieren reenviar a pensar con criterio propio.


Enrique Vega Fernández | Coronel de Infantería (retirado) | Asociación por la Memoria Militar Democrática

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/memoria-militar-democratica/lapsus-bulos-y-tontos/20200421170539173827.html


© 2020 Nuevatribuna

© medio digital de información general editado por Página 7 Comunicación S.L. Madrid