Imprimir

Golpes de calor. Accidente laboral mortal

nuevatribuna.es | 15 de agosto de 2019

Durante el último mes y debido a las altas temperaturas registradas han fallecido varios trabajadores mientras estaban trabajando.

Por este motivo, el sindicato Comisiones Obreras, ha exigido se establezcan medidas preventivas a fin de proteger a los trabajadores y trabajadoras que ejercen su profesión al aire libre, como en el caso de la construcción, la jardinería, el mantenimiento de carreteras, la agricultura, la limpieza viaria y la recogida de residuos, entre otros expuestos a los riesgos inherentes al sol y al calor, sin olvidar a aquellos que llevan a cabo su profesión en centros de trabajo cerrados, bajo condiciones de calor extremo, que se ve incrementado durante la época estival, cuando la refrigeración depende únicamente de la circulación del aire exterior.

El estrés térmico por calor puede originar diversos daños a la salud, desde agotamiento, calambres, deshidratación, afecciones cutáneas y golpe de calor, que cuando es irreversible, de suma gravedad puede llegar a ocasionar la muerte. La mortalidad a causa de un golpe de calor puede llegar a superar el 70% de todos los casos de personas afectadas por esta dolencia.

Diferentes estudios epidemiológicos cifran en 1.400 muertes anuales debidas al calor en nuestro país, si bien no todas las muertes relacionadas con las altas temperaturas son debidas al golpe de calor, muchas son consecuencia del agravamiento de patologías previas ya existentes

Los daños a la salud o en el peor de los casos la muerte de los trabajadores y trabajadoras expuestos a altas temperaturas, pone de manifiesto que para determinados sectores productivos, especialmente en aquellos en los que se trabaja al aire libre en verano y en horas centrales del día, el sol y el calor son factores de riesgo que han de prevenirse y evaluarse para adoptar las medidas necesarias que eviten accidentes y muertes.

Por ello los sindicatos han reclamado a las empresas que incluyan el estrés térmico en sus planes de prevención. Es necesario que el riesgo de exposición a la radiación solar esté evaluado y se adopten las medidas preventivas oportunas, comenzando por identificar los puestos y las tareas con posible exposición al calor extremo.

Así mismo, se deben analizar los parámetros que pueden agravar el efecto causado por el calor, como el uso de equipos de protección individual, la alta humedad, la falta de circulación de aire, la exposición directa al sol, el trabajo solitario, el uso de sustancias químicas, etc.

Comisiones Obreras ha exigido que se establezcan medidas preventivas a fin de proteger a los trabajadores y trabajadoras, la principal, la planificación y organización del trabajo y ha reiterado la necesidad de adecuar los trabajos de más carga, de más intensidad física, a las horas de temperaturas más bajas; planificar los trabajos limitando la exposición durante las horas centrales del día; proporcionar zonas de sombra y establecer ciclos de trabajo/ descanso frecuentes.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/actualidad/golpes-calor-accidente-laboral-mortal/20190815111302165350.html


© 2019 Nuevatribuna

© medio digital de información general editado por Página 7 Comunicación S.L. Madrid