Imprimir

Gog y Magog

Edmundo Fayanas Escuer | 13 de enero de 2021

Gog y Magog ponen sitio a la Ciudad de los Santos
Gog y Magog ponen sitio a la Ciudad de los Santos

Muy pocos habrán oído hablar de Gog y Magog y sin embargo es un término, que como iremos viendo es muy utilizado en el mundo cristiano, judío y musulmán, que como sabemos son las tres religiones monoteístas del mundo. Las tres tienen una visión muy parecida del término y de la historia de Gog y Magog.

La historia europea apenas hace mención del término Gog y Magog, de ahí su desconocimiento.

f10Para que vayan teniendo un conocimiento más detallado y conozcan una parte de la historia olvidada, les invito a que lean mis artículos publicados a lo largo del año 2020:

También les recomiendo que oigan DOBLE CARA IVOOX, “Grandes murallas de la Antigüedad, los muros de Gorgan y las Puertas Caspias.

Este artículo de Gog y Magog les servirá para complementar los anteriores y a los que añadiré uno próximamente que es “el pueblo escita”.

Espero que con esta serie de artículos tengan una visión de esta parte de la historia que la inmensa parte de los europeos desconocen y que sirva para saber que fuera de nuestra eurohistoria también ha existido la historia de muchos otros pueblos.

Magog es:

  • El nombre del segundo hijo de Jafet si seguimos la Tabla de Naciones del Génesis 10.
  • Es el nombre de una nación, tierra o reino situado en los extremos el mundo conocido, vinculado a los eventos del Juicio Final.
  • Suele ser mencionado en conjunción con Gog, nombre de su gobernante, como Gog y Magog.

Magog es mencionado originalmente en el libro de Ezequiel, siendo el país regido por un soberano cuyo nombre es Gog. Es una tierra o región vinculada a naciones ubicadas al norte de Israel, lugar de origen de una invasión devastadora.

f18

Aparece en el Apocalipsis y siguiendo su lectura, nos muestra Magog, junto a Gog, como dos naciones que se encuentran “en los cuatro extremos de la tierra”. Después del Milenio serán engañadas por Satanás para la batalla final contra el pueblo elegido. Sin embargo, el fuego del Cielo las consumirá.

Magog, con su soberano Gog, son asociados con eventos catastróficos relacionados con el final del mundo y representan a los enemigos arquetípicos del pueblo elegido y de Dios.

Magog es nombrado en el Corán unido con Gog. Se mencionan en la sura 18, conocida como “La Caverna” en relación a Dhul Qarnein [1] construyó una muralla para detenerlos más allá de las tierras civilizadas.

Más adelante, en la misma sura y en la sura 21, “Los Profetas”, se revela que en el día del Juicio este muro será “reducido a polvo”, entonces, Gog y Magog reaparecerán para la última batalla.


Pingyao, la gran muralla de la ruta de la seda


La etimología de Magog es incierta. Su primera aparición, es la del capítulo 38 de Ezequiel, es decir, que la presencia del mismo nombre en la Tabla de Naciones debe considerarse posterior.

Esto implica que Magog debe derivar de Gog, el nombre de su supuesto monarca. Se debería buscar el origen de ambos nombres en el contexto mesopotámico del profeta, pero sin olvidar sus raíces hebreas. “Ma” se ha relacionado con el asirio.

Magog no sería, entonces, sino “la tierra de Gog”. Otra derivación, basada en el hebreo, sostiene que “ma “es un reflejo de “mim”, la proposición que indica de o desde, siendo la expresión equivalente a “de Gog”.

f17El Cercano Oriente, según la visión hebrea del año 1854. Magog está ubicado al norte del mar Caspio, identificándose con los excitas, según una interpretación corriente en el siglo XIX

También, ha sido relacionado por van Hoonacker con el sumerio “Gug”, que significa literalmente “una mancha negra”, pero también “un resplandor”, dependiendo de la raíz elegida.

Esta propuesta no ha sido aceptada por la mayor parte de los estudiosos, quienes prefieren ver en Gog un calco hebreo del acadio Gugu, que no es más que el nombre del rey lidio Giges [2]. Magog es pues “la tierra de Giges”.

El problema con esta interpretación es que en el texto se dice que Gomer, es decir, el pueblo cimerio, es aliado de Magog, lo cual no corresponde con el hecho de que eran enemigos de Lidia y su rey Giges.

Sin embargo, debemos saber que Giges fue el primer soberano, en alianza con Assurbanipal [3], en derrotar a los hasta entonces invictos cimerios [4]. Esto está reflejado en el texto donde aparece encabezando una coalición de pueblos sometidos.

Algunos intérpretes ven en Magog una manera críptica de referirse a Babilonia, similar al Sesac mencionado en el libro de Jeremías 25:26, el cual es generalmente admitido como un caso de atbas [5].

Siguiendo esta hipótesis “mgg” escrito a la inversa “ggm” y sustituyendo cada letra por su precedente en el alefato hebreo da como resultado “bbl”, es decir Babel. Algunos consideran injustificada la omisión del waw intermedio en “mgwg”. Según otros autores, el nombre puede rastrearse hasta los tiempos de las Cartas de Amarna [6].

En la correspondencia existente de Amenofis III con Kadasman Bel de Babilonia se lee: “… Quién sabe si ella no es hija de una esclava, o hija de un Ga-ga-aï, habitante del país de Ga-ga, o hija del país de Hanigalbat…”.

f15Alejandro construye un muro para encerrar a Yajuj y Majuj; ayudado por los devas, los demonios

Dado el contexto geográfico, este país de Gaga corresponde a los Gagas, quienes moraron en la posterior Melitene [7], en el Alto Éufrates, el mismo donde se sitúan Tubal y Mesec. Esta hipótesis, sin embargo, sólo prueba la existencia de un pueblo de nombre similar, ocho siglos antes de la época de Ezequiel.

LOS TEXTOS HEBREOS

Ezequiel

Cuando el profeta Ezequiel introdujo el tema de “Gog contra Magog”, a comienzos del siglo VI a. C., la reputación de Magog había crecido muchísimo, hasta el punto de que ahora había engendrado a un guerrero que estaba destinado a destruir Israel y a batallar contra Dios.

Según el profeta Ezequiel, Gog llegaría algún día desde el norte con un gran ejército de caballos y jinetes, como una nube que cubriría la tierra. Entonces se abalanzaría “contra una tierra indefensa y contra gentes tranquilas que habitan confiadamente; todas ellas habitan sin muros, y no tienen cerrojos ni puertas y tomar grandes despojos”.

Por lo que respecta a los jinetes del norte, ya habían llegado, aunque no lo hicieron con un gran ejército que era como “una nube”. Pocas décadas antes del nacimiento de Ezequiel, los invasores procedentes de la estepa habían arrasado el Imperio asirio mientras avanzaban hacia Egipto. El profeta era aún un niño cuando culminó la aventura de los jinetes con el saqueo de la capital asiria de Nínive, en el año 612 a. C.


La gran muralla China


Años después, Ezequiel convirtió los sucesos de su infancia en visiones alucinatorias que iban a influir poderosamente en muchos autores posteriores. Además, inexplicablemente, la lucha de Gog contra Magog se convirtió en la lucha conjunta de Gog y Magog, y esa pareja ominosa empezó a aparecer en la literatura rabínica o en las obras apócrifas de los judíos, encarnada en la figura de dos individuos, pero también en forma de tierras lejanas o incluso de pueblos extraños.

f14Recreación de la toma de la ciudad trurkmena amurallada de Merv por los mongoles de Gengis Khan

El momento decisivo para el surgimiento de esta leyenda tuvo lugar durante el siglo I a. C., cuando el historiador judío Josefo [8] equiparó a los magogitas [9] con los escitas, el término griego que nombraba a los jinetes de la estepa. Josefo hizo después unas afirmaciones que han seguido desde entonces en el mundo de la literatura. Los escitas, dijo, habían saqueado y sometido a pillaje el reino de los medos después de que el rey de un territorio cercano al mar Caspio los dejara pasar, abriéndoles las puertas de hierro que había construido Alejandro Magno.

Las leyendas de Alejandro, por un lado, y de la Biblia, por el otro, llevaban mucho tiempo disputándose el mismo terreno. Es probable que las dos tradiciones se hubieran unido ya, ensambladas en esa idea de que Alejandro había construido una barrera de hierro para impedir el paso de los magogitas pseudobíblicos, mucho antes de que Josefo la pusiera por escrito.

Los pueblos civilizados habían descubierto que necesitaban un héroe, y Alejandro, en una versión muy distinta del hombre que realmente había sido, cumplía ese papel. Pero ¿cómo es posible que el mortal Alejandro hubiera llegado a concebir esperanzas de defender para siempre la civilización? Construyendo un muro, al parecer.

El mito del muro de Alejandro se difundió con rapidez tras su primera tímida aparición en los escritos de Josefo. Hacia el año 390 d. C., los hunos cruzaron las montañas del Cáucaso y lanzaron varias incursiones que devastaron Mesopotamia y Siria.


Las murallas de Constantinopla


Como consecuencia de esta catástrofe, los biógrafos de Alejandro se pusieron en serio a urdir sus relatos. Al poco tiempo un aura mesiánica rodeaba al defensor putativo de la civilización. En una variante cristiana anónima del popular Libro de Alexandre, Alejandro lucía unos cuernos de naturaleza divina.

Gog y Magog, entretanto, se habían convertido en reyes de los hunos, dotados con todos los rasgos estereotipados de los jinetes de las estepas. Como muchos de los bárbaros de la Antigüedad, Gog y Magog tenían los ojos azules y el pelo rojo. Sus tropas llegaban a caballo, flanqueadas por un ejército de amazonas, cerniéndose sobre los pueblos civilizados. Sus costumbres eran repulsivas. Eran muy sucios y solo se vestían con pieles. Se alimentaban de cadáveres y de sangre.

f13Mural pompeyano que representa a Alejandro Magno en la Batalla de Issos

No obstante, al recibir noticias de este dúo diabólico, Alejandro ordenó construir un gran portón de hierro en las montañas del Cáucaso. Tres mil herreros y tres mil artesanos del bronce tuvieron que trabajar sin parar en la fabricación de la puerta. Cuando estuvo terminada, Alejandro había logrado cerrar el paso al viento del norte y también a los hunos.

f12Alejandro mandó grabar una profecía sobre la puerta: dentro de 826 años, el muro se desmoronará y los hunos conquistarán Persia y Roma. Pero 940 años más tarde, las fuerzas de Dios, la civilización y Alejandro lograrán derrotar por fin a los hunos tras una guerra apocalíptica.

El libro de Ezequiel [10] recoge las visiones proféticas de un sacerdote del Templo de Jerusalén, quien se encuentra entre los judíos deportados a Babilonia en el siglo VI a. C. El principal propósito del profeta es demostrar que el exilio es un castigo divino originado en la “infidelidad” del pueblo elegido hacia Yahvé.

Ezequiel sostiene que el arrepentimiento del pueblo y su sincera conversión al culto exclusivo de Yahvé, llevaría al retorno de los cautivos a la Tierra Santa y su restauración como el pueblo escogido de Dios.

El centro de esta nueva nación sería la ciudad de Jerusalén y su Templo reconstruido. Una vez declarado este propósito divino, Ezequiel recibe una revelación, contenida en los capítulos 38 y 39, en la cual se anuncia una gran invasión sobre la Tierra Santa desde los extremos de la tierra. Este ataque sería encabezado por Gog, rey de Magog, quien gobierna también sobre Mesec y Tubal.

Los capítulos 38 y 39 hablan de una gran batalla que habrá en Israel en los últimos días y que involucrará a un pueblo de “Magog”, dirigido por un rey llamado Gog. Ezequiel describe esa guerra diciendo que se llevará a cabo en “los montes de Israel”, contra los hijos de Israel que se hayan congregado en esas tierras.

El Señor también le dice a Ezequiel que salvará milagrosamente a su pueblo de los ejércitos de Magog, a fin de que todas las naciones sepan “que yo soy Jehová” (Ezequiel 38:23). Ezequiel parece estar describiendo la gran batalla que habrá antes de la Segunda Venida, a la que comúnmente se conoce como “Armagedón”.

f21

Un detalle que puede confundir es que Juan el Revelador describió una batalla entre el bien y el mal al final del Milenio como la batalla de Gog. Así que hay dos batallas a las que se llama de Gog y Magog, la primera poco antes de la Segunda Venida y la otra al finalizar el Milenio. Son similares en el hecho de que serán terribles y ocasionarán una gran destrucción que aniquilará por completo a los enemigos de Dios y acarreará importantes cambios en la Tierra.

Entonces vino a mí la palabra del Señor, diciendo:

“Oh hijo de hombre, pon tu rostro hacia la tierra de Magog, contra Gog, príncipe soberano de Mesec y Tubal. Profetiza contra él y di que así ha dicho el Señor Dios:

‘He aquí, yo estoy contra ti, oh Gog, príncipe soberano de Mesec y Tubal. Te haré dar vuelta y pondré ganchos en tus quijadas. Te sacaré a ti y a todo tu ejército, caballos y jinetes, todos vestidos espléndidamente, una gran multitud con escudos y defensas, llevando todos ellos espadas. Persia, Etiopía y Libia estarán con ellos; todos ellos con escudos y cascos.

Estarán contigo Gomer y todas sus tropas; Bet-togarma, de los confines del norte, con todas sus tropas, y muchos otros pueblos”. Ezequiel 38: 1-6.

Este gran ejército se presenta como venido desde los confines del mundo conocido y especialmente del norte, el origen de las invasiones más devastadoras para la región. Sin embargo, y en el momento decisivo, Dios mismo intervendría para salvar a su pueblo que mora pacíficamente y le sirve con fidelidad. Los enemigos serán destruidos y el soberano Gog aniquilado con todo su poderío.

f11

En cuanto a los pueblos mencionados, Mesec y Tubal son dos reinos contemporáneos que el profeta sitúa en la zona central de la península de Anatolia, al norte de Israel. Se indica de este modo una alianza que proviene “desde los extremos de la tierra”, pero liderada por un príncipe del norte.

Gomer es el pueblo de los cimerios, un pueblo nómada originario de las costas del Mar Negro que saqueaba las regiones de Anatolia y el alto Tigris.

Beth Togarma se ubicaba en las fronteras de Tubal, quizás relacionada con la antigua Tegarama de los hititas y Til-Garimmu de los textos asirios. Oliver Gurney la sitúa en el sudeste de Anatolia y otros autores en Anatolia Central, cerca de la actual Gürün, al este de Kanesh.

¿QUÉ ES LA TABLA DE NACIONES?

La Tabla de Naciones o Descendencia de Noé, es una lista de setenta pueblos que aparece en el libro del Génesis y, ligeramente corregida, en el I Libro de Crónicas. También existe una versión ampliada en el Libro de los Jubileos.

Este elenco incluye los etnónimos [11] y topónimos usados en la cultura hebrea, considerados como parte de un mismo árbol genealógico. Es una práctica común en el Cercano Oriente.

Tomando como punto de partida a los tres hijos del patriarca Noé, únicos sobrevivientes del diluvio; Sem, Cam y Jafet se mencionan a sus hijos y nietos como los progenitores de las naciones existentes en el mundo conocido por los escritores hebreos hacia el siglo V a. C.

f9

“La primera porción salió para Gomer al este desde el lado norte hasta el río Tina; y en el norte salió para Magog, todas las regiones interiores del norte hasta llegar al mar de Me'at...”. Libro de los Jubileos, 9:8-9.

El río Tina, casi con certeza, es el río Tanais de los autores griegos contemporáneos, es decir, el río Don, y el mar de Me'at corresponde al lago Meótide, actualmente llamado mar de Azov.

Después de Ezequiel, la tradición judía modificó la expresión “Gog de Magog” en “Gog y Magog”, como podemos contemplar en la literarura de la época del Segundo Templo. El tercer libro de los Oraculso Sibilinos del siglo II a. C. los menciona a ambos de esta manera:

¡Ay de ti, oh tierra de Gog y Magog, en medio de los ríos de Etiopía! Oráculos Sibilinos, 391.

“¡Ay de ti, Gog y Magog, y además, uno tras otro, mardios y dayanos!; ¡Cuántos males el destino, os traerá! Ay de la tierra de Licia, de Misia y de Frigia. Y las grandes naciones de pamfilios, lidios, carios, capadocios y los etíopes y los árabes de lengua extraña caerán. ¿Cómo hablar de ellos? Porque sobre todas las naciones que habitan la tierra, el Altísimo enviará una plaga”. Oráculos Sibilinos, Libro III, 645 - 650.

Poco tiempo después, el Libro de los Jubileos hace tres referencias a Magog; en una de ellas repite la genealogía de Génesis 10, en la otra, Gog es el nombre de una región y en la última se le asigna a Magog un territorio cercano al Mar de Azov.

f7

En el siglo primero de nuestra era, el Pseudo Filón, también conocido como Libro de las Antigüedades Bíblicas, reelabora los relatos de la Escritura y nombra a los siete hijos de Magog, a saber: Cesse, Thipha, Pharuta, Ammiel, Phimei, Goloza, Samanachagregando que ocuparon la región de Degal, tomando esposas de los hijos de Joctán y dominando la región.

También la versión samaritana de la Torah, así como la Septuaginta griega intercambian los nombres de Gog y Magog en algunos manuscritos.

MIDRASH

En los textos exegéticos del judaísmo rabínico, Magog, a veces identificado con el nombre de Gog, aparece en las secciones hagádicas [12] o narrativas. Magog es una nación del lejano norte, nunca identificada con algún pueblo concreto, que atacará a Israel en la guerra de los últimos días.

Algunos textos dicen que el Mesías, hijo de José derrotará a Gog y Magog, pereciendo en la guerra. Tras este acontecimiento, llegará el Mesías hijo de David.

EL CRISTIANISMO Y MAGOG

Magog, y su soberano Gog, juegan un papel importante en las creencia cristianas sobre el final del mundo, así como en la geografía desarrollada por la cristiandad medieval en Europa.

f8

La mención de Magog en el Antiguo Testamento fue relacionada, aún antes del desarrollo del cristianismo, con los pueblos nómadas del Asia Central. Tras el establecimiento de la fe cristiana como religión oficial del Imperio Romano, esta identificación entre los bárbaros de más allá de las fronteras y los enemigos de Dios y de su iglesia se convirtió en parte del acervo cultural del mundo cristiano, si bien no siempre con connotaciones negativas.

Desde la Edad Media hasta el siglo XXI, numerosas iglesias cristianas han identificado a Magog con estados o grupos étnicos orientales, en especial de la gran estepa euroasiática, considerados como sus enemigos potenciales.

También los musulmanes fueron considerados por algunos como las huestes de Magog, en tanto combatían a la civilización cristiana. El mundo musulmán heredó la creencia judeocristiana en este pueblo salvaje y remoto, incorporándola a sus escritos sagrados.

APOCALIPSIS

La única mención de Magog, junto con Gog, en el Nuevo Testamento corresponde al capítulo 20 del Apocalipsis y dice:

“Cuando se cumplan los mil años, Satanás será soltado de su prisión y saldrá para engañar a las naciones que están sobre los cuatro puntos cardinales de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de congregarlos para la batalla. El número de ellos es como la arena del mar”. Apocalipsis 20: 7-8.

En los capítulos 19 a 21, Magog es el paradigma de los pueblos lejanos a los que Satanás, después de los mil años del reinado de Cristo, reclutará para la batalla final contra el pueblo elegido de Dios.

Esta batalla no tendrá lugar porque caerá fuego desde el Cielo para destruirlos, después de lo cual el diablo y sus seguidores serán atormentados en un lago de fuego y, tras el Juicio Final, llegará la Nueva Jerusalén.

f6

Como en la literatura judía del Segundo Templo, ya no se trata de Gog, príncipe de Magog, sino de Gog y Magog, expresión que se repetirá en los escritos posteriores, incluido el Corán. No se describe a estos enemigos finales y el estilo propio de este tipo de literatura tampoco permite precisar si la batalla que se describe corresponde a la del Armagedón, vista desde otra perspectiva, o una posterior como se desprende de una primera lectura.

Numerosas han sido las interpretaciones de este pasaje. En la Antigüedad y el Medievo se buscó identificar al pueblo de Gog y Magog con alguno de los enemigos de la Cristiandad, anticipar su papel en los eventos escatológicos y explicar su situación actual como resultado de algún obstáculo, como es el caso el muro de Alejandro o también llamadas puertas Caspias, que sería removido en los tiempos finales.

También se buscó en Magog al antepasado de tal o cual raza. Modernamente, los expertos han cuestionado la integridad de los capítulos aludidos, postulando distintos orígenes y épocas para cada una de las partes y han rastreado sus dependencias en la literatura contemporánea.

De esta manera, se puede poner en contexto a las visiones de Juan, mostrando como reflejan el mapa geopolítico de la última mitad del siglo I d.C. Los grupos fundamentalistas, sin embargo, rechazan estos estudios y continúan buscando en el mundo actual a esta nación que, seducida por el demonio, protagonizará la última batalla de la historia.

f5

MAGOG Y EL MUNDO MUSULMÁN

En la sura conocida como “La Caverna”, se menciona a Dhul Qarnein que a veces es identificado a veces con Alejandro Magno y en otros textos con Ciro el Grande quien viajó:

“... hasta alcanzar el lugar más oriental del continente donde vio que el Sol salía sobre un pueblo al que no habíamos concedido resguardo para protegerse de él... Hasta llegar a un valle entre dos montañas donde encontró un pueblo que apenas comprendía sus palabras. Dijeron: ¡Oh, Dhul Qarnein! Por cierto que Gog y Magog corrompen la Tierra. ¿Quieres que te paguemos a cambio de que levantes una muralla entre ellos y nosotros?” El Corán, Sura 18, La Caverna, 90 - 94.

Dhul Qarnein responde que edificará una muralla para contenerlos y el texto añade:

Y no pudieron escalarla, ni tampoco perforarla,…dijo Dhul Qarnein: Ésta es una misericordia de mi Señor, pero cuando llegue la promesa de mi Señor, próximo al Día del Juicio, la reducirá a polvo. Y la promesa de mi Señor es verdadera. Ese día dejaremos que surjan Gog y Magog a la humanidad y la corrompan, luego será tocada la trompeta y los congregaremos a todos”.

Más adelante, en la sura 21, Los Profetas, dicen:

“Y cuando se aproxime el Día del Juicio. Abriremos la barrera de Gog y Magog, y ellos se precipitarán desde todas las laderas y devastarán cuanto encuentren a su paso”. El Corán, Sura, Los Profetas, 96.

En diferentes hadices se dan más detalles sobre Gog y Magog y se dice que todos los días cavan en la base de la muralla mencionada, pero que desisten cuando llega la noche, esperando que al día siguiente puedan terminar su obra. Sin embargo, al otro día la barrera es más fuerte que antes y deben reemprender el trabajo.

Esto sucede porque al terminar su jornada omiten decir: “si Dios quiere”. Un día, lo dirán y encontrarán al siguiente su brecha tal como la habían dejado. Entonces continuarán cavando hasta superar la muralla e invadir el mundo.

f4Catedral de Ávila, Gog y Magog, Juicio final

Acabarán con las reservas de agua y las gentes deberán refugiarse de ellos en sus fortalezas. Gog y Magog, engreídos, dirán que han derrotado a “la gente de la tierra y a la gente del cielo”. Lanzarán, entonces, flechas hacia el firmamento, las cuales volverán a caer manchadas con sangre.

También se menciona a Jesús, el hijo de María, junto con los justos serán sitiados en el monte Tur. Abrumados por el hambre, invocarán la ayuda divina. En respuesta, Dios enviará un insecto o un gusano que picará en el cuello a las huestes de Gog y Magog, provocándoles la muerte.

f3Posteriormente, unos pájaros prodigiosos se llevarán sus cadáveres para que no produzcan fetidez y una lluvia milagrosa lavará la tierra. En otros hadices [13] se presenta al Profeta despertándose preocupado porque: “... la grieta del muro... acaba de abrirse un poco” y afirmando que hasta las gentes de Dios podrían perecer “si la corrupción se extiende”.

También hay descripciones de Gog y Magog como sendas naciones que contienen a otras cuatrocientas dentro de ellas, pobladas por gigantes monstruosos y prolíficos.

Existen, por otra parte, interpretaciones místicas de Gog y Magog como “el ego y los pensamientos corrompidos” según Al-Insân Al Kamil, y El hombre perfecto” del sabio sufo Al Jili.

Los estudiosos consideran que estas historias derivan del encuentro de las obras helenísticas sobre Alejandro Magno, especialmente vinculadas a su acción contra los bárbaros del norte y de este, con la escatología cristiana, incorporando temas que pueden ser rastreados hasta las culturas mesopotámicas, incluyendo la epopeya de Gilgamesh.

El ámbito privilegiado de este contacto fue, sin dudas, la región de Siria durante los años formativos del Islam.

f2

LAS TRADICIONES

Como estamos viendo, Flavio Josefo identificó a los descendientes de Magog como los excitas, un nombre usado en la antigüedad para la gente del norte del mar Negro. También se ha conjeturado a veces que los descendientes de Magog eran los progenitores de los pueblos eslavos. Para los árabes son los turcomanos descendientes de Yadjudj y Madjudj según el Corán.

f1Las Puertas Caspias o el muro de Magog se asocian con la entrada a las tierras de los excitas, en este caso se cree que los chinos son Magog. El libro etíope de los Jubileos, que es una traducción de una obra judaica intertestamentaria, dice que los proto-esenios ubicaban a Gog y Magog en Ucrania durante el siglo IV a. C.

Según algunas tradiciones irlandesas, tales como las “Crónicas irlandesas”, la raza irlandesa está compuesta por varias tribus indoeuropeas incluyendo descendientes de Magog. Baathm Jobhath y Fathochta son los tres hijos de Magog. Pantholón, Nemed e Iobath son descendientes de Magog. Se supuso que Magog pudo haber tenido un nieto llamado Heber, que se separó a través del mar Mediterráneo.

Hay también una leyenda húngara que dice que los magiares descienden de los hermanos gemelos nombrados Hunor y Magor, que vivieron a orillas del mar de Azov en los años siguientes a la inundación, el llamado diluvio universal y tomaron a las esposas de los alanos. Según una versión de esta leyenda en la Crónica medieval de Pictum, este Magor es Magog, hijo de Japheth.

Gog y magog en el arte

Magog es un personaje de la miniserie The Kingdom Come que cuenta una historia relacionada con un cataclismo entre las generaciones de superhéroes y sus malas acciones frente al legado de Superman y sus compañeros de la JLA, mientras que Gog es un dios de la era del llamado Tercer Mundo de los antiguos dioses de Nuevo Génesis de Jack Kirby.

Aparecen representaciones de Gog en los Beatos de El Escorial y de Facundo. La transliteración del nombre hebreo Gog en el idioma acadio y sumerio es Gugu y Gug respectivamente y tiene varios significados, entre ellos: tinieblas, techo, jefe, alto y con el prefijo Ma, lugar alto o tierra tenebrosa de donde vienen los excitas.


Bibliografía

H.Haag, A.Vanden Born, Fr.Serafín Ausejo. “Diccionario de la Biblia”. 2005. Herder
Harrison, Roland K. “Introducción al Antiguo Testamento. 1993.
Taylor, Preston A. “Ezequiel, El Profeta y su Mensaje”. 2005.
“Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado”. 1985. Editorial Clie 1985.


[1] Dhu al-Qarnayn.: "El de los dos cuernos", también escrito Zu al-Qarnayn, aparece en el Corán, Surah Al Kahf 18, Ayahs 83-101 como alguien que viaja hacia el este y el oeste y erige un muro entre la humanidad y Gog y Magog (llamados Ya'juj y Ma'juj).
[2] Fue el primer rey de Lidia de la dinastía mermnada. Su reinado duró desde aproximadamente el 680 a. C. hasta el 644 a. C.
[3] Reinó entre los años 668 a. C. y 627 a. C., a veces mencionado como Ashurbanipal o Assurbanipal fue el último gran rey de Asiria. En el Antiguo Testamento, es mencionado como Osnaper.
[4] Eran antiguos nómadas ecuestres que, según el historiador griego Heródoto (siglo V a. C.), habitaban originariamente en la región norte del Cáucaso y el mar Negro, en la actual Rusia y Ucrania, entre el siglo VIII a. C. y el VII a. C. Registros asirios además los ubican en la región de Azerbaiyán en el 714 a. C.
[5] Es un método muy común de cifrado (criptografía) del alfabeto hebreo. Pertenece a la llamada criptografía clásica y es un tipo de cifrado por sustitución. Se le denomina también método de espejo, pues consiste en sustituir la primera letra (álef) por la última (tav), la segunda (bet) por la penúltima (shin) y así sucesivamente. Uno de sus usos más célebres se da en el libro de Jeremías, donde a fin de no nombrar Babilonia (Babel) se utiliza el término, en atbash Sesac.
[6] Llamadas también Correspondencia de Amarna, son un archivo de correspondencia, en su mayor parte diplomática, grabada en tablillas de arcilla, entre la administración egipcia y no solo sus semejantes en Canaán, Amurru Mittani y Babilonia, sino también con estados vasallos en Siria. Estas cartas fueron encontradas en Amarna, ciudad del Alto Egipto, el nombre moderno de la capital del Imperio Nuevo del Antiguo Egipto, Ajetatón, fundada durante el reinado del faraón Amenhotep IV, también llamado Ajenatón ( 1350 - 1330 a. C.).
[7] Fue una ciudad del este de Capadocia, capital de un distrito que llevaba ese nombre, situada en la orilla de un afluente del Éufrates.
[8] Fue un historiador judeorromano del siglo I, que nació en Jerusalén (entonces parte de Judea romana) de un padre de ascendencia sacerdotal y una madre de ascendencia real.
[9] Los magogitas son los habitantes de Magog.
[10] Fue un profeta hebreo, que ejerció su ministerio entre 595 y 570 a.C., durante el cautiverio judío en Babilonia. El nombre Ezequiel en hebreo significa "Dios es mi fortaleza". Sus profecías se encuentran en el Libro de Ezequiel, siendo su mensaje de reverencia para con la santidad de Dios e incluyó reflexiones sobre la futura reconstrucción del Templo de Jerusalén, enfatizando asimismo la responsabilidad moral de cada individuo.
[11] Es el nombre de un grupo étnico. Se habla de un exónimo cuando el nombre ha sido atribuido por otro grupo, o de un autónimo si ha sido autoasignado.
[12] Designa un conjunto de narraciones de la tradición oral hebrea, así también como textos literarios hebreos de naturaleza no legalista, provenientes a veces de debates y escritos rabínicos (tal como sucede con el Talmud) y entre los que se incluyen cuentos, leyendas, parábolas, y otras tantas narraciones que pueden hacer referencia a la historia y/o la astronomía.
[13] El término hadiz designa toda narración o relato referido al profeta Mahoma, directa e indirectamente, sobre lo que este dijo (recomendando, ordenando, prohibiendo), enseñó o simplemente se vio que solía hacer, aunque no lo recomendara específicamente a sus seguidores. Hay incluso hadices en los cuales se narra simplemente que el Profeta aprobó tácitamente cierta conducta en otros, y en consecuencia tal conducta se vuelve vinculante para los musulmanes.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/cultura---ocio/gogymagog-religion-historia-cristiano-judio-musulman/20210112115155183289.html


© 2021 Nuevatribuna

© medio digital de información general editado por Página 7 Comunicación S.L. Madrid