Imprimir

"Hace falta mucha rebelión en las urnas y en la calle"

nuevatribuna.es | 25 de noviembre de 2014

Momento en el que Raquel López recibe de manos de los barrenderos una chaqueta de su uniforme en gratitud por la labor ejercida por esta concejala en favor de los derechos de estos trabajadores.
Momento en el que Raquel López recibe de manos de los barrenderos una chaqueta de su uniforme en gratitud por la labor ejercida por esta concejala en favor de los derechos de estos trabajadores.

La candidata a las primarias de IU para la Alcaldía de Madrid Raquel López apuesta, en esta entrevista para Nuevatribuna, por "fortalecer intensa y radicalmente los servicios sociales de la ciudad para garantizar la dignidad de los vecinos".

Nuevatribuna | ¿Qué te ha motivado a presentar tu candidatura a estas primarias abiertas?

Raquel López | Han sido muchos los compañeros y compañeras de IU y también muchos los trabajadores y trabajadoras de los servicios públicos del Ayuntamiento de Madrid los que me han animado a dar este paso. Represento una candidatura colectiva que tiene como razón de ser la defensa de la clase trabajadora y una manera de entender la política que pasa por la lucha constante en cada barrio y en cada conflicto.

Llevo muchos años peleando por esta ciudad y aporto mucho conocimiento sobre la situación y la alternativa política en Madrid. Creo que si por algo se me conoce es por defender obsesivamente los servicios públicos y a los trabajadores y trabajadoras que los prestan y por denunciar el expolio del patrimonio público que ha llevado a cabo el PP en la ciudad durante 25 años. No hace ni un mes, junto con el movimiento vecinal, hemos parado los planes del Opus Dei que pretendía quedarse con la Finca Torre Arias, patrimonio de todos los madrileños/as, situada en el distrito de San Blas.

¿Qué aporta a la candidatura de IU la convergencia con Ganemos?

El objetivo es echar al PP y traer un gobierno de izquierdas

La unidad de la Izquierda es fundamental en un momento que, además de ser histórico, se enmarca en una situación de emergencia social. El ejercicio de responsabilidad, no sólo de IU, sino de todas las fuerzas de la izquierda debe ser titánico. Desde la generosidad, desde el respeto a cada una de las identidades políticas de cada cual y en torno, imprescindiblemente, a un programa político. El objetivo es echar al PP y traer un gobierno de izquierdas a la ciudad de Madrid que garantice la dignidad de los vecinas y vecinas y recupere los derechos que nos han sido arrebatados.

Hace falta mucha rebelión en las urnas, mucha rebelión en las calles y mucho entendimiento entre todos y todas las que luchamos por una ciudad más justa, igualitaria y solidaria. No tengo ninguna duda de que la unidad de la Izquierda transformará esta ciudad dentro de muy pocos meses.

¿Ves posible alianzas con Podemos en la Comunidad de Madrid?

No comparto con Podemos que reste importancia a la política municipal

La unidad de la Izquierda en torno a un programa es una obsesión para IU y esperamos que Podemos también ejerza esa responsabilidad. Seguro que sí. No obstante, tendremos que esperar a que Podemos termine de elaborar y exponer cuál es su propuesta política y cuál es su definición ideológica. No entendemos muy bien lo de “situarse en la mitad del tablero”. En IU nunca hemos escondido lo que somos, nos sentimos orgullosos de ser de izquierdas. Y, personalmente, como municipalista convencida no comparto que le resten importancia a la política municipal centrándose sólo en la nacional y autonómica. Es no entender la política en la cercanía, en lo cotidiano e inmediato, que es lo que significan los ayuntamientos.

¿Crees que el cambio en Madrid, que ha sido punta de lanza del 15M y las mareas ciudadanas, puede ser inicio de un cambio de Gobierno en España?

La Comunidad de Madrid es símbolo del expolio, la especulación, la corrupción y la privatización de nuestros derechos durante 25 años, pero es también símbolo de la resistencia, de la lucha de las mareas en defensa de nuestros servicios públicos más elementales, de las Marchas de la Dignidad,  de las luchas obreras de los barrenderos y jardineros y de los trabajadores y trabajadores de Coca Cola.

Hoy, Madrid se erige como ejemplo de dignidad y firmeza y yo me siento orgullosa de su gente y sus trabajadores y trabajadoras que han dicho “basta” y que jamás volverán a quedarse en casa ante cualquier agresión sobre nuestros derechos.  Y sí, creo que el cambio en este país empieza en las municipales y autonómicas de esta Comunidad. No falta nada para echar a los que hacen negocio a costa de nuestros derechos y nos han abocado a la miseria más absoluta. 

¿Está abierta IU a posibles pactos poselectorales con el PSOE en la ciudad de Madrid?

IU aspira a gobernar con las fuerzas de la izquierda en torno a un programa de izquierdas. Yo creo que la pregunta debería ser otra: ¿Está el PSOE abierto a hacer políticas de izquierdas y renunciar a su pacto con la Troika y la política de empobrecimiento diseñada por la derecha y la (ex) socialdemocracia europeas?

No olvidemos que el PSOE aprobó una reforma laboral que nos ha dejado al borde del abismo, por el que luego nos ha lanzado definitivamente el PP; que aprobó el ‘pensionazo’, que también ha impulsado procesos de privatización de servicios públicos y que no ha movido un dedo para evitar los desahucios.

¿Cuál es tu proyecto para la ciudad de Madrid?

Se tendría que renegociar y auditar una deuda insoportable que nos deja impuesta el PP 

Una ciudad volcada en los intereses de sus vecinos y vecinas y de sus trabajadores. Una ciudad que garantice sus derechos y les haga partícipes de las decisiones que se tomen. Una ciudad en la que nunca nadie volverá a hacer negocio a costa de nuestros servicios públicos ni a costa de expoliar nuestro patrimonio. Una ciudad en la que paguen más los que más tienen, incluida la Iglesia que no paga el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Una ciudad que tendría que renegociar y auditar una deuda insoportable que nos deja impuesta el PP después de dar de comer al ladrillo y a sus amigos constructores.

Aspiro a una ciudad volcada en impulsar otro modelo productivo en torno a la industria y al fomento del empleo en los servicios públicos y que no se centre exclusivamente en el sector servicios. Una ciudad que trate a las mujeres igual que a los hombres y que priorice políticas que rompan la enorme brecha de desigualdad que hoy sufrimos en todos los ámbitos. En definitiva, una ciudad sostenible, justa, solidaria y participativa y donde sus habitantes recuperen el orgullo de vivir en Madrid.

¿A tu juicio cuáles son los mecanismos para luchar contra la corrupción?

Lo primero acabar con las privatizaciones que abren la puerta de par en par a la corrupción y a “las mordidas del 3%”. Si acabásemos con las privatizaciones de los servicios públicos impediríamos drásticamente que nadie corrompiese ni pudiese ser corrompido.

Hacen falta mecanismos de control y transparencia en todas las instancias de la Administración que sean reguladas por ley. Y, por supuesto, creemos que la corrupción debe ser castigada contundentemente con penas de cárcel. Que cunda el miedo. Ni un corrupto en libertad ni ejerciendo cargos de representación política.

¿Cuáles serían tus primeras medidas como alcaldesa?

Cuando gobernemos, las constructoras de este país ya están buscándose otra manera de hacer caja porque nos vamos a convertir en ‘su dolor de muelas’

En una ciudad con un cuarto de millón de trabajadores desempleados, de los cuales la mitad no recibe ningún tipo de ingresos, y donde hay miles de niños y niñas que sólo comen si lo hacen en el colegio, en un Madrid donde se producen cientos de desahucios al mes, la primera medida sería fortalecer intensa y radicalmente los servicios sociales de la ciudad para garantizar la dignidad de los vecinos y vecinas de Madrid y en especial de nuestros niños y niñas  y nuestras personas mayores. Y paralelamente, pondría en marcha una nueva política de ingresos que ingresaría 500 millones de euros más al año en nuestra ciudad. Año tras año proponemos esta alternativa fiscal en los Presupuestos. Sin justicia fiscal, no habrá salida posible a la crisis.

Sabemos que no somos una isla y por eso tenemos que llenar de diputados y diputadas, no sólo la Asamblea de Madrid, sino el Congreso. Aprobar leyes que doten de presupuesto la Ley de Capitalidad, diseñen otra Ley de Financiación Local, se anule la Reforma de Ley de Bases y se obligue a la Iglesia y a los propietarios de edificios históricos, como el Ritz, el Palace o la Familia de Alba, a pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles.

Y, por supuesto, revertiría los contratos integrales privatizadores que el PP se ha empeñado en dejar bien atados, por si no gobiernan condenando a la ciudad a la basura, a la suciedad y a la precariedad laboral. Cuando gobernemos, las constructoras de este país ya están buscándose otra manera de hacer caja porque nos vamos a convertir en ‘su dolor de muelas’.

¿Qué balance hace de los gobiernos del PP en la capital?

El PP ha hipotecado el futuro de dos generaciones de madrileños y madrileñas para satisfacer los intereses de las grandes constructoras de este país. La deuda insoportable que nos han dejado y el pago de los servicios públicos privatizados tiene al Ayuntamiento completamente paralizado. De hecho, dos de cada cuatro euros de nuestros impuestos van directamente a pagar los servicios que prestan las empresas (FCC, OHL,Urbaser…las de siempre) y uno de esos cuatro euros va directamente a pagar a los bancos. Y luego no hay dinero para abrir los comedores escolares en verano. Es insoportable.

No podemos permitir otros cuatro años de Partido Popular. Desde IU hacemos un llamamiento a la ciudadanía para que masivamente vote en contra de las políticas de empobrecimiento en las próximas elecciones municipales. Es la hora de que la izquierda gobierne esta ciudad y vele por los intereses y los derechos de los vecinos y vecinas y personas trabajadoras de Madrid.

¿Y de la actual alcaldesa Ana Botella?

Esta ciudad nunca le perdonará el papel que jugó durante la tragedia del Madrid Arena

Ana Botella ha seguido la estela política de su antecesor y ha aplicado con mano dura las políticas de recortes y miseria de su partido. Incluso se ha descubierto como defensora de las políticas más ultras, posicionándose en contra del derecho a la huelga, al derecho a decidir de las mujeres o defendiendo homenajes a siniestros fascistas en nuestra ciudad.

Esta ciudad nunca le perdonará el papel que jugó durante la tragedia del Madrid Arena, eso ya está en el imaginario colectivo del pueblo de Madrid. Ni tampoco olvidaremos el papelón de las Olimpiadas que fue un absoluto reflejo de una persona que, en absoluto, era merecedora de ser la Alcaldesa de Madrid. Los madrileños y madrileñas nos merecemos no volver a pasar vergüenza de nuestros representantes políticos y Madrid debe ser proyectada al mundo como lo que es, una ciudad abierta, tolerante, cosmopolita, moderna, europea y no como un reducto del conservadurismo más provinciano y rancio que representan el PP de Madrid y Ana Botella.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/espana/entrevista-raquel-lopez/20141124184524109637.html


© 2020 Nuevatribuna

© medio digital de información general editado por Página 7 Comunicación S.L. Madrid